Páginas vistas en total

martes, 10 de marzo de 2015

6 VIAJES INOLVIDABLES PARA 2015:LA RUSIA DE LOS ZARES EN SAN PETESBURGO(II)

Si en el último post hablábamos de un viaje salvaje e inolvidable a Ruanda, hoy nos quedamos con vieja de ensueño a una de las ciudades más bellas de la vieja Europa: San Petesburgo.

En San Petersburgo todo esta justificado, cualquier expresión de belleza tiene su contrapunto. La ciudad que el zar Pedro el Grande construyó para acercar su gigantesco reino a los focos de moda y poder del centro de Europa es una orgía de edificios neoclásicos y barrocos, palacios y más palacios, puentes, catedrales, iglesias, canales, museos, jardines. San Petersburgo es una ciudad relativamente moderna -solo tiene 300 años de antigüedad- antigua capital de un país antiquísimo, nacida en un pantanal insalubre por el empeño personal del zar y que tiene poco que ver con el resto del país  y más ahora con la locura megalómana de Putin que esta volviendo a  Rusia a sus peores momentos en lo cultural y en lo político.

Envuelta en las brumas de invierno o iluminada por el sol de medianoche en verano,  San Petersburgo ha ido nadando por sus ciénagas y canales hasta convertirse, en "una ciudad eterna", inconfundible por su belleza y su armonía. San Petersburgo ha conservado en su aspecto moderno las huellas de muchas épocas históricas.  San Petersburgo es la ventana rusa abierta a Europa, más europea que muchas otras, más rusas que la misma Moscú. La gran ciudad que soñó Pedro el Grande y la dinastía de los Romanov, donde cada piedra es história viva de un vivo país. La ciudad fue construida con un esfuerzo increíble en una zona pantanosa y gélida que sufría de los vientos del norte y las inundaciones. En ese lugar imposible el Grande quiso fundar la capital imperial que él pensaba que su Rusia necesitaba y por que entrará la cultura europea en esa parte al norte y tocando a Asia. San Petersburgo fue planeada, diseñada, construida y decorada íntegramente por arquitectos e ingenieros de Francia, Italia, Holanda, Inglaterra como remedo a las modas impuestas desde el sur.

Y en la vieja y hermosa ciudad, el  Ermitage,  el tercer museo del mundo después del Británico en Londres y el Louvre en París. Ocupa 5 edificios históricos incluso el palacio de Invierno – la residencia de los zares rusos. A finales del siglo XIX se abrió al público. El museo cuenta con más de 4 millones de objetos de exposición, como esculturas, medallas, monedas, objetos de las artes aplicadas, etc. Entre las colecciones del museo se destacan las obras maestras de Leonardo da Vinci, Rafael, Tiziano, Rubens, Rembrandt, El Greco, etc.

Todo esto lo veremos a partir del 21 de Junio cuando iniciemos esta escapada a las Noches Blancas de San Petesburgo, cuando la noche se oculta varias meses al año y nos deja disfrutar de la ciudad 24 horas al día. Más información en este enlace.



4 comentarios:

  1. Espero con impaciencia, que le dediques algun post, por favor!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, no te creas que no me haces dudar, pero solo puedo hacer un viaje al año, ¿que me recomiendas?

    ResponderEliminar