Páginas vistas en total

domingo, 6 de marzo de 2011

CUADERNO DE VIAJE: PARQUE NACIONAL VOLCAN ARENAL. COSTA RICA (IV)

Exploto el Volcán en la mañana, del estruendo, las aves, los animales, las personas, el cielo, la vida... se pararon.susto, sorpresa. emoción, las piedras de lava que hace instantes volaban por el cielo, de repente ruedan con estruendoso impacto por la ladera del Volcán Arenal, que incendiado, inflamado, enaltecido ruge arriba con denuedo. Todos callamos. La noche, todavía se resiente y la incandescencia de las piedras hace parecer la escena un calle de guirnaldas encendidas. De repente todo cesa. Ya no hay rugido, ni llanto, ni explosiones, ni plañideras..., solo silencio.

Se nos echa encima la claridad del día y junto con ella para romper el silencio, las aves vuelven a cantar, se escucha el murmullo del Río Tabacón en la espesura, los monos gritan en el dosel, la algarabía de selva virgen se adueña de la escena. El Arenal está tranquilo, las nubes avanzan lentamente cubriendo con un manto su corona intentando calmar con humedad su sonrojo. Vemos una madre mono esconder a su pequeño y de un claro de bosque no s llega el olor a café recién hecho. Nos acercamos y un niño llora nuestra presencia, un perro ladra nuestra alegría y una sonrisa tras una ventana nos recibe. El volcán una ves más solo amenazó y no exploto. Todos estos seres a su pies viven su destino junto al volcán.

Decimos adiós y nos adentramos en un bosque lluvioso donde el sol  apenas penetra. Los pasos se marcan sobre la tierra húmeda, escasa tierra que da vida a este ecosistema donde la víbora, la tarántula y los escorpiones nos hacen caminar alerta. A lo lejos brilla un espejo , es el lago que retiene las aguas de la montaña-Nos sorprende a la llegada un nutria, que aquí llaman Lobito de Río (Lutra longicaudis), que nerviosa se sumerge y desaparece. Nos sentamos a descansar con la silueta del volcan delante nuestro,admirados de tanta belleza y un bando de Urracas Copetonas (Calocitta formosa), nos regala la última foto de la mañana, gráciles hermosas, con su copete ondeando a la brisa que nos llega de la montaña.    

Teneis aquí un enlace el RÍO SAN JUAN

No hay comentarios:

Publicar un comentario