Páginas vistas en total

viernes, 31 de octubre de 2014

EN BUSCA DE GUSTAVO ADOLFO BECQUER (I)

"Cuando el Moncayo se cubre de nieve, los lobos, arrojados de sus guaridas, bajan en rebaños por su falda, y más de una vez los hemos oído aullar en horroroso concierto, no sólo en los alrededores de la fuente, sino en las mismas calles del lugar; pero no son los lobos los huéspedes más terribles del Moncayo: en sus profundas simas, en sus cumbres solitarias y ásperas, en su hueco seno, viven unos espíritus diabólicos que durante la noche bajan por sus vertientes como un enjambre, y pueblan el vacío, y hormiguean en la llanura, y saltan de roca en roca, juegan entre las aguas o se mecen en las desnudas ramas de los árboles. Ellos son los que aúllan en las grietas de las peñas; ellos los que forman y empujan esas inmensas bolas de nieve que bajan rodando desde los altos picos y arrollan y aplastan cuanto encuentran a su paso; ellos los que llaman con el granizo a nuestros cristales en las noches de lluvia y corren como llamas azules y ligeras sobre el haz de los pantanos. Entre estos espíritus que, arrojados de las llanuras por las bendiciones y los exorcismos de la Iglesia, han ido a refugiarse a las crestas inaccesibles de las montañas, los hay de diferente naturaleza y que al parecer a nuestros ojos se revisten de formas variadas. Los más peligrosos, sin embargo, los que se insinúan con dulces palabras en el corazón de las jóvenes y las deslumbran con promesas magníficas, son los gnomos".



Es un trozo de una de las leyendas de Gustavo Adolfo Becquer. La escribió a la vista del Moncayo, desde el somontano que se extiende a sus pies. Hoy parto en la búsqueda de los Gnomos, de la Brujas de Trasmoz, de las golondrinas plañideras, de los mojes de Veruela, del Moncayo. Salgo en busca de mi paisano, el poeta sevillano, pero no lo buscaré junto al Guadalquivir, los buscaré por el Campo de Borja y el Somontano del Moncayo, de lo que vaya encontrado, os dejaré notas en el blog.

martes, 28 de octubre de 2014

ECUADOR( y XII). 50 AÑOS DE LA FUNDACIÓN CHARLES DARWIN EN SANTA CRUZ




Me decía una de nuestras expedicionarias de Ecowilldife antes de llegar a las Islas Galápagos que había soñado toda la vida con ver las tortugas gigantes. Este amiga, hace más de veinte años que tiene varias décadas, como diría Joan Manuel Serrat y yo me sentí halagado de ser el encargado de ayudarle a descubrir este lugar. Yo soñé son ese momento muchos años hasta que vi cumplido mi sueño y, como he explicado muchas veces, cuando pise las islas las piernas me temblaron, los ojos se me humedecieron, la cabeza me dio vueltas y como Stendal, mi alma se quebró por el momento vivido. Hoy sigo volviendo a las islas con ilusión, pese a la masificación de barcos, la aglomeración de gente y algunas de las malas noticias sobre biodiversidad que nos llegan desde las islas.

La Estación Científica Charles Darwin ubicada en Puerto Ayora, en la Isla Santa Cruz cumplió este año 50 años, que curioso como yo; es famosa por la cría en cautiverio de las tortugas gigantes, llamadas Galápagos que viven un promedio de 150 años. La estación cuenta con un Centro de Interpretación de Historia Natural y ejecuta tareas educativas apoyando al servicio del Parque Nacional Galápagos. Esta estación es igualmente centro de operaciones de científicos extranjeros que llegan a las Islas para ocuparse de programas de investigación especiales. Hoy nos advierte que los célebres pinzones de Darwin se están muriendo por causas de una nueva especie invasora que hemos introducido. La mosca parásita, Philornis downsi,  pone sus huevos en nidos con aves en incubación y sus larvas se alimentan de la sangre de los pichones, causando a veces el 100% de mortalidad en los polluelos en un nido. Al menos 16 de las 20 especies de aves “cantoras” que solo se encuentran en Galápagos ahora se ven amenazadas por P. downsi, incluidos los emblemáticos “pinzones de Darwin”. Es el caso del críticamente amenazado Pinzón de Manglar, solo quedan 80 individuos en estado silvestre. Y noticias como esta nos asaltan cada día.

Además de la protección de la vida silvestre de Galápagos, la estación científica trabaja muy de cerca con escuelas, pescadores, agricultores, artesanos, consejos municipales, operadoras turísticas y con el Parque Nacional Galápagos. Con la finalidad de que la población y visitantes tomen conciencia y fortalezcan su colaboración para la conservación de estas Islas. La Estación Charles Darwin y sus equipos de monitoreo también se encuentran presentes en las ciudades de Puerto Villamil en la Isla Isabela y en Puerto Baquerizo Moreno en la Isla San Cristobal.

Hoy la estación de Santa Cruz, recibe miles de visitantes que con sus entradas y con sus compras, ayudan a mantener el centro. Cada día es más difícil sacar adelante a las tortugas, cada cría cuesta unos 7.000$ de media y ahora que parece que se recupera la especie, se ha dado la orden de parar el programa ya que los fondos no acaban de ser suficientes. Paseando por el kilómetro y medio de sendero,  se puede observar fragatas, lobos marinos, piqueros patas azules, iguanas de tierra, que ya dejaron de criar en cautividad, y tortugas gigantes. El más famoso de los tortugos de galápagos “El Solitario George”, el último sobreviviente de las tortugas de la isla Pinta, murió hace dos años sin descendencia y por lo tanto se dio por extinguida esta especie. Hoy el que manda en el centro es "Diego" un quelonio mandón y seductor, que al engendrar a más de 800 descendientes ha salvado de la desaparición a otra especie de tortugas gigantes en Galápagos, las tortugas de Hood o de La Española.

Diego fue repatriado a las islas ecuatorianas en 1975. Anteriormente se encontraba en el zoológico de San Diego, California, que al enterarse de que en Ecuador funcionaba un programa de reproducción de tortugas gigantes, lo devolvió. Diego fue sacado de Galápagos por alguna expedición entre 1900 y 1930. Su llegada fue providencial, pues ese año quedaban apenas 2 machos y 12 hembras de la especie Chelonoidis hoodensis de la isla Española, cuyo caparazón tiene cierta semejanza con una silla de montar. Dicen que Darwin cabalgó en uno de esos ejemplares durante su estancia en Galápagos. Todos los ejemplares fueron trasladados al Centro de Reproducción de la isla Santa Cruz, y de inmediato Diego demostró ser una potencia sexusl y no ha dejado de engendrar con las hembras hasta hoy.

Nos marchamos de Galápagos después de un viaje alucinante del que tenéis todas las entradas del blog en este enlace y las fotografía en este otro enlace. Muchas emociones y encuentros, pero sobre todo, el orgullo de haber estado en algunos de los lugares más hermosos de nuestro planeta. Buen descanso viajero.

domingo, 26 de octubre de 2014

SNORKELEANDO EN LAS ISLAS GALÁPAGOS



Un simpático vídeo realizado en las islas Galápagos con un grupo de expedicionarios en una inmersión de snorkel alrededor del islote Gardner, cerca de la Isla Floreana, con lobos marinos, tiburones de aleta blanca, tortugas marinas y miriadas de peces. Unos bellos momentos.

jueves, 23 de octubre de 2014

ECUADOR (X) CUANDO EL DIABLO VISITO EL PARAISO. ISLA FLOREANA

Desde el mar la isla de Floreana en Galápagos parece muy hermosa, su silueta con sus islotes y playas salvajes nos llaman la atención desde cubierta de nuestro barco. Una nube tapa la cumbre del Cerro Pajas, el monte más alto de la isla.

Desde la playa nos seducen las tortugas marinas que nadan en la bahía sacando la cabeza fuera del agua mientras la bañista es asustada por algún ruido al fondo, quizás los peces vela que saltan por encima de las calmadas aguas. Con el tubo puesto disfrutamos de uno de los fondos marinos más bellos que nunca vimos pero, al echar el pie a tierra, un escalofrío recorre nuestra espalda. Floreana está maldita y eN los arbustos secos de la orilla, en las escasas piedras del sendero, en el lúgubre barril que recoje correo desde hace más de 300 años y en la oscura boca de la cueva que guarda el final del camino, algo no suena bien, algo huele mal, algo parece que nos vigila.

Las islas Galápagos siempre han llamado la atención del mundo debido a su impresionante e inigualable belleza y a todo lo que Herman Melville o Charles Darwin dejaron escrito sobre ellas,  se suman muchos documentales se han grabado en sus tierras y en el mar que la circunda y que nos hablan sobre su flora, su fauna y la alucinante reserva marina en la que se sumerjen.  Sin embargo, este año se estrenó la primera película antropológica sobre el archipiélago y sobre todo sobre la isla de Floreana: Galápagos affair: Satan came to Eden, "el diablo visita el paraíso", basada en hechos reales,  los misteriosos asesinatos y desapariciones que ocurrieron en Foreana en la década de los treinta del siglo pasado y que, aún hoy, permanecen sin aclarar.

El documental es digno de una película de Alfred Hitchcock. Esta historia tiene como protagonistas a un dentista alemán Friedrich Ritter y su amante Dora Strauch, quienes llegaron a Floreana en 1929 con la intención de huir del mundo, la familia Wittmer y una pseudo aristocrata, la baronesa Eloise Wehrborn de Wagner-Bosquet y sus dos amantes alemanes, Rudolf Lorenz y Robert Philippson. Unos llegaron por placer y otros por codicia, los primeros nunca llegaron a hablarse y  en cuanto a la baronesa que llegó con la intención instalar un hotel de lujo en las Galápagos (el hotel Paraíso), impuso su ley en la pequeña isla con las armas y el poder de sus dos amanes. La historia la pueden leer en internet o ver el documental, lo cierto es que todo acabó con la desaparición misteriosa de la baronesa y Philippson, nunca se encontraron sus cuerpos, la muerte de Lorenz por hambre y sed a la deriva en la isla Marchena, y la muerte por envenenamiento del doctor Ritter. Lo que queda se te va apareciendo si caminas por la isla, restos de edificaciones, hierros retorcidos y el ruido del viento que se cuela por las escasas ruinas que quedan en pie. La isla tiene una pequeña comunidad de vecinos, escasos cien habitantes, donde vive la única superviviente de aquella historia, la hija de Friedrich y Dora: Floreana, pero nunca quiso hablar de aquellas cosas.

Sentados en la arena de la playa rememoramos los hechos dubitativos. La isla nos dejo asombrados, en la mañana recorrimos parte de la isla; una laguna seca con tres flamencos, una playa llena de nidos de tortuga y mantas cacerola que se salen del agua a capturar cangrejos, un tiburón de aleta blanca que patrulla la orilla buscando presas y los pinzones de Darwin que canturrean en las ramas secas de palosanto y en el aire los piratas, las fragatas, que sobrevuelan de nuestras cabeza..., no nos es buen lugar para pernoctar, los mejor es seguir nuestros camino como lo hicieron antiguamente los piratas que paraban solo el tiempo necesario para recoger agua fresca y llevarse carne fresca de tortuga, Floreana nos ha impresionado...

Tenéis más fotos en este enlace.

lunes, 20 de octubre de 2014

ECUADOR (VII) LAS ISLAS ENCANTADAS DE GALÁPAGOS Y SU BIODIVERDIDAD

Sobrevolamos el Pacífico desde la caótica Guayaquil siguiendo la estela de esta nueva aventura de Ecowildlife Travel en el Ecuador, nuestro destino:las Islas Encantadas.

Las Islas Galápagos es el nombre del mítico archipiélago del océano Pacífico ubicado a 972 Km. de la costa de Ecuador. Está conformado por 13 grandes islas volcánicas, 6 islas más pequeñas y 107 rocas e islotes, las cuales se distribuyen alrededor de la línea del ecuador terrestre. Políticamente, las Islas Galápagos constituyen una provincia de Ecuador, cuya capital es Puerto Baquerizo Moreno. En la terminología oficial, también se le denomina Región Insular del Ecuador. El 12 de febrero de 1832, bajo la presidencia de Juan José Flores, las Galápagos fueron anexadas a Ecuador y utilizadas como penal para delincuentes y asesinos, lo que antaño fue un refugio de piratas se convirtió en una colonia gobernadas por las armas y de luchas de delincuentes Ese carácter filibustero y huraño se atisba hoy en día en los descendientes de aquellos primeros colonos que les gustaría vivir al margen de Ecuador y de las políticas socialistas de Correa (otra vez que le nombro). Desde el 18 de febrero de 1973 constituyen una provincia de este país.


Las islas Galápagos son famosas por sus numerosas especies endémicas y por los estudios de Charles Darwin que le llevaron a establecer su Teoría de la Evolución por la Selección Natural. El nombre de "Islas Encantadas" les viene por culpa de la garua ( que hoy nos sorprendió en Santa Cruz), la niebla que las hace desaparecer y vuelve loco los sistemas de navegación tradicional y hace que muchos capitanes sufran para localizarlas. Charles Darwin  llego al archipiélago en 1.835 y permaneció nueve día en tierra y 16 en alta mar y desde el inicio le sorprendió todo lo que allá encontró llegando a escribir en su cuaderno de viaje: "Tanto en el tiempo como en el espacio nos encontramos frente al gran fenómeno, frente al misterio de los misterios: la primera aparición de nuevos seres sobre la Tierra". Darwin se encontró con animales que no existían en ningún otro lugar del mundo; descubrió además, que el archipiélago se había formado a partir de una erupción volcánica ocurrida en una época geológica reciente. Por este motivo, sostuvo que el continente americano nunca había estado unido a las islas. Y, como consecuencia, los animales que habían llegado al archipiélago desde el continente, adquirieron características muy distintas a las de sus pares continentales

Históricamente, las Galápagos fueron un escondite ideal para piratas y delincuentes. A partir de 1832, Ecuador tomó posesión de las islas en forma oficial bautizándolas con el nombre de Colón. En 1968 se constituyeron el Parque Nacional Galápagos y la estación biológica Charles Darwin, en la isla Santa Cruz. Las Naciones Unidas declararon a las Islas Galápagos como Reserva Biológica Mundial y la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad. En 1986 también fue declarado como reserva natural el mar que las rodea, por ser sus aguas las más puras y transparentes del mundo. 

Las personas que ahora conviven allí, lo hacen pacíficamente con tortugas gigantescas, iguanas de aspecto primitivo, aves rarísimas de todos los colores y tamaños. Esta fauna tiene una gran importancia científica: casi todas las aves son endémicas –exclusivas del lugar-, así como veinte de las veintidós especies de reptiles clasificados. Muchas otras especies han sobrevivido gracias a su adaptación, como las iguanas marinas que, al igual que las terrestres, alcanzan un metro o más de longitud, superando a las de cualquier otro lugar. Y además, este archipiélago es el único lugar del mundo donde aún existen tortugas gigantes. También hay pingüinos -arrastrados probablemente desde la Antártida por la corriente de Humboldt-, pelícanos, piqueros de patas azules y patas rojas, fragatas ladronas, que se alimentan del pescado cazado por otros pájaros, etc. Pero no siempre fue así ya que la delicada situación que sufren las islas y su biodiversidad es debido a la mano del hombre, de un parte por haber introducido especies invasoras. Estas especies son la segunda causa de pérdida de biodiversidad en el planeta y en Galápagos han diezmado poblaciones enteras de animales y plantas endémicas  y por otra por haber consumido, hasta el exterminio, alguna de las especies antiguas de las islas. Seguiremos hablando en próximas entregas de las islas que vamos a visitar estos días: La Española, Floreana y Santa Cruz, pero hoy os dejo más fotografías en este enlace.

domingo, 19 de octubre de 2014

ECUADOR(VII) PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DEL SOMBRERO DE PAJA TOQUILLA

El “Tejido tradicional del sombrero de paja toquilla ecuatoriano” fue inlcuido en diciembre de 2012 por la Unesco en su lista de Patrimonio de la Humanidad y le fuer otorgado a Ecuador por esta manifestación de la artesanía y tradición ecuatoriana, que se ha mantenido durante siglos. El sombrero fue introducido en la  Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad como lo son en España el Silbo Gomero, el canto de la Sibilia o el Misterio de Elche entre otros.

El sombreo denominado "Panamá" ha sido siempre atribuido a los panameños, pero nada más lejos de la realidad. Es bien cierto que la fama se la llevan los vecinos del istmo pero todos los sombreros son fabricados en Ecuador desde hace décadas constituyendo una de las fuentes de financiación de muchas comunidades indígenas.El sombrero de paja toquilla se teje con las fibras de una palmera peculiar que crece en las costas del Ecuador. Los agricultores del litoral cultivan los toquillales y recogen los tallos a fin de separar luego la fibra de la corteza verde, hirviendo esta última para eliminar la clorofila y secándola después con carbón de leña y azufre para que se blanquee.

Con esta materia prima, los tejedores comienzan el tejido de la copa y del ala del sombrero. El tejido de un sombrero puede durar de un día a ocho meses, según su calidad y finura. Nosotros compramos en el mercado de Otavalo algunos muy aparentes por 20 dólares pero en la fábrica más antigua de Cuenca, la de Homero Ortega se pueden encontrar piezas de 3.000 euros. En la comunidad costera de Pile, los tejedores confeccionan sombreros extrafinos que requieren la existencia de condiciones climáticas específicas y un número exacto de puntos en cada hilera del tejido. Finalmente se lava y se blanquea el sombrero antes de plancharlo y hormarlo.

Hasta Cuenca llegan pedidos de todas partes del mundo y ellos exhiben orgullosos las fotografía de famosos llevando sus tradicionales Panamá, la pamela de Julia Roberts en Pretty Woman, los borsalinos de Jennifer López, los elegantes sombreros de Sir Sean Connery, los curiosos del pirata más famoso Jack Sparrow y así decenas de fotografía jalonan los estantes de Homero Ortega.

Los tejedores son en su mayoría familias campesinas de las zonas de la costa, las técnicas de tejido van pasando de generación en generación y al tejerse en el hogar, la observación y la imitación más que la teórica juegan un papel importante desde una edad muy temprana. Todo el complejo proceso de  técnicas y conocimientos, acaban englobando una trama social muy dinámica que comprende, entre otros elementos, las técnicas tradicionales de cultivo y producción, diversas formas de organización social y el uso del sombrero como parte de la indumentaria cotidiana y festiva. Hemos visto cholas de Cuenca con sombreros de altísimo nivel, también indígenas cañari con una pamela muy tradicional y hombres en todas las comunidades que lo llevan como símbolo de ostentación y pertenencia. Para las comunidades que la perpetúan, esta tradición artesanal constituye un rasgo distintivo de su identidad y un componente de su patrimonio cultural. Os dejo más fotos en este enlace.


martes, 14 de octubre de 2014

ECUADOR(VI): EL OASIS CULTURAL DE LA BELLA CIUDAD DE CUENCA

Cuenca es la tercera ciudad más grande del Ecuador y capital de la provincia del Azuay,  llegamos hasta ella bajando de las altas cumbres de los Andes entre verdes valles donde diferentes grupos  de la etnias locales se entregan a la dura tarea de sacarle dos cosechas a la tierra. Dejamos atrás las planicies alpinas que el Chimborazo nos enseñó y las enormes y zigzagueantes  curvas donde nos mecimos en el tren de Alausi hasta la "Nariz del Diablo, hoy más que nunca entretenimiento turístico bastante alejado de aquella mística que antaño emanaba al bordear las cimas subido sobre los techos de los viejos vagones.

Cuenca nos recibe con lluvia pero con la hermosura que siempre le atesora, la ciudad ubicada en un valle interandino de la sierra sur ecuatoriana, es el lugar ideal para los viajeros que buscan perderse y descubrir todo el encanto y la riqueza cultural de esta zona de Ecuador. Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO sus vecinos y gobernantes se vanaglorian de este hecho y se empeñas en hacerla cada día más bella. Cuenca recoge en sus calles la estampa y la silueta de las viejas calles españolas, todas copias de la sinpar La Laguna en la isla de Teenrife. Plano en cuadricula y dos pisos por edificio así como fachadas de vivos colores en estilo republicano.

La belleza arquitectónica de su centro histórico abarca a todos sus elementos: iglesias, parques, casa coloniales, calles adoquinadas, vestigios arqueológicos de épocas pasadas y como no, el barranco del río Tomebamba que estos días viene muy crecido asustando a los turistas que huyen de sus orillas. 

Cuenca es ciudad de encuentros y de contrastes. En sus sobrios edificios institucionales y en su forma de vida se deja escapar que mantiene el espíritu conservador y tradicional reflejado en verdaderos monumentos de la cultura cuencana como la Catedral, famosa por sus cúpulas celestes, y sobre todo por su arquitectura románica, donde el oro y el mármol se prodigan entregados a la suntuosidad de la oligarquía local o por su casa consistorial, recargada y sobria a la vez con piedras rosadas que contrarrestan la belleza del resto de la ciudad.

Pero más que un recorrido turístico,  que eso lo podrán encontrar en cualquier guía de la ciudad, en este post les invito a pasear por sus calles, sentarse en el parque a ver como las "cholas" y "cholos", los campesinos venidos del campo, toman la ciudad en la mañana para hacer sus compras en el mercado central y se regalan un cucurucho de crema de mango; como las floristas arreglas sus puestos de flores para que estén lindos y sean solicitados por los cuencanos para adornar los altares de vírgenes y cristos, que de estos tienen muchos; que se acerquen al mercado artesanal para ver regalos que llevar y artesanía local; que se acerque hasta algunas de  las librerías de  la ciudad a comprar algún libro que les cuente la historia de esta bella ciudad  y sentarse a leerlo en sus parques o cafeterías y por último, que se relajen tomando un café, un chocolate o una cerveza en algunas de las cafeterías y bares que jalonan todo el casco histórico de Cuenca. Cuando haya echo todo esto, llevará varios días en la ciudad y a habrá aprendido a quererlo y cada tarde, cuando los cholos y cholas ya se marchan a sus casas,  se dejará caer por sus calles a vagabundear,  olisquear y degustar los aromas y sabores de la ciudad de Cuenca.

domingo, 12 de octubre de 2014

ECUADOR(V):ALEXANDER VON HUMBOLDT Y LA AVENIDA DE LOS VOLCANES

Seguimos con esta aventura de Ecowildife por La Avenida de los Volcanes descubriendo al gran científico Alexander von Humboldt.

Los Andes son un accidente geográfico que abarca alrededor de 7.000 kilómetros de longitud y asombra a todos los que han atravesado. Su angostos valles, su alturas épicas, sus ríos violentos, son la expresión de que aquí la tierra sufrió durante mucho tiempo y. de bien seguro, seguirá sufriendo durante mucho más. La “Avenida de los volcanes”, así fue como  el explorador y científico alemán Alexander Von Humboldt, bautizó a la cadena montañosa que atraviesa el país de norte a sur en 1.800. Como muchos el sabio alemán quedó prendado por el paisaje y lo que allá fue descubriendo. Pero a pare de todas las explicaciones científicas que el alemán descubrió,   encontró  una explicación antropológica de toda la diversidad de la vida que halló en medio de las montañas. Los pobladores andinos han desarrollado sus culturas relacionadas a su entorno, adaptándose y modificándolo para ampliar sus modos de producción, expresión y recreación.

Hace años recorrer estas tierras a lomos de mulas como lo hiciera Humboldt o en autobús como lo hacíamos algunos avezados turistas era toda un aventura. Hoy en día podemos hacerlo a través de la Panamericana, un obra rehecha por el presidente Correa (una vez más salió el dichoso Correa en el artículo), que conecta montañas y poblados desde el norte, en la provincia de El Carchi, cruza todo el callejón interandino, donde se encuentran íconos del turismo como Otavalo, Quito ciudad Patrimonio de la Humanidad, la Mitad del Mundo, las Termas de Papallacta, Mindo, El Parque Nacional Cotopaxi, el volcán Quilotoa, la turística Ciudad de Baños, el Parque Nacional Sangay, las Ruinas de Ingapirca, el tren de la Nariz del Diablo, Cuenca la segunda Ciudad Patrimonio y el Parque Nacional Cajas, que son algunos de los destinos más conocidos.  Pero sobre todo esta obra a conectado a ecuatorianos y ecuatorianas de todos los rincones del país haciendo de puente de comunicación entre algunas de la culturas más separadas y que cohabitan en este singular y bello territorio sudamericano.


Los textos suramericanos de Humboldt comprenden treinta volúmenes publicados en treinta años. Se atribuye a Humboldt la invención de nuevas expresiones, como isodinámicas, isotermas, isoclinas, Jurásico y tempestad magnética. Desarrolló las bases de la geografía física, la geofísica y la sismología.  Y lo más importante de su vasta obra, demostró que no puede haber conocimiento científico sin experimentación verificable, es decir que toda la ciencia debe ser refutable y demostrable, algo que para la época pacata y dictatorial en la que se desenvolvió resulto todo un reto.

La vida en los andes gira alrededor de las tradiciones y expresiones de los pueblos, ayer conocimos a un kitchwa que pintaba en naif las costumbres de sus pueblos, vimos miles de guayas disfrutar de la alegría en Baños o pudimos comprobar como las fiestas de los pueblos siguen siendo tan autenticas como que pasean a sus vírgenes disfrazados de demonios y ángeles  y bailando músicas alegres o la honoran en capeas improvisadas  en las plazas de los pueblos. La altura de las montañas y sus diversas temperaturas han marcado la cultura de las personas que la han habitado a través de los siglos.  Nosotros nos alojamos y dormimos en la hacienda La Cienega, donde lo hiciera el aleman en aquellas épocas. Y nos gusto


lunes, 6 de octubre de 2014

QUITO: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD HACE 12.000 AÑOS

Hoy se levanto el día soleado y nos subimos al Panecillo para contemplar la ciudad de Quito. Desde arriba el Cotopaxi, el Cayambé, el Pichincha ( el que tiene la cara del Mariscal Sucre marcada), todos los volcanes que protegen esta bella ciudad, amanecen hoy altivos, unos coronados con blanca nieve otro con la espuma de nubes blancas que hacen hermosa la postal. Es domingo y las familias vienen a relajarse en este mítica colina a más de 3.000 metros de altura.

Hace 12.000 años llegaron los primeros humanos a Quito, aquellas primeras naciones que se expandieron por toda América, más tarde hace 3.500 años los Incas se instalaron en esas tierras creando una segunda capital de un imperio que gobernó estas tierras varios miles de añon y luego más tarde, hace algo más de 500 años llegamos los europeos con nuestros caballos, nuestras espadas y nuestras "barbas".  Todos aportamos algo a este crisol de culturas que es Quito, y eso lo vemos hoy al pasear por esta bella ciudad, una enorme carga cultural, que vemos en el mestizaje de sus gentes; social que contemplamos al ver la vida pasar desde la Plaza de San Francisco; política que vemos recuperarse ajena un poco ya a la corrupción de gobiernos anteriores y con la esperanza puesta en Correa (es curioso la segunda vez que le nombre en dos días) y económica ya que la ciudad bulle de negocios, economía y comercio. Quito es capital del Ecuador, Patrimonio de la Humanidad y lugar de encuentro, pero antes de ser ciudad, fue suelo milenario, hogar de toda una civilización con más de 12.000 años de antigüedad.

Durante la época precolombina, varios grupos indígenas habitaban el área de la actual Quito, entre estos los Quitus, de los cuales la ciudad toma el nombre. Con la ciudad bajo el control de los Incas a principios del Siglo XVI, se convirtió en la capital Inca del Norte. Es famoso el episodio del cacique  Rumiñahui,  incendiando la ciudad para no dejarla en manos españolas.  Sebastián de Benalcázar uno de los adelantados españoles,  inició la reconstrucción de la ciudad desde las ruinas que dejara atrás Rumiñahui y es por ello que no se ven vestigios precolombinos en sus calles ya que no quedo nada para conservar. Si lo vemos en el remodelado parque central, donde antaño estaba la parada de autobuses. Sus exposiciones, cuadros y atracciones resuman un sabor a Inca y un sabor a amor por lo que fueron que no deja lugar a dudas..

Quito fue la primera ciudad en el mundo en ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por las Naciones Unidas en el año 1978 junto con Cracovia en Polonia y hace dos que recibe el honorario titulo de mejor ciudad del turismo latinoamericano de la que todos se sienten muy orgullosos y hacen gala. Pero el verdadero patrimonio esta en sus calles. Caminar por su centro histórico, con cuidado sobre todo por la noche, nos trae recuerdos y olores de esos tiempos, cascos de caballo sobre calles empedradas, el cruce a veces con lugareños  ataviados con sus ponchos y sombreros y conversaciones de viejos indianos en los parques públicos. Pero hoy es domingo y eso nos llena de nuevos olores y escenas cotidiana. El centro se cierra al tráfico y los jovenes pasean con sus bicis, las familias que llegan del pueblo compran en las tiendas, huele  a asado y la música suena en la calles con mucho volumen; las madres pasean a sus criaturas y les compran helados en el señor del carrito o un globo a la globera, en la calle tambien hay hombres que discute de fútbol y dos borrachos que se pelean a maporros para jolgorio general y preocupación de una chica policia que intenta separarlos. Mismas costumbres que hacen en España buena parte de los que emigraron buscando un mejor futuro. Pero sobre todo, Quito es el deambular por hermosas plazas blasonadas, todos en la misma dirección, los turistas, transeúntes, vendedores y mendigos.

También, al recorrer sus calles, o acercarnos a la Mitad del Mundo, vemos esas mixturas de prácticas cristianas católicas con creencias que remiten a lo solar, lunar y a la naturaleza.  Ritos que se hacen en la misma puerta de sus iglesias y santuarios. Y al caminar vemos ese mestizaje que al mismo ecuatoriano le cuesta digerir, los quiteños buscan su identidad intentando no olvidar la cultura de sus ancestros perdidos pero mirando a un futuro que comienza a adentrarse en su horizonte.

Quito, con sus iglesias, su patrimonio histórico, sus cielos azules, pero sobre todo con su gente, ya  no es solo la ciudad de paso que conocimos antaño en el tránsito hacia Galápagos o  la Amazonia, como entonces, como cuando los incas hicieron de este lugar centro de su cultura, Quito quiere reencarnase como  centro cultural, social, económico pero, sobre todo,  espiritual de toda ésta región andina y nunca debemos olvidar, que este suelo que hoy hemos pisado, es, aún, un suelo sagrado para muchos incas. 

Os dejo más fotos en este enlace de Ecowildlife. 

domingo, 5 de octubre de 2014

ECUADOR(II). EL MERCADO INDÍGENA MÁS GRANDE DEL MUNDO: OTAVALO

Seguimos con Ecowildlife por este viaje etnográfico a Ecuador. Hoy Otavalo y su mercado indígena.

Otavalo es una ciudad de la provincia de Imbabura, en Ecuador; situada a 110 kilómetros al norte de la ciudad de Quito. Antes la carretera que las unía, la famosa panamericana, se resolvía en las quebradas hasta alcanzar su objetivo varias horas más tarde. Correa, un presidente del que muchos hablan excelencias, esta empeñado en hacer la carretera en el cruce por Ecuador una autovía que aligere la vida de los que tienen que cruzarla, y a fe que lo está consiguiendo, pero hace unos meses un terremoto le jugo una  mala pasada y se llevo por delante un buen trozo de la misma. El empeño sigue y están trabajando duro para volver a arreglarla pero mientras tanto, seguimos contorneándonos en esta vieja vía durante casi cuatro horas desde Quito a Otavalo.

Este valle andino es hogar de la etnia indígena kichwa de los Otavalos, famosos por su habilidad textil y comercial, son bien conocidos ya que las mayoría de los que vemos tocan música por plazas y calles de Europa. Ese afán comercial de esta etnia ha dado lugar al mercado artesanal indígena más grande de Sudamérica. La Plaza de Ponchos o Plaza Centenario es, sin lugar a dudas, un centro de confluencia a donde gente de todas partes del mundo llega para admirar la diversidad y habilidad artesanal y comercial de esta etnia ecuatoriana que llego desde el vecino Bolivia ya hace unas centenas de año, con Chichicastengo en Guatemala, uno de los más hermosos que yo he visto.

Como es sábado, antes de llegar pasamos por el mercado del ganado donde los locales se afanan en comprar sus "chanchitos" para el engorde. Es tradición comer un cerdo asado por carnaval y eso hace que hoy el mercado este animado.Las chicas se quejan de que hoy es mal día que solo han logrado vender un ternero. Como aprendiz de antropólogo este lugar me resulta realmente increíble.

Más tarde, ya en el centro de Otavalo,  un serpenteante laberinto de telas y ropas de vivos colores se desparrama por un gran número de calles aledañas a la Plaza de los Ponchos. El resto de la semana se restringe a la Plaza y a los locales comerciales de los alrededores, pero hoy es sábado y viajan gentes desde todo el valle a comprar y vender sus mercancías. No hay muchos turistas, unas cuantos franceses y nosotros. Casi de todo es posible encontrar mientras se deambula por las calles atestadas de ofertas, desde abrigos, pasando por charangos de armadillo, pinturas, bisuterías, artesanías, tapices para las paredes y hasta huevos fritos de cerámica.  


Los indígenas otavaleños  han llegado a ser, posiblemente, la población indígena más próspera y más famosa de toda América Latina. Puede ser que en parte por su éxito económico, los Otavaleños se las han arreglado para preservar cientos de años de tradiciones e identidad cultural.  Aun son fáciles de identificar, las mujeres por su vestuario tradicional, con sus blusas blancas bordadas y sus collares de cuentas o mullos dorados, mientras que los hombres llevan el cabello largo tejido en una trenza, pantalones blancos por los tobillos, ponchos y sandalias, pero estos son los más ancianos, los más jóvenes, desgraciadamente,  van muy "yanquizados" con gorras de béisbol y tejanos, esos si casi todos llevan su larga trenza. Os he dejado más fotos en este enlace.

miércoles, 1 de octubre de 2014

VIAJE ETNOGRÁFICO A ECUADOR(I)

Comenzamos una nueva escapada a Ecuador con Viajes Paco y Ecowildlife Travel y algunos expedicionarios gallegos que podréis seguir a través de este blog. Lo hacemos siguiendo los pasos de dos grandes de nuestra historia, Alexander von Humboldt y Charles Darwin. De ellos ya os iré hablando hoy os quiero presentar el destino.

La primera etapa de la historia del Ecuador se remonta hasta las sociedades aborígenes, hace aproximadamente 15.000 a 20.000 años A.C. Su una economía basada principalmente en la recolección y la agricultura y su cultura con sus propias creencias y mitos.  Su existencia se prolongó con la llegada de los incas y practicamente hasta su exterminio bajo en el siglo XVI cuando llegaron los conquistadores españoles. Con Simon Bolivar como estandarte, Ecuador se incorpora a la Gran Colombia y alcanza definitivamente su independencia convirtiéndose en república en el año 1830.

Ecuador es un paraíso, uno de los países más biodiversos del mundo, que se encuentra situado en la misma línea del ecuador y teniendo como frontera en el norte a Colombia y en el sur  a Perú y estando bañada por el océano Pacífico. Esta privilegiada situación le convierte en un lugar donde el clima y la geografía son influidos constantemente por esta privilegiada situación. Ecuador  aprovecha y explota esta deferencia y hoy en día es un paraiso para los amantes del ecoturismo y la naturaleza.

Cuatro son los grandes territorios geográficos y a los cuatro nos vamos a desplazar para conocerlos de cerca. Las Islas Galápagos, laboratorio natural donde Darwin creyó que algo era diferente en nuestro devenir y  donde animales prehistóricos conviven desde hace siglos, todo ello rodeado de un mar de profundo color turquesa permite descubrir paisajes y es, en su interior,  un laboratorio vivo para la ciencia y la investigación.

Los Andes, que recorriera Alexander Von Humboldt,  en el interior verde,  un  vasto territorio situado a lo largo de una larga cordillera que hermana a todo el subcontinente latinoamericano. Montañas, cerros nevados, volcanes incluido el denominado monte "mas alto del mundo" del que ya les hablaré, valles, páramos, lagos, pueblos indígenas  e históricas ciudades que descubriremos en nuestro camino

La Amazonía un territorio con inmensos e impenetrables bosques en una atmósfera siempre húmeda. La amazonía ecuatoriana que navegaron los conquistadores españoles por primera vez de una punta a la otra a través del río Napo. Aquí encontraremos especies únicas y salvajes y seguramente muchas de las más de 1700 aves que  viven en estas vastas y antiguas tierras. Como no, tendremos encuentros con las comunidades locales e indígenas que mantienen sus ancestrales tradiciones vivas.

Y por último la Costa y sus verdes playas, sus  modernas ciudades y los restos de la cultura Pre-Colombina nos abrirán la puerta a este Ecuador infinito y casi desconocido, hoy más que nunca hermanados con España a través de casi 600.000 inmigrantes que acogemos en nuestro país.

Gracias por seguir esta escapada. Os iré colgando las fotos en este enlace y cada dos días iré
publicando un nuevo artículo.