Páginas vistas en total

lunes, 5 de mayo de 2014

UN NATURALISTA TRAS LOS PASOS DE DARWIN (VI). MUSEO DE HISTORIA NATURAL DE OXFORD.


Hemos continuado de la mano de Ecowildlife la aventura que iniciamos para seguir el genio y gran maestro de la evolución Charles Darwin y si en anteriores artículos recogimos información sobre su casa de Downe,  el museo de Ciencias Naturales de Londres o rendir homenaje a los grandes patrocinadores de la ciencia mundial en el BritishMuseum, hoy nos acercamos hasta Oxford para en dos artículos recoger datos sobre la importancia de la Universidad en la vida de Darwin.

El Museo de la Historia Natural de Oxford ya nos sobrecoge en su misma entrada, ya que un  pequeño monolito nos recuerda una de esas escenas que se asientan en la memoria de todos los que amamos la ciencia. El 30 de junio de 1860 tuvo lugar aquí en la Universidad de Oxford el encendido debate entre Thomas Henry Huxley, uno de los mayores defensores de las teorías recién publicadas en “El Origen de las Especies” de Charles Darwin y el obispo Samuel  Wilberforce, el contendiente más famoso contrario a las mismas. Allí se dio el primer paso para que la teoría de la evolución hiciera tambalear de forma definitiva  a la pacata sociedad victoriana de la época y saltase sus fronteras.

En el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford es un edificio victoriano bellísimo que fue inaugurado en 1860 y cuyo fin es dar acogida a dos museos muy especiales, el de Historia Natural y el Pitt Rivers Museum, especializado en antropología. Esta catedral de la ciencia (como les gusta denominarla a los científicos de la Universidad de Oxford) es incluso más espectacular en su interior, pues la exposición principal está ubicada en un Gran  Salón techado con un tejado de cristal que soportan 30 columnas de hierro rodeadas de cuatro arcadas que dan lugar a un llamativo claustro en el que se mezcla la maestría de la ingeniería victoriana y la belleza del gótico.

Sobre esas columnas descansan figuras de homenaje a grande investigadores y científicos como Darwin, Newton, Galileo, Bacon y muchos otros y sobre su paredes y vitrinas, momentos, hitos, teorías y sueños de un mundo que ha ido cambiando en su avance gracias a a la labor de científicos y profesores, muchos de los cuales,  pisaron las famosa universidad de Oxford.


En su interior también podremos admirar y ver animales ya extintos como  la voz apagada de la más famosa ave extinguida de la historia, el dodo, una curiosa ave que desde su vitrina, nos enseña que el camino de nuestra presencia en la tierra, no puede hacerse pasando por encima del de otros seres vivos. Este viaje lo hemos hecho acompañados de varias familias con jóvenes exploradores y les garantizo que ha sido todo un descubrimiento para ellos así que , si están en Londres no duden que el museo de la Historia Natural  de Oxford debe ser un hito en su viaje. Mañana les cuento más.

2 comentarios:

  1. que interesante, magnífico y bello!!!

    ResponderEliminar
  2. si señor amigo/a desconocido, bello, interesante, genial, magistral un lugar que merece la pena visitar en Londres. saludos y gracias pro compartir mis textos.

    ResponderEliminar