Páginas vistas en total

viernes, 12 de septiembre de 2014

LA CIUDAD DE ALBARRACIN(I). TERUEL


Luce el sol gallardo ahora en su cénit, mientras poco a poco la vida vuelve a las calles de Albarracin. El jilguero, subido a los más alto de las copas de los chopos, deja escapar su trino con el mismo soniquete que lo hacía esta mañana pero ahora, a sabiendas de quedebe alzar la voz para que la ciudad y el ruido me dejen sentir su canto.


Intramuros la ciudad de Albarracín se despierta con las voces que anoche sentía, en sueños,  de moros árabes judíos y cristianos. Envuelto en  pesadillas de otros tiempos, las voces que hoy en Albarracín se escuchan, son las de los niños que corren detrás de un balón y sus madres prudentes, amables que les llaman a la  hora de la merienda mientras los hombres, en animadas charlas y en pequeños y recogidos tumultos hablan de que anoche España venció a Eslovenia y hoy son todos más felices. No se oyen  las voces del cristiano, no se oyen los gritos de los morros cuando luchan, hoy Albarracín se despierta cada mañana con el murmullo de joven TURIA, a su paso por la ciudad y quizás, en las festivas mañanas de domingo de está temprana primavera, también les suene la máquina de fotos del turista ,que  repíquetea por los rincones fotografiando los bellos lugares de esta encaramada ciudad de Albarracín. Como su vieja y remozada CATEDRAL , que ya va para quinientos años de historia y que se visita cada fin de semana junto con el Palacio Episcopal. Ciudad amurallada con recovecos de piedra que nos invitan a pasear y piedras que, cargadas de recuerdos, contienen historias de otros tiempos. Su imponente CASTILLO y sus esbeltas murallas nos recuerdan que un día fue ciudad de frontera. Así como la Plaza Mayor que recogida, celebra todavía sus mercados semanales

Para dormir nada mejor que la CASONA DEL ALJIME y no se vayan sin pasar por la panadería DEL ARCO y llevarse para casa una trenza de cabello de angel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario