Páginas vistas en total

domingo, 14 de julio de 2013

DIARIO DE UN VIAJERO EN BUSCA DE UN NATURALISTA: DARWIN (III) CASA DE DARWIN EN KENT


 Tras visitar el Museo Británico y el Museo de HistoriaNatural de Londres en busca de las huellas de Darwin y por encargo de Ecowildlife, hoy nos hemos acercados hasta la comarca de Kent donde vivió sus últimos años un prolífico Charles Darwin  que dedicó su tiempo no solo a la botánica sino a la redacción de algunos de sus más importantes documentos que dieron la vuelta al mundo y que cambió la concepción de la historia natural de nuestra civilización. Allí escribió el viaje de una naturalista alrededor del mundo y su Teoría de la evolución.

Para llegar a Down House, que así se denomina la casa-museo de Darwin que se encuentra a 30 kilómetros al sur del centro de Londres debemos coger un tren de cercanías en Victoria Station hasta la estación Bromley South y luego, en la misma puerta de la estación el autobús R146 que nos deja cerca de la casa. El autobús pasa cada hora por lo que si vais varios podéis coger un taxi que os acerque, el coste es de 13 a 18 libras.

El 14 de septiembre de 1842, Charles Darwin se instaló en Down House, al sur de Londres. Casado con su prima Emma Wegdwood,  tuvo con ella tres hijos. En Down el científico acabo de madurar su  idea de la evolución de las especies y  perdió el temor de ser considerado herético y al final se atrevió a publicarla.
En sus momentos de ocio creó un invernadero, que aún hoy se conserva para guardar su colección de plantas. En la casa, casi todo se conserva como él lo dejo pese a que fue alquilado tras su muerte para un internado de señoritas de clase bien;  en la planta baja  el salón del piano con la butaca de Darwin, el salón del billar donde Darwin discutió con amigos e intelectuales sus libros y escritos y donde recibió a los muchos que le ayudaron con esas teoría pero sobre todo: el estudio de Darwin.  Todo está casi como lo debieron dejar las mesas llenas de libros, lupas, fósiles y minerales que recolectó en la travesía con el Beagle. Su viejo sillón negro de respaldo alto y ruedas y su taburete de descanso de los pies. Sentado en él escribió El origen de las especies.


En la planta alta una exposición nos deja ver como fuer su vida en el Beagle, en el camarote que compartió con Fitz Roy pero lo que más me alucinó, fueron las vitrinas con sus viejos cuadernos de campo escritos a mano y garabateados. Un sueño poder tenerlos tan cerca y comprobar cómo sin darme cuenta, hago como el viejo maestro en mis salidas al campo, anotar y anotar todo lo que me llama la atención, tachar, garabatear y anotar…, !!!el método  científico¡¡¡ jajja. 

Si algún día tenéis la oportunidad no dejar de visitar este museo de la memoria de la casa de Down en Kent. 

6 comentarios:

  1. Me alegro al ver que pones "Teoría de la Evolución" Ya que solo es eso, una teoría.

    Ya te puse en algún comentario anterior sobre este tema, "que lo que es hoy, no será mañana"



    ResponderEliminar
  2. ni puta idea como siempre Javier, el le llamo Teoría, los que siguieron ya le llamaron el Origen del Hombre y no creo que haya en este mundo nadie, excepto los meapilas, algún Papa y los incrédulos como tú, que duden ni siquiera un ápice de que nuestro primo más cercano es un mono e incluso, y ahora ya solopapra tomarte el pelo, que duden que los que han salido estos días por la tele en san fermin, no sean más cercanos al burro que el mono jajaja

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué gracia! Me dices que él le llamó teoría y los que le siguieron y le seguís le llamaron el Origen del Hombre. Pues ya que citas a los creyentes y al Papa, te diré que el Darwin de ellos también promulgó, según parece, algunas cosas y los que le siguieron y le siguen le llamaron La Verdad. Aquí cada uno se inventa lo que quiere y por muy descabellado que sea, siempre tiene seguidores. Lo jodido es que según pasa el tiempo. más chorradas se dicen. Me mantengo en mi escepticismo hasta que se me demuestre y acredite la realidad de las cosas.
    En cuanto a lo que dices sobre la cercanía al burro, estoy de acuerdo, pero no solo los que salen en la tele en San Fermín, todas y todos y sobre todo las y los de este puto Pais.

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAJA tio e encontrado un incrédulo como tu que además es biólogo y cobra del estado, del estado del PP claro si no de qué, mañana te escribo sobre él, un tio que niega la evolución joder, que hasta Adan si levantará la cabeza renegaría de DIOS añ emenso del Dios que nos vende esta gentuza. EL TIO TRABAJA EN CENTRO DE INVESTIGACIONES CIÉNTIFICAS Y ENTRE OTRAS LINDECES PONE EN DUDA LA TEORIA DE LA EVOLUCIÓN, MENUDO CIENTÍFICO, claro que tu también pero tu no eres ciéntifico y además de pueblo y se te perdona jajajaja, de todas formas se que te encataría visitar la casa de Darwin, solo con verla se te pondrína los pelos de punta

    ResponderEliminar
  5. Por favor, a mi no me compares con los creyentes, yo soy esceptico en cuanto a Darwin y sus seguidores, porque el conocimiento de la evolución o procedencia de los humanos, tal y como somos, está en parigüelas y solo se basa en teorías. LO QUE HOY ES, MAÑANA NO SERÁ. Vendrá alguien que demostrará otra cosa diferente a la que dice Darwin y sus seguidores. Solo tiene que buscar por otro camino y ese alguien lo hará. Entonces otros le seguirán y volverá a parecer otro que buscará por otro camino... Así hasta que los humanos hayamos desaparecido como especie.

    ResponderEliminar
  6. jajaja lo que yo digo un puñetero creacionista o peor aún, un creacionista que no ha salido del armario, anda léete el post de hoy que hay otro como tú jajajajaj

    ResponderEliminar