Páginas vistas en total

domingo, 19 de mayo de 2019

LOBOS POR EL MUNDO


Uno piensa que se ha escrito todo sobre el lobo. Cuando se enfrenta a la necesidad de escribir otra vez sobre esta especie, el vértigo no es ante la página en blanco sino ante las páginas y páginas que le llevamos dedicando a este animal desde que los representamos cazando en pinturas rupestres. Sin embargo, es tal su área de distribución mundial que abarca la práctica totalidad de dos regiones zoogeográficas, la Holártica (Eurasia y Norteamérica) y la Indica(subcontinente indio), tal la cantidad de hábitats que es capaz de ocupar, banquisa ártica, tundras desiertos, bosques y montañas, que si viajas por el mundo en pos de la fauna salvaje es imposible no saber de él.

Y el lobo es tan adaptable que ha dado lugar a muchos lobos diferentes. Especie, subespecies, ecotipos, tantos lobos, que es imposible que los naturalistas o los científicos que hemos dedicado parte de nuestra trayectoria a observarlo y estudiarlo podamos haberlo escrito todo sobre la especie.

Los viajeros y naturalistas de Ecowidlife, en nuestras expediciones hemos tenido la inmensa  fortuna de cruzar la mirada con los lobos de tres continentes. Ya sea como especie emblema de esas expediciones como ocurre con las que tienen como destino los bosques y costas salvajes del Canadá, en territorios que parecen por momentos verdaderos laboratorios evolutivos, en los que casi se pueden presenciar en directo estadios intermedios entre especies diferentes.

También son los protagonistas de nuestros viajes al Sistema Central, donde las manadas viven en el interior de grandes fincas ganaderas, formando parte de un paisaje único, modelado durante milenios por las razas vacunas autóctonas y donde la conservación del lobo pende del fino hilo de la coexistencia.


Vídeo de lobos y osos en los Cárpatos rumanos

Secundarios maravillosos en nuestras expediciones a la Rumania salvaje y a la salvaje Polonia. Allí hemos podido observarlos en los hayedos misteriosos o en los prados de montaña, como fantasmas grises. Y en Rumania tuve la suerte de encontrarme con el Extraño de Zarnesti, aquel cojo que resumía el extraordinario afán de supervivencia de su especie.

Y los últimos en incorporarse han sido los legendarios y desconocidos lobos indios. Kipling los soñó como la familia adoptiva de Mowgli en las colinas de Seone y parece ser que lo fueron realmente de las niñas Amala y Kamala.


Los lobos que nosotros buscamos por las tierras áridas de la India, son la quintaesencia de la especie. Despojados de los gruesos pelajes de sus lejanos parientes boreales aparecen esculpidos en ese material irrompible de los genuinos habitantes del desierto. Con vago aspecto de chacal pero sin perder en ningún caso ese aura de fiera grandeza de su estirpe de cazadores. Los lobos indios se alimentan allí de antílopes negros y gacelas.


Vídeo de lobos indios en Jhalawar

Será interesante observar cómo encaja en lobo en territorios donde los grandes felinos enseñorean la pirámide ecológica. Y cómo es allí su antigua relación con nuestra propia especie. En el último censo de grandes carnívoros realizado en el Rajasthan hace dos años, todos las especies presentes, tigre, leopardo, hiena rayada y oso bezudo habían aumentado sus efectivos con la única excepción del lobo. 
Según pudieron concluir los investigadores, la percepción de la población humana hacia la especie era mucho más negativa que hacia cualquiera de las otras estudiadas. En la India rural entienden al lobo como un animal perjudicial, fundamentalmente por la depredación de ganado.

En un país donde el hinduismo lo sacraliza todo, donde la coexistencia con los grandes carnívoros viene marcada por su extraordinaria espiritualidad, el lobo sigue siendo el forajido de otras latitudes. Y como ocurre en toda su área de distribución, resiste a la eterna persecución gracias a su prodigiosa elasticidad ecológica.

Lobos en la Sierra de Guadarram en Segovia

No me cabe ninguna duda de que el lobo continuará desvelándonos sus historias en nuestros encuentros con él por todo el mundo y que continuaremos llenando páginas únicas e irrepetibles con ellas.


Si quereis ver las salidas que tenemos al mundo del lobo, la tenéis todas en  el calendario anual de wildlife.

JOSÉ CARLOS DE LA FUENTE

Lobos en la Sierra de la Culebra y centro de interpretación del lobo de Robledo de Sanabria en Zamora

jueves, 16 de mayo de 2019

CANADÁ: UNA EXPEDICIÓN EN BUSCA DE LOS PRIMEROS PUEBLOS INDÍGENAS

Si alguna vez alguien preguntara qué rincón de la Tierra expresa mejor la infinita belleza de la vida salvaje, muchos de nosotros hablaríamos de Canadá. Un vasto territorio que despacio y en silencio, como hace la araña, teje una inmensa red de emociones. Canadá te atrapa. Y te atrapa para siempre.

Siglos atrás, los pueblos nativos de Bow Valley cazaban bisontes en las abiertas praderas del valle. Canadá, con 30 millones de bisontes a lo largo de su territorio, permitió la práctica extinción de la especie en los años1800. Varias fueron las razones de esta dura persecución; el comercio de su piel, la provisión de carne para los trabajadores que construían el ferrocarril transcontinental, y la firme voluntad del hombre blanco de eliminar a los pueblos nativos de Norteamérica que dependían de su carne para sobrevivir.

Casi lo consiguen. La extinción del bisonte tuvo consecuencias devastadoras para los pueblos indígenas. También para los osos y los lobos.

Después de 140 años sin bisonte, el 1 de febrero de 2017, Parks Canadá reintrodujo 16 bisontes -con sus 10 hembras gestantes- en Panther Valley, al noreste de Banff National Park. Antes de hacerlo, pidió al pueblo Nakoda preparar espiritualmente la tierra que el bisonte había de volver a pisar por vez primera desde su exterminio por el hombre blanco. Fue su forma de honrar el ancestral vínculo de los pueblos nativos con el bisonte, símbolo de la totalidad, de todo cuanto existe.

El bisonte vuelve hoy a campear por las montañas Rocosas de Banff, cumbres sagradas de los Stoney-Nakoda, lugar de esperanza, de visión y de refugio. Lugar donde el Gran Espíritu habla al pueblo de las Montañas de Luz […]

Amanece. Esperamos ansiosos el momento de acercarnos a los lobos, y mientras esperamos, un aullido rompe el silencio del bosque. Otro lobo se une al canto. Y otro. Y otro. Los lobos han percibido nuestra presencia y han decidido manifestar la suya. De forma contundente. Como son ellos.

Recorrer la taiga entre lobos es una de las experiencias más intensas que podemos vivir. Recorrer la taiga entre lobos rompe corazones de artificio y nos reconecta con nuestro yo más profundo, instintivo y salvaje. Nuestro yo-naturaleza.

En agosto salimos en una nueva expedición que organizamos conjuntamente Biotop y Ecowildlife en busca de las salvajes tierras del oeste canadiense, tenéis toda la información en este enlace.


JUDITH ESTRADA

lunes, 13 de mayo de 2019

CHINA: UN VIDEO-VIAJE PARA CONOCER CHINA

                            Acabamos de llegar de China en un viaje irrepetible, un viaje en el que hemos recorrido miles de kilómetros entre la bulliciosa Hong Kong y la ciudad que nunca duerme Beijing. En el tránsito joyas como los parques nacionales de Bingfexia y Tianmen y rincones únicos como el río Li y sus pescadores de cormoranes o  la hermosa Chengdu.

Un viaje que repetiremos el próximo año con el objetivo de ir conociendo este inmenso país de 1.500 millones de personas y donde no hay un solo instante para la pereza o el aburrimiento.

Espero que disfrutéis con las imágenes del vídeo y si quereis ver las fotografías de viaje, las tenéis en este enlace.


sábado, 11 de mayo de 2019

DÍA MUNDIAL DE LAS AVES MIGRATORIAS: EL AVIÓN COMÚN


Para una avecilla que pesa de 15 a 25 gr. realizar dos viajes anuales de unos 6000 km es una proeza extraordinaria, pero si además han de cruzar de norte a sur y de sur a norte un espacio tan extenso y mortífero como es el desierto del Sahara, su odisea queda absolutamente teñida por la épica. Y en eso está el protagonista de nuestro pequeño relato, un avión común que regresa a su territorio de cría, probablemente a la colonia donde nació en un pueblo de la costa mediterránea.

Ha pasado el invierno en el África subsahariana, cuyos hábitats aún son tan acogedores que permiten la invernada de 220 millones de golondrinas procedentes del hemisferio norte. Un día, después de agotadoras etapas de 200 o 300 km el avión llega a la plaza del pueblo donde radica la colonia de estos hirundínidos. Las decenas de nidos se distribuyen en las fachadas de los viejos edificios que rodean la plaza, mucho más hospitalarios que las construcciones modernas que ofrecen menos posibilidades a la fauna que ha escogido las poblaciones humanas como hábitat. Si nuestra golondrina es un macho veterano revisará varios de los nidos de la colonia, quizá incluso el que utilizó con su pareja para la cría del año anterior. Normalmente, cuando se decida, se hará fuerte en uno de ellos convirtiéndolo en un territorio de unos pocos centímetros cuadrados que defenderá de sus congéneres. Si, en cambio, es un macho primerizo, construirá uno en algún espacio libre.

Sin embargo, este año ha ocurrido algo en una de las fachadas. Un serio disturbio que puede llevar al traste la cría de una buena parte de las parejas de la plaza.

El conflicto entre humanos y el resto de especies animales es sin duda el gran problema a resolver si queremos conservar la biodiversidad en nuestro planeta. Parece que los sapiens hemos sido una especie incómoda en el vecindario desde que salimos de África, ya que los paleontólogos van desenterrando pruebas que nos involucran en la desaparición de muchas de las especies que nos fuimos encontrando en nuestra expansión migratoria por el mundo, incluyendo otras especies humanas. Sin embargo, nuestro actual desarrollo poblacional, cultural y tecnológico ha hecho que el conflicto se acentúe y se multiplique en un sinfín de ramificaciones que amenazan a la fauna a nivel mundial.

En nuestras expediciones, a poco que nos paremos a observar, somos testigos de ese conflicto. El lobo y los ganaderos. Los elefantes y los cultivos. Rinocerontes masacrados por la medicina (superchería) tradicional china…La lista es interminable.

La megafauna, llamativa y espectacular suele protagonizar los casos más mediáticos, pero existen otros soterrados, que nos pasan muy desapercibidos por cotidianos y porque afectan a especies más discretas.

Retomando nuestra historia (que como iremos viendo está absolutamente basada en hechos reales), retrocedemos unos meses en el tiempo a la plaza del pueblo, hasta el otoño anterior a la vuelta de los aviones a su colonia. Mientras las aves migratorias han abandonado la península Ibérica en su viaje postnupcial hacia sus cuarteles en el África tropical, el propietario de uno de los edificios del sitio ha decidido restaurar la fachada. Subvencionado y tutelado por la administración, puesto que la fachada es histórica y mantiene elementos arquitectónicos protegidos. Durante las obras, los operarios destruyen unos sesenta nidos de avión común de la subcolonia ubicada en la cornisa con contrateja ornamental situada justo debajo del alero. Detectado el destrozo por parte de los servicios de vigilancia urbanística se le comunica al propietario la obligación de colocar un número de nidales artificiales antes de que las golondrinas comiencen a aparecer de nuevo.

Sólo os diré que esto dio comienzo a un tira y afloja entre el propietario, que se denomina a sí mismo como un “defensor de las golondrinas” y que desvela el verdadero motivo de la destrucción de los nidos: las manchas que producen los excrementos de estas aves en su flamante fachada restaurada.

Nidales en menor número del exigido por los técnicos de las administraciones competentes, hierros puestos en la contrateja para evitar que la mayoría de parejas anidasen ahí…Mientras tanto los aviones comunes volvieron. Algunas parejas aceptaron los nidos artificiales (siempre con ligeros retoques como cerrar más el orificio de entrada con pellas de barro) y otras, sorprendentemente, construyeron su nido desafiando los haces de hierros en punta e integrándolos en su estructura de barro.

El asunto acabó en los tribunales con el propietario “defensor de las golondrinas” enfrentándose a un presunto delito contra la fauna protegida. Finalmente, acabada la accidentada temporada de cría y con los aviones de vuelta a sus lejanos refugios africanos, los hierros fueron retirados y los nidales exigidos completados.

En pocas semanas, las golondrinas estarán otra vez allí. Y volverán a criar a sus dos polladas anuales en un biotopo urbano que hace muchas generaciones estas aves escogieron para substituir los precipicios naturales originarios.

Tenemos un calendario de salidas de naturaleza por si quieres acompañarnos en este enlace.

JOSÉ CARLOS DE LA FUENTE

martes, 7 de mayo de 2019

INDIA: OSO LABIADO Y SU CONFLICTO CON LOS HUMANOS



Regresamos de un safari al atardecer por la zona de amortiguación del Parque Nacional Tadoba, en India,  en un “Gypsy”.  En esta parte de la jungla,  la pista forestal se estrecha y los márgenes del bosque son muy espesos. Hasta tal punto que puedes ver a través del monte bajo sin acabar de distinguir que es lo que ves.

Nuestro coche se detiene y nuestro guía nos señala a una mancha oscura de gran tamaño que se entrevé a través de los arbustos a dos o tres metros de nosotros. La mancha permanece inmóvil y Balakrishna, el naturalista local nos susurra: “bear” 

Durante unos minutos permanecemos en silencio mirando a la sombra negra casi sin parpadear, en silencio absoluto. La sombra está tan quieta que tenemos la tentación de dudar de nuestro guía, a pesar de que nos ha demostrado su experiencia rastreando tigres y leopardos en esta tarde inolvidable. De repente, en silencio, solo con un ligero rumor de pisoteo del tapiz de hojas de teca caídas. La sombra cobra vida y desaparece en el interior de la jungla.

Hemos tenido oportunidad de observar osos bezudos en Ranthambore y también aquí en Tadoba. Al día siguiente de este extraño encuentro, pudimos observar a placer a una pareja de esta especie de úrsido, posiblemente madre y cachorro crecido. 

Como con otras especies de grandes carnívoros, en la India, con una población humana de 1300 millones de personas en aumento, el conflicto es creciente. A pesar de que la coexistencia entre humanos y vida salvaje ha sido ejemplar y aún se mantiene en algunas regiones de forma ejemplar gracias a la religión mayoritaria, la perdida de hábitat y el crecimiento imparable de los primeros pone en contacto con cada vez más frecuencia a ambas especies. Realmente es difícil no encontrar gente en casi cualquier lugar del país. Junglas, desiertos y montañas.

El oso bezudo no depreda sobre seres humanos como ocurre con otros grandes carnívoros en la India, como el leopardo, el tigre e incluso algún caso con el lobo. De hecho, su carrera es fundamentalmente mirmecófaga y ocasionalmente puede carroñear, pero no es un cazador como estas otras especies.  Sin embargo, se producen ataques de osos a personas en las zonas rurales, que aunque accidentales y no depredatorios pueden tener consecuencias fatales. 

Aunque se pueden observar durante el día, esta es una especie muy nocturna y es durante la noche o su cercanía cuando mayoritariamente ocurren los encuentros y cuando se pueden producir ataques. Los aldeanos entran en los bosques a recolectar leña en invierno, flores de “mahua” y hojas tiernas de “tendu” en verano y setas en otoño, muchas veces solos y en ocasiones de noche, aumentando las probabilidades de un mal encuentro. 

La valentía de este oso y la fiereza con la que se defiende de sus depredadores (seguramente nos ve como un peligro potencial y no anda desencaminado), particularmente si es una hembra con crías,  unido a su fuerza y sus garras largas y fuertes provocan daños espantosos en su adversario. Incluso un enemigo tan poderoso como Ustad, el imponente y agresivo tigre que enseñoreó las Zonas 1 y 2 de Ranthambore, salió malparado de su encuentro agonístico con una osa que defendía a su cachorro. 

Estos últimos días, leyendo artículos sobre el conflicto entre osos bezudos y humanos, me estremecía al ver las heridas que las garras de los bezudos infringen en las cabezas de sus oponentes (es la parte del cuerpo más afectada normalmente) y pensaba en cuanta razón tenía nuestro guía local cuando nos advertía del peligro que suponían los osos cuando te veías obligado a bajar del “Gypsy” durante un safari nocturno por el Jawai. Aun teniendo en cuenta que era territorio de leopardos, el oso era el más temido por la población local. 

Uno de los grandes temas de conservación de la India es como encajar la convivencia de la imparable marea humana que amenaza con ocupar hasta el último rincón del subcontinente con su incomparable vida salvaje. Su estudio y observación sigue siendo sin duda algo muy digno de ver y esperamos que nuestras expediciones allí nos permitan compartirlo con nuestros viajeros. 

El video que acompaña esta nota es una primacia de estos animales, la primera salida de su cueva de una madre con su cría que apenas se mantiene en pide y ya cuenta con 10 semanas de vida.

Si estáis interesados dirijo una expedición a los parques de la India el próximo mes de Diciembre. Tenéis toda la información en este enlace.

JOSÉ CARLOS DE LA FUENTE

domingo, 5 de mayo de 2019

PARQUE NACIONAL NAGARHOLE(III): NAVEGANDO EL RIO KABINI


La Ley de la Selva, que nunca ordena nada sin motivo, prohíbe a todos los animales comer carne humana...Aunque la verdadera razón por la que se prohíbe es que matar hombres significa, tarde o temprano, la llegada de hombres blancos a lomos de elefantes, armados con rifles, y cientos de hombres de piel oscura con gongs, cohetes y antorchas. Entonces todos los habitantes de la selva sufren.

"El libro de la selva" (1894), Rudyard Kipling

Y eso lo saben bien en esta tierras de Karnataka donde hombres y bestias comparten espacios comunes, no solo dentro del parque donde los hombres atraviesas la carretera que lleva hasta el vecino estado de Kerala, sino a las orillas del rio Kabini y del pantano que acumulan sus aguas donde pastan sus vacas y ovejas confundidos entre manadas de ciervos y elefantes. Shere Khan sabe que si caza en estas orillas, los hombres le perseguirán hasta el interior de la selva y a su paso traerán desgracias para todos sus habitantes.

Navegamos plácidamente en un bote con otros turistas, algunos naturalistas, otros quizás solo turistas. Hacemos un safari diferente, desde el barco nos permite acercarnos a los animales y aves que sestean o pastan en la orilla. Un enorme cocodrilo (Cocodrylus palustris), bosteza en la orilla. No es buenA época para la aves pero aún así, citamos decenas de ellas sobre todo las águilas pescadoras y las gaviotas y charranes de río. Las curiosas cigüeñas de Woody son la especie más numerosa en estos meses. Manadas de ciervos moteados pastan en la orilla confundidos con las vacas de los granjeros.

Un extraño movimiento me sorprende en el río a cierta distancia. Mis prismáticos avisan de que posiblemente son nutrias. Eso da buena esperanza de la salud de este enorme acuífero, lo anuncio y nuestro guía, el típico funcionario indio (el gran mal de la India en general y no la pobreza) que solo reconoce las especies que al publico gustan como elefantes o predadores, sentencia " No hay nutrias en el río". Cuando nos acercamos, tres hermosos cachorros de nutria lisa ( Lutrogalle perspicillata) vigilan el sueño de su madre en la orilla. Los naturalistas gritamos de alegría, los turistas nos miran curiosos, el guía ni siquiera me mira ( el otro gran mal del funcionario indio, el orgullo y el temor al ridículo). Este avistamiento acabó luego en la noche en celebración de cervezas frías y cacahuetes picantes y añadiendo amigos a mi lista que no me canso de engrosar.

Seguimos oteando la orilla buscando el gran objetivo, el elefante que viene a bañarse en la tarde al río y al fondo, aparece una manada de hembras con sus crías. El elefante indio (Elephas maximus) o Hathi en lengua local, ha dominado estas tierras húmedas desde tiempo pretéritos, cazado, desplazado, domesticado, el animal más grande de Asia hoy camina seguro, las leyes de los hombres lo protegen. Pero el miedo se le nota en cuanto aparece el humano, sigiloso, pese a su volumen, desaparece en el bosque y no duda en embestir si el peligro puede acecharle. Vemos marchar la manada, pero un enorme macho con colmillos sale a la orilla y a grandes pasos intenta alcanzar a la hembra, no esta en celo pero busca compañía. Las hembras con crías no quieren saber nada de él y desaparecen.

El macho tiene un colmillo roto, pero los tiene. Una adaptación del animal hizo que durante el pasado siglo los machos nacieran sin colmillos en algunas zonas de India. En el Parque Nacional Periyar, el furtivismo fue el causante de esta adaptación, esos elefantes son llamados  «makhnas» por las tribus locales. El elefante asiático esta clasificado «En Peligro» de extinción por la UICN, el elefante asiático se encuentra confinado en la actualidad casi a India, con una población estimada de entre 26.000-30.000 ejemplares, dado que los números para la especie en Bangladesh, Bután, Nepal y Sri Lanka son muy pequeños.

La red Traffic Internacional considera al tráfico ilegal de vida silvestre como el cuarto crimen transnacional más lucrativo del mundo, generando 17.000 millones de dólares cada año.

Los machos de elefante asiático son cazados por sus colmillos (las hembras no tienen). Y su efecto ya se está dejando notar en el declive poblacional de la especie, ya que en el sur de India, por ejemplo, el ratio de macho por hembra ha disminuido de 1:52 a 1:100, cuando la media viable para la supervivencia de la especie suele ser de 1:8.

Por eso, en este parque, la nutria nos dio alegría pero ver al jefe Hathi perseguir hembras nos lleno el corazón de alegría. La lucha debe continuar, pero hoy somos felices de ver a estos elefantes con colmillos volver a barruntar en el parque. Marchamos con el sol cayendo en el horizonte después de que un enorme chaparron y un viento de monzon moviera nuestro bote y con las bandadas de aves buscando sus dormideros.

Os he dejado más fotografías en este enlace y en nuestro calendario de fauna, tenéis las próximas salidas a India en busca de fauna.

miércoles, 1 de mayo de 2019

INDIA: PARQUE NACIONAL NAGARHOLE(I),EL HOGAR DE LA PANTERA NEGRA

"Y el señor de la Selva era Tha, el primer elefante. Saco la Selva de entre las aguas profundas con la trompa; y por donde hizo surcos en la tierra corrieron los rios y donde dio una patada salieron manantiales de agua para beber y cuando soplo con la trompa..., asi, cayeron los árboles. Así fue como Tha hizo la Selva..."

Hathi el elefante a Mowgly en el "Libro de la Selva".

Y sentado sobre el pescante de mi 4x4 contemplo exhorto la profunda selva de Nagarhole, allá donde los Ghats Occidentales dan sentido a este lugar, allá donde Rudyar Kipling imagino su cuento y allá donde desde hace unos años, como un fantasma, se aparece Bagheera para despertar los sueños de miles de naturalistas que viajamos hasta aquí  para descubrir al leopardo con melanismo y detrás de el a Shere Khan, el malvado tigre, Baloo el simpático oso perezoso y como no, a Mowgly, al niño que se hizo hombre entre manadas de lobos indios, langures salvajes y perros dhole que le atormentaban.

El parque nacional de Nagarhole lleva el nombre de Nagarhole (río Cobra en el idioma local Kannada), un río sinuoso que corre hacia el este a través de su centro. Naga significa serpiente y hole significa arroyo. Muchos arroyos se encuentran en este parque y, por lo tanto, a ellos le debe el nombre. Junto con el parque nacional Bandipur, forman un lugar único en la India ( y en el mundo) Los dos parques están separados por el embalse de Kabini.

Originalmente, se constituyó en un santuario de vida salvaje en el año 1955 que cubría un área de 258 kilómetros cuadrados y posteriormente se amplió para incluir las áreas adyacentes del distrito de Mysore y ahora se extiende sobre un área de 643,39 kilómetros cuadrados que recibió el estatus de Parque Nacional en 1983.


El Parque  forma parte de la Reserva de la Biosfera Nilgiri y, junto con el Parque Nacional Bandipur (875 kilómetros cuadrados) y el Santuario de Vida Silvestre Mudumalai (325 kilómetros cuadrados) hacia el Sureste y Wayanad (350 kilómetros cuadrados) hacia el Sureste, es uno de los últimos hábitats que quedan y mejor protegidos para especies en peligro de extinción como el Elefante y el Tigre. Y es aquí donde caprichosamente se aparece de vez en cuando Bagheera ( Pantera pardus fusca) y nos hace soñar a los naturalistas con su encuentro.

En este viaje coincidí con un ciudadano suizo y su esposa que llevaban 54 safaris en el parque solo con el objetivo de fotografiar a la mal llamada pantera negra,  y con unos compañeros naturalistas chilenos de la Alianza Gato Andino, que llevaban más de 10 días en el intento. Todos nos vinimos sin ver a Bagheera, las fotos que acompañan este texto son de un compañero guía, Siddu, pero les juro que mereció la pena salir a buscarla.

En el parque se pueden observar el tigre de Bengala, el leopardo, el oso perezoso, el dhole  o perro salvaje, el antílope moteado, el ciervo sambar y el elefante. Y un animal muy perseguido el enorme Gaur indio, un bóvido descomunal. Los bosques son muy diversos con el Banyan Tree como árbol emblema pero es en los bosques de bambú, donde se suelen ver los esquivos elefantes asiáticos. Otros animales comunes para avistar son el gato de la selva, el gato leopardo, el langur gris, la civeta, la mangosta, el macaco del capo, la ardilla voladora gigante india, la liebre, el pangolín y los langures.

El parque nacional de Nagarhole también es famoso por la observación de aves. Más de 250 especies de aves se encuentran aquí. Las aves se encuentran comúnmente cerca del río Kabini. Pero de eso os hablare en otro post.

Salimos de nuevo en agosto y diciembre al parque, tenéis las fechas en este enlace y os he dejado más fotos del viaje en este otro enlace.


martes, 30 de abril de 2019

INDIA: ELPARQUE NACIONAL NAGARHOLE(II)


























EL Parque Nacional Nagarhole o el Parque Nacional Rajiv Gandhi está ubicado en el distrito Kodagu de Karnataka . Es parte de la reserva de la biosfera de Nilgiri y la UNESCO esta valorando su inclusión como Patrimonio de la Humanidad. Una jungla tropical lluviosa, donde el agua emerge de la tierra y del cielo convirtiéndolo en un paraíso vivo para las comunidades locales y la vida que habita en él.

Yo que he vivido de cerca tantos viajes, tanta naturaleza y tanta forma de acercarse a ella, os puedo asegurar, sin duda, que es uno de los espacios naturales más hermosos de cuanto he conocido y que sin duda repetiré en cuanto tenga oportunidad. Un lugar donde naturaleza, comunidades locales y fauna salvaje, construyen un espacio único e inimaginable para los que vivimos en grandes ciudades.

El parque está ubicado al noroeste de Karnataka  y se llega desde Bangalore tras atravesar ricas tierras sembradas de arroz, plátano, cocos y donde los pescadores utilizan herramientas ancentrales de mimbre para pescar en sus lagos arroyos y ríos. Enfrente muy cerca de Nagarhole,  se encuentra el parque nacional Bandipur,  separados tan solo por el embalse de Kabini. El parque recibe su nombre de los arroyos. Naga significa serpiente y Hole que significa hoyo de arroyos. Muchos arroyos se encuentran en este parque y, por lo tanto, el nombre . El parque cuenta con 47 arroyos, 41 tanques artificiales, cuatro lagos con agua durante todo el año, 4 arroyos perennes, un embalse y una presa. Hay varios pantanos en esta región. El parque nacional de Nagarhole tiene la mayor densidad de herbívoros en Asia . Este parque es el mejor para observar elefantes, guar, tigres y osos.



Diferentes áreas en el parque

El parque está ubicado en un lugar donde la meseta de Deccan se une con los Ghats occidentales. La altitud del parque varía de 680m a 1,454m.

En la zona norte,  bordeada por el río Kabini encontramos las principales fuentes de agua del parque y muchos mamíferos pueden verse cerca de sus orillas. La región recibe fuertes lluvias y está cubierta de bosques. Los bosques caducifolios húmedos son las más comunes en esta zona. En cuanto a vida es la mejor zona para ver el gaur, el Cheental, el ciervo Sambar y como no, sus depredadores el tigre y el leopardo.El sureste es la parte del parque más seco y excelente para encontrar depredadores y también para observar aves.

La región central es famosa por los remansos de Kabini. Es el mejor lugar para encontrar elefantes y otros animales salvajes. El bóvido Gaur y los ciervos son comunes aquí y fáciles de localizar. Pasear en barca al atardecer es una de las experiencias más memorables.

Y por último la región montañosa del oeste, cubierta de montañas, arroyos, cascadas y valles. Bambú y sándalo son comunes en esta región. Monos y sus predadores como el leopardo melanístico son famosos en esta zona.


En Diciembre cuando haya marchado el monzón volvemos a esta zona. Tenéis toda la información en este enlace. Y os he dejado más fotos de la expedición Senderos del Tigre y del parque en este otro enlace.

lunes, 29 de abril de 2019

LOS LEOPARDOS Y SU RELACIÓN CON LAS GRANDES URBES INDIAS


En el fondo de uno de los valles de Ranthambore, circulamos por una pista forestal a primera hora de la mañana. La muralla del viejo fuerte sobre la montaña va apareciendo cuando el dosel del bosque abre algún claro. Un grupo de chitales se alimenta  junto a los langures, sus socios habituales  acierta distancia de nuestro coche. De repente un mono lanza el ladrido de alarma. “Warning call”. El primate ha detectado a un gran felino y ha avisado a los demás. Los chitales también emiten el sonido de alarma. Todos, ciervos y primates, permanecen tensos y lanzando la alerta. La antigua alianza entre las especies presa ha vuelto a funcionar y la jungla sabe ahora que la muerte se pasea por los senderos.

Nuestro guía Jahid, es un experto “wildlifer” y nos ha ido traduciendo lo que la jungla cuenta. El warning call avanza por la jungla, el gran gato se mueve, y nuestro equipo, conductor y guía, comienzan un apasionante rastreo acústico por el dédalo de caminos. Vamos por detrás así que nuestros rastreadores deciden anticiparse. Rastreo especulativo. Entramos por un claro y encaran el morro del “gypsy” hacia el vado de un torrente. Esperamos y unos minutos son suficientes. Un magnifico leopardo cruza el torrente y desaparece en el bosque de nuevo.

El leopardo es el felino salvaje de mayor distribución mundial. Beneficiado por su elasticidad ecológica es capaz de vivir en una gran variedad de hábitats y de comer casi cualquier presa desde un escarabajo a un antílope. Y, a mi juicio, es en la India donde esta adaptabilidad alcanza su máxima expresión. Encontramos leopardos en los lugares más salvajes del subcontinente, como en el caso de la observación con la que comenzaba este texto, pero también en zonas periurbanas realmente inverosímiles para cualquier otro gran felino.

En Jaipur los leopardos entran en las ciudades buscando perros, presas fáciles.

Grandes ciudades como Munbai o Jaipur sostienen poblaciones de este hermoso gran carnívoro y para mí, esto las hace tremendamente especiales, en un contexto ya de por sí especial como lo es este subcontinente maravilloso.

Este es el motivo por el que hemos incluido en nuestras expediciones etapas que transcurren en estos escenarios, en los que a veinte minutos de macrourbes como Jaipur podemos observar especies como el leopardo o la hiena rayada. Safaris con un sabor que no podemos encontrar en ningún otro sitio.

Partimos en diciembre en dos expediciones en busca de los grandes gatos indios, tenéis toda la información en este enlace  y si queréis ver el último vídeo grabado en Jhalana, lo teneis en este otro enlace.

J. CARLOS DE LA FUENTE

domingo, 21 de abril de 2019

22 ABRIL DIA DE LA TIERRA

Hace unas semanas la tele nos sorprendía a todo con una noticia sobre una franja que se abría en Kenia y estaba dividiendo el continente. Nosotros, esos días en Ecowildlife, estábamos con una expedición en la zona y pasamos cerca de esa franja. Nuestro guía local nos la enseño, a él como a nosotros y a tantos y tantos keniatas y turistas que pasábamos por allá, pareció no darle mucho miedo esa franja de casi dos kilómetros, es más, una empresa se apañaba en tirar tierra en su interior queriéndola tapar. Una inocentada que nos hace reflexionar sobre lo poco que sabemos del daño que estamos causando en el planeta y la poca conciencia que tenemos sobre ello.

Desde 1970 cada 22 de abril se celebra el Día la Tierra, una expresión utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones, lo que demuestra la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos. Google tambien lo celebra en su doodle con un mensaje de Jane Goodal sobre la necesidad que tenemos todos de actuar, de no se actores secundarios para que ese metafórica franja en Kenia sea solo esa, una franja que un día vimos y que se tapo, que la aceleración del cambio climático que esta produciendo nuestra especie, tenga una involución en la que todos, cada uno de nosotros, tomemos partido.

Aquí hay algunas ideas sobre las que pensar.
“La contaminación generada por la quema de combustibles fósiles es la principal causa del cambio climático así que para revertir esta situación es indispensable dejar todos los combustibles sucios bajo el suelo”, advierte la organización Amigos de la Tierra. Y en eso no solo dependemos de la actitud de nuestros gobiernos, todos y cada uno de nosotros es responsable de como consume energía y hay fórmulas y materias para cambiar los hábitos.

Mi sobrino José Miguel, que está becado en Manchester, me cuenta que "el agua potable es un bien escaso y lo será cada vez más como consecuencia del cambio climático". En el centro en el que él investiga de la Universidad de Manchester, se ha creado un tamiz en base al grafeno que tiene la capacidad de filtrar la sal del agua de mar. Según la ONU, un 14% de la población mundial no tendrá acceso a agua potable para el año 2025. En Mayo se estarán exponiendo estas teorías sobre el grafeno en Valencia, por supuesto que debemos poner la oreja, cualquier cosa con tal de contribuir.

Un tercio de las especies están en peligro de extinción y nuestros ecosistemas se deterioran sin que hagamos nada para evitarlos. La actividad humana es la culpable de todo ellos. Hace unos días leía que si seguimos así los grandes mamíferos desaparecerán, el animal más grande que veremos sera la vaca. Debemos avanzar hacia un desarrollo más sostenible que acabe con la explotación excesiva del suelo, prácticas insostenibles, la contaminación y la introducción de especies invasoras que provocan la destrucción de hábitats y especies. No hay otro camino.

Dicen que a medida que el agujero en la capa de ozono sobre la Antártida se está cerrando, sigue debilitándose en otras latitudes del planeta. Se confirma que la las partículas de origen industrial y/o el cambio climático son los culpables. Exigimos a los gobiernos un mayor control ambiental, pero que hacemos nosotros de forma particular con nuestros aerosoles y nuestro consumo. ¿es responsable?, debemos hacernos urgentemente en cada casa una auditoria ambiental sobre consumo.

Dicen los Amigos de la Tierra que "los océanos absorben alrededor de un tercio de las emisiones de CO2. Al aumentar las emisiones ha aumentado también dicha absorción, lo que repercute en una acidificación de las aguas, afectando al ecosistema marino. ¿Cómo podemos dejar emitir CO2?, está es bastante fácil, cambiando nuestro coche por uno eléctrico, imagináis que unos cuantos de nosotros lo hiciéramos? Sería la leche, pero "es probable?

Son solo ideas fáciles, no rebuscadas y con trampa claro, pero es la única forma de concienciar, darnos cuenta que todos y cada uno de nosotros somos actores activos y no pasivos del cambio climático y todos y cada uno de nosotros, tenemos armas para luchar con él. FELIZ DIA DE LA TIERRA.

martes, 16 de abril de 2019

INDIA: KRISNA LA TIGRESA QUE REINA EN RANTHAMBORE





KRISNA la reina de las zona 4 del parque nacional Ranthambore, descansa cerca de un riachuelo y recibe la inesperada visita de sus dos hijos mayores. La hija mas esquiva marca territorio pero su hermano juguetea con la madres hasta que al final atraen a la hermana y comparten sus juegos. Saben que pronto se despedirán de ella para siempre, pero de momento todavía son bienvenidos a casa.

En diciembre salimos de nuevo a los Senderos del Tigre en India, puedes descargarte la información en este enlace.

martes, 9 de abril de 2019

ALGUNOS DE LOS MEJORES PARQUES NACIONALES PARA SAFARIS


Existen lugares fabulosos en nuestro planeta donde todavía es posible tener encuentros majestuosos con la fauna salvaje. Lugares donde todavía luchamos por preservar la biodiversidad para las generaciones futuras. Algunos de esos lugares pasan casi inadvertidos a los ojos del gran turismo y de ellos nos felicitamos

INDIA JHALANA RESERVA FORESTAL Santiario de leopardos

A Tan solo 14 kilómetros del centro de Jaipur, una de las ciudades más abarrotadas del Rajahstan indio, encontramos la Reserva Forestal y espacio de Conservación del leopardo de Jhalana. Un lugar único y una de las joyas de la fauna salvaje en el país y, sin duda, uno de los grandes desconocidos de la fauna asiática.

Con una superficie de tan solo 24 kilómetros cuadrados, alberga a más de 20 leopardos. Los leopardos no están en peligro de extinción como los tigres, pero son más raros de detectar porque son sigilosos y tímidos. Convencionalmente, los leopardos tienen territorios enormes (promedio de 70 kilómetros cuadrados) y son animales solitarios. Tener uno en el parque hubiera sido emocionante, 20 es simplemente increíble. Los leopardos son famosos por el camuflaje y están acostumbrados a esconderse de las personas.

Jhalana también alberga una gran cantidad de especies de aves, incluidos los pavos reales, ciervos azules, chitales y la escurridiza y nocturna Hiena rayada.


CHINA PARQUE NACIONAL BINFEXIA. El hogar del OSO PANDA

Uno de los últimos refugios del oso panda, tanto en libertad como en el centro de cría en cautividad. Las autoridades chinas se preocuparon por salvaguardar la especie y a fe que lo están consiguiendo.
El oso de anteojos antaño en situación crítica, hoy se encuentra en buen estado en las montañas de la provincia y cuanta con varios centros de investigación que cuidan de la Especie.  Acaba de descender de “En peligro” a “Vulnerable” (datos de la UICN).

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha cambiado en 2016 el estado de la amenaza debido al 17% de aumento de población en la década anterior a 2014, cuando un censo reveló que había 1.864 pandas en libertad en China. Hoy podemos hablar de más de 2.000 viviendo en estado salvaje. 

RUMANIA PARQUE NACIONAL PIATRA CRAIULUI. Santuario de lobos, osos  linces boreales.

En el Parque Nacional Piatra Craiului hay numerosos hábitats para diferentes tipos de plantas y fauna. Por ejemplo, los aficionados al turismo ecológico podrán ver las más de 30 especies de orquídeas de Piatra Craiului, pero la mayoría de los visitantes acuden aquí por los grandes carnívoros. Es bastante difícil verlos en pleno bosque, pero la insistencia y la metódica espera dan sus frutos y conseguimos ver al gran oso pardo, así como con asiduidad a los lobos y al lince boreal. 
Abundan muchísimo las cabras montesas, gigantesca en las alturas, se puedan ver a veces a cinco, seis metros de distancia en la cresta. Los que visitan la zona alpina y subalpina seguramente verán cabras montesas y, con un poco de suerte, también osos y gallos silvestres, nuestros preciados urogallos.  Pero además en el parque hay más de 120 especies de pájaros que alegran las observaciones de cualquier naturalista.

El hogar del gorila de montaña

En las impenetrables selvas de la zona de los grandes lagos, en Uganda, sobrevive algunos de los últimos gorilas de montaña que quedan en el mundo.

Morada de casi la mitad de los gorilas de montaña que quedan en el mundo, el Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi, declarado Patrimonio Mundial, es una de las áreas protegidas más famosas de África. Ocupando 331 km2 de selva con montañas muy empinadas, este parque alberga unos 360 gorilas y es sin duda el principal reclamo turístico de Uganda. La “Selva Impenetrable”, como lo llaman también, posee una increíble biodiversidad de fauna y flora. Sus 120 especies de mamíferos superan en número a las de cualquier otro parque nacional de Uganda,

EL REINO DEL ELEFANTE

Nombrado en honor a un jefe local de Nhanzwa, el Parque Nacional Hwange es el parque más grande de Zimbabwe y ocupa aproximadamente 14 650 kilómetros cuadrados. Se encuentra en la esquina noroeste del país, cercano el río Zambeze y a las archiconocidas Cataratas Victoria. 

Se convirtió en el coto de caza real del rey guerrero Ndebele Mzilikazi a principios del siglo XIX y se estableció como parque nacional en 1929. Hwange cuenta con una enorme selección de vida silvestre con más de 100 especies de mamíferos y casi 400 especies de aves registradas. Los elefantes de Hwange son famosos y su población de elefantes del Parque es una de las más grandes del mundo.
Hwange paso tristemente a la historia de los safaris al ser abatido en sus puertas el león más grande de Zimbawe, el macho Cecil.

La casa del rinoceronte

De las nueve especies de rinocerontes que había a principios del siglo XX, hoy solo quedan cinco, dos de ellas en peligro muy crítico. El de Java con unos 50 ejemplares y el de Sumatra del que solo quedan 200. El rinoceronte indio se recupera lentamente con unos 3000 ejemplares, el negro gracias a los esfuerzos de organismos y gobiernos involucrados se cuentan casi 5000 ejemplares en África y del blanco del sur del que se llegó a dar por casi extinguido a principios del siglo XX hoy camina por los parques africanos más de 20.000.

En Ol Pejeta, al pie del monte Kenia, se ha establecido uno de los santuarios de estos enormes animales que junto al hipopótamo y el elefante son los últimos grandes mamíferos del planeta. Allá viven varias decenas de rino blanco en manadas pequeñas de 6/10 animales y los rinos negros más solitarios y malhumorados.


Y como estos más de 100 parques donde operamos, si querÉis leer más, os podéis descargar la revista ECOWILDLIFE TRAVELER en este enlace o ir directamente a la web donde los tenemos todos.