Páginas vistas en total

miércoles, 30 de marzo de 2011

DESDE MI VENTANA: LOS TEJADOS DE ALBARRACIN

 
En una mañana de sol asustadizo, Albarracín me despierta con el sonido de las aves; los jilgueros de mi ventana trinan sin parar y las nubes que quieren comenzar a marchar, intentan dejar soñar a los tímidos rayos del sol.

Me asomo a una pequeña ventana del hotel Rural LA CASONA DEL AJIMEZ que desparrama su vista por los tejados y las chimenenas de Albarracin.  200 años de historia cubren sus paredes, historias de moros, cristianos y judíos la asaltan y en la casa, todo nos evoca a aquellos tiempos ya lejanos. El sol insiste, quiere salir de entre unas nubecillas bajas y esos escasos rayos inundan la estancia,  tranquila y acogedora. Un olor a cafe recien hecho se cuela por las rendijas de la puerta. Paz.

Las campanas de la torre de la IGLESIA DE SANTA MARIA, justo comienzan a dar las los cuartos de la 8:30. Es la iglesia más antigua de esta hermosa localidad y como cada máñana desde hace más de 10 siglos, llama a los fieles a la oración. En la Catedral, el azulejo verde brilla con renovado ímpetu, mientras las tejas rojas de las casas, se van secando de la húmeda noche con el tímido sol de la mañana mientras, a lo lejos, se nos cuela el murmullo del agua que borbotea rio abajo, es el RIO GUADALAVIAR que rodea la ciudad y que más tarde se convertirá en el río Turia. Relax.

Desde la ventana de mi habitación del La Casona del Ajimez, en la autodenominada "LOCALIDAD MÁS BELLA DE ESPAÑA", amaneció esta mañana de joven primavera con el canto de los pájaros y los sonidos intramuros de una ciudad que fue medieval y a la que su castillo guarda celosamente.

jueves, 24 de marzo de 2011

GASTROTURISMO. ES ÉPOCA DE SIDRA. ASTIGARRAGA(II)

Claro que uno no conocerá la sidra vasca si no pasa una tarde-noche en una Sagardotegia, en una auténtica sidrería en Astigarrága. Y aunque las hay modernas y con cubiertos y mantel, las nuevas sagardoteias las llaman, yo recomiendo elegir una de las tradicionales, en la página del Museo de la sidra de Astigarraga tenéis algunas. Yo esta vez me recomendaron y elegí Astarbe , en el Caserío Mediola, cerca del cementerio de Astigarraga. Por nada especial simplemente por que buscaba algo tradicional y con muy buen ambiente.  Y lo encontré.

Dicen las crónicas que desde el siglo XVI, la familia Astarbe se dedica al cultivo de la manzana y por supuesto a la extracción del preciado elemento. La Sidra, de la que ya hemos hablado en este blog, se cultiva en esta zona de Donosti de forma tradicional y se hacen fiestas en honor de la manzana. Los Astarbe se suman a ellos pero además, en su caserío se puede seguir toda la tradición de una buena Sagardoteia. Hur, el mayor de los hermanos, nos atiende como un excelente anfitrión y nos cuenta como su familia ha vivido por generaciones en ese mismo lugar. Su madre lo mira con ternura desde la cocina mientras nos prepara un caldo caliente, "para apaciguar el estomago" nos dice. Toda la familia trabaja en el lugar.

Y de pronto suena una voz que dice ¡txotx! y todos a una nos levantamos de la mesa y no dirigimos a las Kupelas con el vaso en la mano en ceremonia de hermandad, el padre Astarbe abre la espicha y todos vamos llenando mientras de fondo, suenan las primeras voces de un otxote, esta vez dicen que son grandes voces. Todavía con el vaso en la mano, callamos mientras suena una hermosa melodía que nos llega al alma. Para la música y todos volvemos a la mesa. Esta operación se repetirá toda la noche y más tarde, ya nos animaremos incluso a tararear alguna canción eso si,  fruto de la cantidad de sidra y la euforia de la nueva amistad.

En la mesa comienza el festival, tortilla de bacalao (la mejor que nunca comí), compartida con los amigos; más tarde bacalao frito con cebolla y pimientos y la hermana menor, que es enfermera, nos cuenta mientras tanto las tradiciones  de las collas de chavales y familias que vienen en época de sidra compartir mesa, canciones y sidras. También nos dice como ven cada temporada desfilar collas que no se conocen y se marchan al final de la temporada siendo amigos o, chicos y chicas que acaban emparejándose al sonido de un txotx. Nos habla de los abuelos que les enseñaron el oficio y nos invita a ver como el pequeño de la saga ya esta en los fogones. De repente callamos, suena Maitetxu, la canción del emigrante vasco y el lugar enmudece.

Y ahora si, nos acercamos al pequeño de los Astarbe, que hacha en mano, separa con quirurgica precisión las txuletas de un pieza de grande de vaca vieja que nos servirá de seguida. Joven estudiante de derecho, se gana el puesto en las noches de la Sagardotegia y como toda la familia, sonríe a sus clientes y nos habla del punto del asado, de sus hermanos, de sus padres, del caserío, de los amigos que comparte fiesta y de las horas al frente del asador. Y lo hace con la misma naturalidad que el padre nos habla de las manzanas y del proceso de la sidra. Y nosotros mientras tanto seguimos acudiendo al txotx y a escuchar al otxote y confirmamos que una Sagardotegia es un lugar sagrado de la cultura vasca y que nosotros, extraños  ese lugar al llegar, nos sentimos queridos y desde aquí os animamos a seguir la fiesta que nosotros ahora debemos abandonar.

Por cierto en esta escapada, dormimos en Donostia en un hotel de cadena cerca de la playa de Ondarreta el Barcelo Costa Vasca, y de verdad, fue una muy acertada elección, la cama de más de dos metros y el spa, acompañaron mi sueño y por la mañana relajaron la penumbra  del final de  la noche

miércoles, 23 de marzo de 2011

CON SUBIJANA Y JOSE JUAN POR DONOSTI

Claro que viajar tanto es lo que tiene, que coincides con mucha gente y con mucha gente compartes.Si es además por trabajo, pues bien. Estos días que me voy por Donosti, pues suelo moverme entre grandes cocineros y en esta ocasión he coincidido con PEDRO SUBIJANA y el recientemente jubilado, pero eternamente activo, dueño de LA NICOLASA, José Juan Castillo, en un trabajo de la ruta de gastronomía que hago con mi empresa RM . Un lujo, por que trabajar así lo considero un lujo personal y una pasada amén de que conozco muchísima gente interesante.

En este viaje gastronómico, visitamos algunos de los templos de la cocina en miniatura de la capital donostiarra y huelga decir, que saboreamos uno por uno los grandes platos de la "cocina en miniatura", (término cursi que se suele utilizar mucho para denominar el "pintxo" o la tapa) que se nos propuso. Nos acompaño un equipo de Antena 3 TV y en uno de esos templos, el BAR ITURRIOZ, tuvimos la oportunidad de grabar esta pieza de video que sirvió de cierre al telediario de mediodía de la citada cadena. Ni que decir tiene que tanto las cocineras como nuestro anfitrión, se esmeraron para que el "reality" en directo fuera una gozada al lado de fogones y en la barra. No falto el pintxo de setas Con huevo, el bocarte con pimientos o la famosa "Gilda" donostiarra. Que ustedes lo disfruten.

Teneis otra escapada gastronómica donostiarra en este enlace 

martes, 22 de marzo de 2011

GASTROTURISMO. ES ÉPOCA DE SIDRA. ASTIGARRAGA(I)

En Otoño se recoge las manzanas, hay fiesta en el pueblo, llegan meses de trabajo, de prensado, de fermentado y después se inicia la temporada de la sidra en las Sagardoteias que llegaran hasta finales de Marzo, cuando las collas y las familias se reunen para celebrar una buena comida de hermandad, un "otxote" canta alrededor de las "Kupelas" y la amistad y la buena charla se expande por la sala. Es época de "romper" sidra, de escuchar "txotx" y levantarse para llenar el vaso. Estamos en Astigarraga y es tiempo de brindar.

Solo en esta pequeña localidad de Donosti Aldea se recogen cada año 12 millones de toneladas de kilos de manzana y se eleboraran más de 9 millones de botellas de sidra. Con Asturias y Cantabría son los emblemas de la producción de sidra en nuestro país. En el Museo de la Sidra de Astigarraga nos informan no solo de donde podemos encontrar lugares para disfrutar de la sidra, sino también de todo el proceso del mundo de la sidra y todo lo que gira alrededor de ella, como un buen listado de todas las sidrerías que participan en este curioso y singular museo. También tiene un selección de todas las sidras que se pueden adquirir y nos invitan a la degustación de algunas de ellas. Lo mejor iniciar el recorrido y empaparse de la cultura de la sidra antes de pasar al paso de la degustación.

La mejor época para acecarse a Astigarraga es el mes de Octubre cuando comienza a recogerse la manzana a la forma tradicional y se inician una serie de fiestas alrededor de la recogida ante de llevarla a los "tolares". Prensado, desfangado y fermentación en barrica va todo unido y después a los recipientes donde la sidra esperará para ser consumida, pero antes Astigarraga y todo el País Vasco se van sumando a la fiesta y organización actividades alrededor del mundo de la sidra .

Mañana visitaremos uno de la sidrerías y veremos como la fiesta se contagia alrededor de las "Kupelas". Esta ruta de gastroturismo se puede encontrar dentro de las rutas que ofrece la oficina de turismo de Donostia

domingo, 20 de marzo de 2011

HOY ENTRA LA PRIMAVERA Y LA LUNA EN SU PERIGEO

Hacia más de 20 años que la luna no se acercaba a la tierra, anoche y esta noche, la podremos casi tocar con la mano y llenará de luz nuestras calles y plazas. A veces mes quedo obnubilado mirando la luna , muchas veces la he retratado pero nunca la había visto tan cerca, sin el telescopio. La luna se encuentra hoy exactamente a 356.577 kilómetros de la tierra. Este fenómeno se llama perigeo lunar, algunos lo han llamado super Luna, e incluso algunos lo señalan como causa de lo ocurrido en Japón ( a estos se les ha ido un poco la olla). Es el astro más fascinante que conozco.


El perigeo es el momento en el que la luna muestra su máxima aproximación a la tierra y el apogeo todo lo contrario, las fotos que acompañan este texto demuestran ambos momentos http://www.astromia.com/fotostierra/lunaperigeoapogeo.htm
Dicen que este astro tan grande, ha conseguido despistar a las mareas y nuestros vecinos que viven cerca de mar lo han podido notar con algunas pleamares y bajamares asombrosas como las vividas ayer y hoy por los gaditanos y que además se extenderan hasta el día 22 de marzo según nuestros astrónomos.

En conclusión lo único que os quería decir es que aprovechemos que esta noche de domingo entrará la primavera en todo el mundo, evento que es marcado por el fenómeno astrológico conocido como Equinoccio de Primavera, y que salgamos a contemplar la “bella lluna” mientras esté en su perigeo.

miércoles, 16 de marzo de 2011

MIRADAS DESDE UNA ISLA AMENAZADA. MAURICIO

Nunca imagine al llegar a Isla Mauricio que serían los indios los que más me sorprendieran. Y no se porque. Isla situada en el océano Índico y al abrigo de los vientos que le llegan del este donde esta la gran patria India. Siempre pensé que era  isla de árabes y negros. Cuan equivocado estaba. Los árabes estuvieron y están y con ellos llegaron los negros desde el continente y sus mezclas y razas enriquecen todos los rincones de la gran isla, desde Port Louis, su capital, hasta el pueblo más pequeño del interior. De sus inglesias mezcla de cristianismo, animismo e islamismo.

Pero fue en uno de esos pequeños pueblos de costa, después de haber visto los templos hindúes, haber echo ofrendas en su lago, hijo del Ganges, cuando, sentado i onnubilado por el sonido del citar, encontré en la mirada de la artista, la pureza de un río más lejano, el olor a incienso de la India y el ruido de las calles de Delhi, del cántico de los brahmanes y la espiritualidad de un pueblo que conquisto pacificamente todas las costas de África.

Teneis otra miada en el enlaceMIRADAS DE UNA REVOLUCIÓN

lunes, 14 de marzo de 2011

CUADERNO DE VIAJE. MIRADOR DE QUETZALES. COSTA RICA( y VII)

Las calles de San José huelen a humedad, a fritos de aceite y a calor humano. La abandonamos para buscar de nuevo el monte. Pasamos por Sachi donde paramos a degustar café en Britt, la hacienda de café más famosa de Costa Rica. Llueve abundantemente y la carretera es peligrosa. Buscamos el Mirador de Quetzales. Ese es hoy nuestro objetivo, el Quetzal (Pharomachrus mocinno), el ave sagrada de los mayas.


Para localizar el lugar, un restaurante con habitaciones, nos debemos dirigir hacia el Sur por la Carretera Interamericana (hacia San Isidro de El General) y aproximadamente una hora y media después cercano al Km. 70 giremos a la derecha y debemos seguir por un camino ahora de asfalto ahora de tierra por uno 800 metros. Llegaremos tras atravesar un bosque de robles al El Mirador de Quetzales. Aparquemos y disfrutemos del bosque caminado por sus senderos.

En silencio y observando las copas altas podremos ver al "ave de cola larga de plumas brillantes". El Quetzal es de la familia de los drogones y existen hasta seis especies diferentes, todas en peligro de extinción. Aquí no es difícil verlos, al menso yo siempre los vi, en otros bosques de Costa Rica es casi imposible. Esta vez tenemos suerte, a escaso cien metros del sendero, oímos cantar a un macho y al afinar los prismáticos nos sorprende con su larga cola al viento. Un ave increíble, un momento fascinante. Fotografiarlos es sumamente difícil por la frondosidad del canopy y por su peculiar color que le hace bastante mimético.

Ahora si es el momento de marchar a buscar otras Escapadas. Espero que hayais disfrutado de este cuaderno de viaje a Costa Rica. Teneis otra entrada del Costa Rica en PARQUE NACIONAL MANUEL ANTONIO

viernes, 11 de marzo de 2011

CUADERNO DE VIAJE. PARQUE NACIONAL MANUEL ANTONIO. COSTA RICA (VI)

A veces lo de menos es porque llegamos, si no donde llegamos. Descubrí esta costa del Pacífico constarricense conduciendo un viejo todoterreno y viviendo la noche en busca de las playas donde ponen las tortugas su huevos. He recorrido y vadeado sus rios y ha pasado miedo en el río Tárcoles cuando los locales se acercan alimentar a los enormes cocodrilos de mar (Crocodylus acutus), sin más protección que sus cuerpos y sus vidas. Y es por eso que hoy, al vadear a nado el río que protege la entrada al Parque Nacional Manuel Antonio, un frio me ha cruzado por la columna. Pero ya en la otra orilla, no me he vuelto a acordar.

Caminando por la húmeda arena de Manuel Antonio, hemos visto huellas de alimañas que la cruzan. Es tarde y el parque está cerrado, se qu ehoy estamos cometiendo una infracción, pero no volveré a este parque en años y quería volver a verlo por última vez. No buscamos nada, solo despedirnos de uno de los lugares más salvajes e increibles de Costa Rica. En la otra orilla, un pueblo dedicado al turismo nos hace llegar su música yanki y sus ruidos de invasión, pero allá dentro,  en el parque, el reino del jaguar, del ocelote, del zorro y las serpientes y el reino de las aves y las mariposas, la tranquilidad es total. Nos sentamos sobre una piedra a contemplar caer la tarde cuando un ruido no sobresalta. Sobre las ramas de los árboles cercanos, se mueven unas pequeñas alimañas. Son muchos, una familia al completo. Es la familia de monosTiti ( Saimiri ostendi) que ha venido a despedirse de nosotros y a la que despedimoscon jolgorio. Esta mañana nos observaban desde las ramas y confiados se han acercado esa tarde.

Ya cae la tarde y nos vamos, no sin antes volver a mirar a lo más profundo de este bosque lluvioso e imaginar cuantas miles de historias sucederan allá dentro esta noche. En un claro del bosque , una zorro plateado(Urocyon cinerearentus) nos mira curioso y nos dice adiós. Teneis una entrada en este enlace del PARQUE NACIONAL LAS BAULAS

lunes, 7 de marzo de 2011

CUADERNO DE VIAJE: PARQUE NACIONAL LAS BAULAS. COSTA RICA(V)




La noche se va alargando, las brisa es fresca, la impaciencia domina la espera. Suenan pasos en la arena húmeda y la oscuridad nos deja intuir una silueta. Es el guía del Parque Nacional Marino de las Baulas, en el Pacífico costariqueño. Nos llama suave y caminamos casi ciegos hacia él. No hay luna. Escuchamos las olas romper y el grito de algún ave sombría. Caminamos en silencio y acostumbrados ya a la negra oscuridad, comenzamos a percibir más figuras y una tenues luz roja de una linterna. Intuimos que son los biólogos del parque. Están agachados sobre una pequeña duna...

No es una duna, ya que se mueve, es grande y levanta arena, es grande y de color oscuro..., es una enorme tortuga Baula (Demochelis coriacea) de casi dos metros desovando cerca del bosque. Lenta, pesadamente remueve la arena bajo si. Escarba un nido que sera la casa de su pequeños durante las próximas semanas. Una enorme tortuga que despierta en nosotros un sentimiento indescriptible de belleza y admiración. Acaba de escarbar y comienza la puesta y uno tras otros van cayendo al nido, unos huevos blancos y redondos, uno ,diez, cien..., la hembra solitaria ha cumplido con el ciclo de la vida. Al acabar, si siquiera prestarnos atención, los cubre con el mismo mimo que empleo en hacer el nido. Casi dos horas han pasado desde que comenzará su ardua tarea y ahora, después de descansar, exhausta, un rato en la arena, comienza a arrastrarse pesadamente hacia la orilla. La perdemos en la oscuridad aún escuchando sus jadeos. Esta noche no vendrán más. Es tarde. El guía nos recuerda que antaño venían centenares cada noche. Triste noche esta en la que solo un ejemplar ha aparecido.


Reconozco que derramé alguna lágrima. En esta viaje estoy viendo cosas muy hermosa, se que me quedan muchas más por ver, pero la imagen solo y desvalida de la Baula, tan triste al marcharse sin saber que sucederá con su prole, esa imagen se que nunca se me borrará de la memoria. Tenéis una entrada al PARQUE NACIONAL VOLCAN ARENAL en este enlace.

domingo, 6 de marzo de 2011

CUADERNO DE VIAJE: PARQUE NACIONAL VOLCAN ARENAL. COSTA RICA (IV)

Exploto el Volcán en la mañana, del estruendo, las aves, los animales, las personas, el cielo, la vida... se pararon.susto, sorpresa. emoción, las piedras de lava que hace instantes volaban por el cielo, de repente ruedan con estruendoso impacto por la ladera del Volcán Arenal, que incendiado, inflamado, enaltecido ruge arriba con denuedo. Todos callamos. La noche, todavía se resiente y la incandescencia de las piedras hace parecer la escena un calle de guirnaldas encendidas. De repente todo cesa. Ya no hay rugido, ni llanto, ni explosiones, ni plañideras..., solo silencio.

Se nos echa encima la claridad del día y junto con ella para romper el silencio, las aves vuelven a cantar, se escucha el murmullo del Río Tabacón en la espesura, los monos gritan en el dosel, la algarabía de selva virgen se adueña de la escena. El Arenal está tranquilo, las nubes avanzan lentamente cubriendo con un manto su corona intentando calmar con humedad su sonrojo. Vemos una madre mono esconder a su pequeño y de un claro de bosque no s llega el olor a café recién hecho. Nos acercamos y un niño llora nuestra presencia, un perro ladra nuestra alegría y una sonrisa tras una ventana nos recibe. El volcán una ves más solo amenazó y no exploto. Todos estos seres a su pies viven su destino junto al volcán.

Decimos adiós y nos adentramos en un bosque lluvioso donde el sol  apenas penetra. Los pasos se marcan sobre la tierra húmeda, escasa tierra que da vida a este ecosistema donde la víbora, la tarántula y los escorpiones nos hacen caminar alerta. A lo lejos brilla un espejo , es el lago que retiene las aguas de la montaña-Nos sorprende a la llegada un nutria, que aquí llaman Lobito de Río (Lutra longicaudis), que nerviosa se sumerge y desaparece. Nos sentamos a descansar con la silueta del volcan delante nuestro,admirados de tanta belleza y un bando de Urracas Copetonas (Calocitta formosa), nos regala la última foto de la mañana, gráciles hermosas, con su copete ondeando a la brisa que nos llega de la montaña.    

Teneis aquí un enlace el RÍO SAN JUAN

viernes, 4 de marzo de 2011

CUADERNO DE VIAJES. POR EL RIO SAN JUAN. COSTA RICA (III)

Abandonamos Tortugero por la barra de un río cada vez más oscuro, vamos buscando la frontera con Nicaragua, un país vecino, hermanos, pero con constantes conflictos. Entramos al río San Juan que baña las dos orillas y nos situamos en la parte media del río. El barquero vigila la orilla, no quiere saltarse ningún control ya que los militares nicaragüenses son de gatillo fijo. En las orillas duermen los enormes cocodrilos de mar. Hasta ocho metros de antidiluviano bicho. La lluvia pertinaz molesta en el rostro, vamos fuera de la cabina, queremos empaparnos de los olores de la selva. No se me va de la mente la visión hermosa de este mañana en la playa, centenares de crías de tortugas verdes esparcidas por la fina arena, buscando el mar que las proteja, huyendo de los zopilotes y los perros y atacados por todo tipo de aves como los Caracara o gavilanes (Poliborus plancus). Miles de pequeños bebes que saben que algún día volverán a estas verdes playas a cumplir su ciclo vital.

El pájaro aguja, las garzas y los colibrí se protegen de la fina lluvia en las ramas medias, solo una lapa roja (Ara macao), una hermosa Guacamaya nos saluda desde lo más alto de un árbol. Hermosa visión confrontada con el verde oscuro de la selva. Y justo debajo de ella, un grupo de militares nos invitan a detener la marcha. Paramos y al bajar de la nave, nos requisan los pasaportes. Junto a ellos como en un libro de Gabriel García Márquez, varias putas se acicalan, Han pasado la noche juntos. Desgreñadas, sucias, harapientas como las ropas de los militares. Nos sellan el pasaporte y pagamos 50$ dólares. Es la comisión por navegar en medio del río. Nos depedimos y vemos como las putas escupen en el suelo en señal de desprecio. Ya ha parado de llover.

Nos alejamos buscando la otra orilla y el ruido de una selva menos salvaje que el control que hemos dejado a nuestras espaldas. Lo agradecemos.

Tenéis el enlace al PARQUE NACIONAL TORTUGUERO

miércoles, 2 de marzo de 2011

PARQUE NACIONAL TORTUGUERO. COSTA RICA (II)

Se abre el mar en largos brazos, estruendos se escuchan en la mañana que anuncian unos bravos océanos enfurecidos, es el Caribe que aquí no es turquesa sino bronco y rudo en sus envestidas sobre la arena. Sopla el viento con fuerza que quiebra las ramas más tiernas del bosque y las arrastra el oleaje mar adentro.

Se funden en el río los colores de la tierra, el azul intenso del horizonte lejano con la borrasca que nos azota en el sucio cristal del río se reflejan. No se alcanza a ver el fin. Los “quitos”, agricultores locales se afanan en sacar vida a este lodo angustioso, nos saludan en la orilla. La barca se encalla y de agua a la cintura embutidos arrastramos nuestro miedo por el barro, acechados quizás olidos por caimanes y pirañas.

Apenas divisamos vidas detrás del bosque, no se sienten gritos de niños en la espesura, ni olor de hogar de chimeneas, solo garzas, garcetas, cigüeñuelas y caimanes que asoman sus hocicos en el agua y arrastran su rastro de muerte por la barra de la arena.

Es el río Tortuguero que no duerme, es el bravo río que no está dormido. Al llegar al pié del cerro Tortuguero los monos aulladores no miran inquietos. De los árboles llueve el agua que dejó la tormenta y en su base descubrimos la “Blue Jeans” (Dendrobates plumilio”), una minúscula ranita que rebosa veneno por su piel y que sería capaz de paralizarnos en segundos.. Los mosquitos, enjambres que infectan el aire y apenas nos dejan respirar se ensañan con nuestra piel. Ascendemos el cerro pesadamente, las botas se hunden en el fango y vamos perdiendo el ánimo en el intento, las iguanas verdes (Iguana iguana) se refugian debajo de las palmas de la humedad. Arrasa de nuevo la lluvia, el calor es insoportable. Huimos de la serpiente terciopelo enroscada sobre las ramas de los árboles, un trogón ( Trogon Massera) levanta el vuelo a nuestro paso cuando ya estamos coronando.

Allí arriba vemos el mar destrozar la orilla, el vendaval que se aleja moviendo el dosel del bosque como una niñera complaciente, la aves que levantan el vuelo asustadas y el río, sucio, marrón oscuro sobre el verde escenario, que nos vigila. Un sueño más cumplido, un hito alcanzado, un nuevo lugar en blanco en mi imaginación que hoy acabamos de conquistar, “el famoso río Tortuguero y su cerro lluvioso” en las selvas más intrincadas de Costa Rica.

Tenéis un enlace sobre el PARQUE NACIONAL BRAULIO CARILLO