Páginas vistas en total

lunes, 9 de enero de 2017

TANZANIA: EL GRAN VIAJE DE LA HUMANIDAD


Comenzamos esta nueva aventura africana en Tanzania con este viaje de Ecowildlife  y como ya nos propusimos anteriormente, no solo buscamos la fauna tanzana, si no que buscamos los orígenes de nuestra humanidad es decir los orígenes de  Adan y Eva.

En 1987, la científica inglesa REBECA CAN junto con un grupo de compañeros, publicaron un estudio sobre el ADN mitocondrial de las especie humana. Habían analizado moléculas de nuestra especie de personas de diferentes lugares del mundo. Una de la conclusiones, o la menos la que mas me interesa a mi, venía a decir que " todas las secuencias de ADN mitocóndrico, provenían de una misma donante, que vivió hace 200.000 años en los confines de África con toda seguridad". Descubrieron que, seguramente, la Eva Mitocondrial, no estaba sola pero ella fue la que tuvo mejor suerte de propagarse por el resto del universo.  Todas las secuencias analizadas en todo el mundo les llevaban al mismo sitio: a África. No quiere decir eso que estuviera sola, no, solo quiere decir que el resto de congéneres se extinguió y solo se pudieron "multiplicar" los descendientes de Eva. ¿Que por qué?. Aquí hay que leerse a Darwin y su "origen de la especies" y eso ya lo hicimos antes en otro libro, recuerden "sobreviven los que mejor se adaptan".

El Valle del Rift se extiende por el norte y centro este de África desde Túnez hasta Tanzania. Louis Leakey vivió muchos años en Kenia, estudiando restos antiguos. Un día, su mujer se tropezó con el cráneo de un hominido en un yacimiento de Olduvai, cuando lo investigaron se quedaron de piedra. Con las técnicas que disponían, pudieron afirmar que aquel cráneo perteneció a un hominido anterior al hombre moderno, el Homo Erectus.  Y allí parece ser que se inicio el gran viaje ya que el adn mitocondrial de aquel hominido hembra, es hoy posible encontrar en razas y humanos de todo el mundo que conocemos. Puro, sólo lo encontraremos en africanos de aquella región, pero con  pequeñas diferencias genéticas, los hallaremos en todo el mundo.

Entonces ¿estaba allí el jardín del Edén?. Pues es posible pero para ello debemos saber donde estaba Adán y eso lo investigaremos otro día.

Estas opiniones mías son una simple interpretación de muchos libros leídos y en el que voy intentando resumir el primer viaje de la humanidad que otros, con ciencia, ya definieron antes. La expedición todavía tiene plazas libres y si quereis tener más información, os la dejo en ese  en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario