Páginas vistas en total

sábado, 3 de noviembre de 2012

MIS FAROS: LA ESTACA DE BARES. A CORUÑA



Si hace unos días os traía al blog uno de los faros símbolos de la imaginación de miles de aventureros, el faro de la Torre de Hercules,  hoy no es mucho menos, el Faro de Estaca de Bares, el faro más septentrional de la península ibérica y un símbolo para los navegantes del bravo mar Cantábrico. El faro de la Punta de Estaca de Bares, entró en servicio en 1850 con la apariencia de una luz blanca giratoria con eclipses de minuto en minuto.

Se emplazó en una meseta llamada Ventueiro, sobre un montículo cuya prolongación forma la llamada "punta de la Estaca de Bares", de la que recibe el nombre. Ese lugar donde las mareas de dos mares chocan, donde los barcos acostumbran a no pasar y a huir como alma que lleva el diablo, es la frontera imaginaria donde mezclan sus aguas el Atlántico y el Cantábrico. Un lugar mítico para los navegantes y las mentes de los aventureros.

Situado en el cabo que sirve de entrada a la Ría del Barqueiro, es el primer faro de la costa coruñesa y el más septentrional de toda la península. Se accede a él por un ramal de 7 km. que parte de la carretera de la costa que va de Vivero al Ferrol, en el puerto del Barqueiro, bordeando el margen derecho de la ría al pie de la Sierra Faladoira. Ese mismo lugar es el que escogen millones de aves para hacer su entrada en nuestro país en sus migraciones estivales e invernales. Desde las lomas que acceden al faro y desde lomas cercanas, los amantes de las aves instalan sus telescopios para contemplar el paso de las aves que nos llegan desde el norte aves todas que nos traen recuerdos del frio como Araos, frailecillos, alcatraces, colimbos árticos…

Ese lugar mítico ya forma parte de mi mapa de viajes y recordaré siempre como se juntan los vientos que dan la vuelta en él y es casi imposible respirar mirando las corrientes ya que la emoción y el fuerte aíre te tapan las fosas nasales. Un lugar increíble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario