Páginas vistas en total

miércoles, 9 de marzo de 2016

SUDAFRICA: ¿QUE NOS CONVIERTE EN HUMANOS*?: EL HOMBRE DE NALEDI

Con esta cita que enmarco en el título, el cofundador de Microsoft Bill Gates, multimillonario (dicen la fortuna más grande del planeta) y mecenas cultural, quiso encontrar la respuesta a nuestra evolución entre sus seguidores de internet, pero no lo consiguió. Ni él, ni otros muchos que lo llevan investigando hace siglos. No obstante, si que es cierto que los seres humanos somos distintos del resto de las especies, y, aunque nunca se ha encontrado una respuesta unánime ni incluso por las élites científicas, conforme se descubren nuevos fósiles, aparecen nuevas dudas sobre nuestros origen y en que momento comenzamos una evolución que nos llevo hasta donde hoy nos encontramos.

Para un observador neutral que se detenga delante de un hombre que pasea un perro, o una señora que monta a caballo o un niño que juguetea con un mono en la selva peruana, le es fácil notar que si, que realmente, somos diferentes del resto de los animales. Sin embargo, esta respuesta deja abierta la pregunta clave: de acuerdo, somos diferentes, pero ¿por qué?. Jjaja, aquí algún seguidor navarro de este blog, ya se estará haciendo el harakiri virtual. Todo parece llevar a la conclusión de que somos el resultado de un salto evolutivo. Un salto con ventajas psicológicas que para el neurocientífico francés Thierry Chaminade, experto en la evolución del cerebro humano "esta capacidad de aprender y transmitir el conocimiento a través de la cultura es lo que explica que seamos únicos”. Pero ojo, tanto él como muchos otros científicos y por supuesto otros no científicos como quien les escribe, tienen claro que no fue por casualidad, que hubo una serie de circunstancias y cambios evolutivos, como el ensanchamiento del cerebro, el bipedismo que nos permitió recorrer grandes distancias, etc... lo que nos hizo avanzar a otras animales y subirnos hasta la cima de la evolución.

Todo esto viene al caso por que hemos estado en Sudafrica con un grupo de viajeros y como nos cogía cerca, nos fuimos hasta Rising Star, unas cuevas laberínticas, antaño minas de sal, donde se descubrió en 2013 una nueva especie de nuestro género, el Homo naledi. Esta cueva ha sido declarada por los sudafricanos como Cuna de la Humanidad y reconocida por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Los investigadores creen que la sima fue utilizada por el Homo naledi para depositar los restos mortales de sus semejantes, que tenía capacidad cognitiva, "una especie de comportamiento ritual que se creía exclusivo de los humanos" como señalan los científicos de National Geographic que trabajan en la cueva. Dicen que han descubierto los fósiles de al menos quince individuos de la misma especie y la cueva todavía esconde más secretos.

La emoción de entrar dentro de la cueva, de ver parte de los trabajos que se llevan a cabo y de estar en un lugar clave para conocer más acerca de nuestra existencia y evolución, nos produjo a todos un estremecimiento. El Homo naledi aún no ha sido datado, pero sabemos cómo era: tenía un cerebro pequeño, "del tamaño de una naranja", un cuerpo estilizado de metro y medio de altura y pesaba unos 45 kilos. Sus pies y su manos eran ya semejantes a las nuestras. Pequeño pero antepasado nuestro con toda seguridad.

A todos los que llegáis o salís de Johanesburgo os tengo que decir que la visita a la cueva y el museo que se ha abierto en Maropeng, cerca de allá, es una visita agradable y sobre todo que os llenará de conocimiento. No dejéis de visitarla. Os he dejado más fotos en este enlace y os recuerdo que el número de Octubre de 2015 de National Geographic recoge este hallazgo en primicia y os explica todo lo que este humilde bloguero es incapaz de transmitir.

2 comentarios:

  1. Mira por donde, me pongo a leer tu post y no puedo creer lo que pones en el primer párrafo. "Pero si me está dando la razón" a otros comentarios que he hecho en otras entradas que tienen que ver con este tema!!
    ¡Lo que hoy es, mañana no será y ni siquiera se le parecerá!
    Sigo leyendo y... como cambia la cosa, ya estamos otra vez con teorías indemostrables.
    ¡Somos fruto de la puta casualidad! o mejor dicho, de un accidente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no por hacerte mayor cambias, vaya lenguaje que usas, que Bill gates se cuestiones cosas, como tú,lo hace humano, como a tí, otro bien diferente es que la casualidad forme parte de nuestro origen.La casualidad, como tal, no existe y no lo digo yo... "No existe la casualidad, y lo que se nos presenta como azar surge de las fuentes más profundas" (Friedrich Schiller). así querido navarro tienes que leer más y comprate la revista que aconsejo, para llegar al homo sapiens hubo otros ancestros que fueron evolucionando y si existen incoherencias en la evolución, por ejemplo tu existencia, es por que siemrpe hay una excepcion que confirma la regla jajajajajaj

      Eliminar