Páginas vistas en total

martes, 14 de octubre de 2014

ECUADOR(VI): EL OASIS CULTURAL DE LA BELLA CIUDAD DE CUENCA

Cuenca es la tercera ciudad más grande del Ecuador y capital de la provincia del Azuay,  llegamos hasta ella bajando de las altas cumbres de los Andes entre verdes valles donde diferentes grupos  de la etnias locales se entregan a la dura tarea de sacarle dos cosechas a la tierra. Dejamos atrás las planicies alpinas que el Chimborazo nos enseñó y las enormes y zigzagueantes  curvas donde nos mecimos en el tren de Alausi hasta la "Nariz del Diablo, hoy más que nunca entretenimiento turístico bastante alejado de aquella mística que antaño emanaba al bordear las cimas subido sobre los techos de los viejos vagones.

Cuenca nos recibe con lluvia pero con la hermosura que siempre le atesora, la ciudad ubicada en un valle interandino de la sierra sur ecuatoriana, es el lugar ideal para los viajeros que buscan perderse y descubrir todo el encanto y la riqueza cultural de esta zona de Ecuador. Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO sus vecinos y gobernantes se vanaglorian de este hecho y se empeñas en hacerla cada día más bella. Cuenca recoge en sus calles la estampa y la silueta de las viejas calles españolas, todas copias de la sinpar La Laguna en la isla de Teenrife. Plano en cuadricula y dos pisos por edificio así como fachadas de vivos colores en estilo republicano.

La belleza arquitectónica de su centro histórico abarca a todos sus elementos: iglesias, parques, casa coloniales, calles adoquinadas, vestigios arqueológicos de épocas pasadas y como no, el barranco del río Tomebamba que estos días viene muy crecido asustando a los turistas que huyen de sus orillas. 

Cuenca es ciudad de encuentros y de contrastes. En sus sobrios edificios institucionales y en su forma de vida se deja escapar que mantiene el espíritu conservador y tradicional reflejado en verdaderos monumentos de la cultura cuencana como la Catedral, famosa por sus cúpulas celestes, y sobre todo por su arquitectura románica, donde el oro y el mármol se prodigan entregados a la suntuosidad de la oligarquía local o por su casa consistorial, recargada y sobria a la vez con piedras rosadas que contrarrestan la belleza del resto de la ciudad.

Pero más que un recorrido turístico,  que eso lo podrán encontrar en cualquier guía de la ciudad, en este post les invito a pasear por sus calles, sentarse en el parque a ver como las "cholas" y "cholos", los campesinos venidos del campo, toman la ciudad en la mañana para hacer sus compras en el mercado central y se regalan un cucurucho de crema de mango; como las floristas arreglas sus puestos de flores para que estén lindos y sean solicitados por los cuencanos para adornar los altares de vírgenes y cristos, que de estos tienen muchos; que se acerquen al mercado artesanal para ver regalos que llevar y artesanía local; que se acerque hasta algunas de  las librerías de  la ciudad a comprar algún libro que les cuente la historia de esta bella ciudad  y sentarse a leerlo en sus parques o cafeterías y por último, que se relajen tomando un café, un chocolate o una cerveza en algunas de las cafeterías y bares que jalonan todo el casco histórico de Cuenca. Cuando haya echo todo esto, llevará varios días en la ciudad y a habrá aprendido a quererlo y cada tarde, cuando los cholos y cholas ya se marchan a sus casas,  se dejará caer por sus calles a vagabundear,  olisquear y degustar los aromas y sabores de la ciudad de Cuenca.

2 comentarios:

  1. La chola cuencana, con sus polleras,sus chales ( lastimosamente en desuso los originales) sus sombreros de paja toquilla; muy conservados y cuidados con extrema pulcritud, su forma melódica de hablar que nos hacen pensar que están cantando, mujer emprendedora campesina, valiente , triste; muchas de ellas tienen a sus seres queridos fuera del país por migración casi forzada durante la crisis del 99. Esa es la chola cuencana, la que al caminar mueve sus polleras y en sus manos tiene un puñado de fibras para fabricar un SOMBRERO MAL CONOCIDO COMO PANAMÁ ! .....por eso evoco a "la chola cuencana mi chola, capullito de amancay"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande usted din Edison suette hemo tenido de
      Conocer a la mujer indigena y de ver como muevn la economia del pIs

      Eliminar