Páginas vistas en total

miércoles, 10 de julio de 2013

DIARIO DE UN VIAJERO EN BUSCA DE UN NATURALISTA: DARWIN (I) MUSEO HISTORIA NATURAL DE LONDRES




Hemos partido en esta nueva escapada a buscar a un hombre que revoluciono los cimientos del conocimiento moderno con su Teoría sobre la Evolución y con ellos, también revolucionó la historia natural,  la ciencia como la creíamos hasta entonces,  las creencias religiosas de muchas gentes y en definitiva, cambió la perspectiva del hombre y su posicionamiento en el planeta, al menos para los que creemos firmemente en esas teorías. He escrito en los últimos meses mucho sobre la evolución de la vida sobre nuestro planeta (verestos enlaces), pero ahora he querido escaparme para realizar un safari urbano entorno a la figura de Charles Darwin y quién sabe si en un futuro cercano, atrevernos a guiarlas para nuestros amigos de Ecowildlife.

La primera parada en el Museo de Historia Natural de Londres del que os hablaré tranquilamente otro días, hoy solo os quiero explicar dos cosas, la primera que han abierto una la del museo con una nave nueva dedicad a explicarnos la conservación del museo y sus riquezas y que es algo asombroso en cuanto a hecho comunicativo en divulgación, algo sin parangón, como nos enseñan las tripas de un museo y a sus cuidadores de una forma didáctica para que comprendamos la importancia que tiene este tipo de museo en nuestra “evolución” algo increíble recorren las plantas del ala viendo como los conservadores se encargan de proteger todo para las futura generaciones. Como no podía ser menos esta nueva sección se llama “Darwin Centre”. Gracias maestro

Pero lo que os quería explicar en este artículo es otra cosa.  Me he sentado a los pies de la estatua del maestro (está prohibido y luego de la reflexión un guarda me lo ha recordado lo más amablemente que sabía), he mirado hacia la gran sala donde los huesos de un enorme dinosaurio dan la bienvenida al viajero y me he quedado mudo: la sala, los pasillos, el museo entero está lleno de gente abarrotado, colapsado en algunos pasillos y gentes de todos los colores, razas, edades y religiones, gentes, muchas gentes… ¿ tendrá que ver que en Londres el acceso a los museos es gratis? …, yo creo que sí. En la cuna del capitalismo, en la cuna del mercantilismo, los museos son de entrada gratuita, se han convertido en grandes atracciones de público que además, consumen en su interior. Consumen cultura, ávidos de conocimiento, consumen historia de nuestro paso por el mundo, consumen recuerdos del museo, consumen hasta coca colas, símbolo indisoluble del capitalismo más feroz…, pero están allí para verlo, para contarlo, para trasmitirlo.

Qué pena me ha dado usted hoy una vez más señor Wert, que gran pena con sus trabas a la cultura del pueblo y sus ramplonas y  pueriles excusas sobre el acceso a la cultura de la gente, de nuestra gente, de nuestros jóvenes. Por favor señor Wert cójase este año las vacaciones con su nueva novia y vénganse a Londres  aver a Darrwin y comprender sus ideas sobre la evolución, a este Londres donde los jóvenes españoles con carrera pagada por sus padres o con becas, trabajan de camareros para aprender inglés y situarse en el mundo y los políticos como usted no tienen poder para poder trabas a la cultura, todo lo contrario son bienvenidos si aportan idean nuevas…


Por cierto creí ver que el viejo Darwin movía afirmativamente la cabeza desde su pedestal de mármol…, mañana más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario