Páginas vistas en total

viernes, 16 de octubre de 2015

POLONIA(VI): PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD MINAS DE SAL DE WIELICZKA

Cuando en el año 1.978 la UNESCO decide instaurar sus patrimonios de la Humanidad uno de esos primero fueron, las minas de sal de Wieliczka. Desde entonces se constituyeron como uno de los lugares más visitados de Polonia con más de 800.000 visitantes al año. Wieliczka forma parte de las minas de sal más antiguas del mundo y han sido explotadas sin interrupción desde el siglo XIII hasta el día de  Las minas, conocidas con el sobrenombre de "la catedral subterránea de la sal de Polonia”, cuentan con una profundidad de 327 metros y una longitud demás de 300 kilómetros de laberínticas galerías a lo largo de los cuales se encuentran cámaras y capillas con hermosas figuras esculpidas que ilustran la historia de la minería de la sal.

Quizás tantas visitas le hagan perder un poco su encanto, pero si tienes la oportunidad de hacerlo, llega a última hora cuando la mina esta casi vacía y recorre sus salas y salones para admirarte casi en soledad de la magnificiencia del lugar.

La ruta turística descubre la interesante historia de la mina y permite el recorrido a través de 3,5 kilómetros de galerías a lo largo de los cuales se ven 22 cámaras con lagos subterráneos, antiguas herramientas y máquinas y diferentes esculturas y bajorrelieves realizadas por los mineros con bloques de sal. Quizás la sala más admirada, y mucho más en un país tan católico como este, sea  la Capilla de St. Kinga, una impresionante sala de 54 metros de longitud que cuenta con una exquisita decoración realizada sencillamente a base de sal y donde, como no,se rinde homenaje al papa Juan Pablo II, hijo de esta zona y auténtico héroe polaco. Os he dejado más fotografías en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario