Páginas vistas en total

lunes, 2 de diciembre de 2013

NAVIDAD (I): EL OLENTZERO UNA LEYENDA VASCA

La historia del Olentzero esta localizada en el municipio Navarro de Larraun. El Olentzero tenia tantos ojos en la cara como días tiene el año y entraba cada Nochevieja en cada pueblo llevándose a los niños que encontraba despiertos.

Vuelvo a repetir estas estradas de la Navidad que gustan tanto cada año. Así comienza siempre la historia de este personaje popular vasco que es a la cultura vasca lo que Papa Noel a la anglosajonas y , desgraciadamente, cada día más a la latina. Pero lo mejor de todo es que mucha gente cree, a diferencia que el padre del traje rojo que el Olentzero es alguien que podía perfectamente haber existido. No es una creencia, como la de los reyes magos,  que pudiendo ser verdad parece increíble con lo del mito de la estrella y los reyes buscando un niño pobre en Belén, el Olentzero tiene poco de sobrenatural, realmente salvo el hecho final de cuando el Olentzero muere que el hada lo resucita , hasta entonces el abuelo vasco es un ser normal, carbonero de profesión, comilón, algo borrachete y sucio.

La tradición dice que vivía en los bosques de Euskal Herria, hace muchísimos años, vivía un hada muy bella de cabellera amarilla y ojos muy brillantes. Como todas las hadas cuidaba de la gente y estaba acompañada por criaturas como duendes llamados Prakagorri (pantalones rojos) que la ayudaban en todo su trabajo. Un día que el hada estaba viajando a través de las montañas mientras estaba peinando sus cabellos en una fuente los prakagorri le anunciaron que algo había moviéndole entre los helechos. Los duendes gritaron para llamar la atención del hada y ante la sorpresa del hada que no entendía como los humanos habían podido dejarlo abandonado encontraron un bebé humano. Por ello el hada le dijo al bebé: "tu nombre será Olentzero, porque es una cosa maravillosa haberte encontrado. Y por este acto te daré los regalos de Fuerza, Coraje y Amor, por todo el tiempo que tú vivas". Entonces el hada cogió al niño y lo llevo a una vieja casa en el limite del bosque donde vivían un hombre y una mujer que no tenían hijos. Así que sabiendo el hada que serían muy felices de recibir el bebé lo dejó enfrente de la puerta para que ellos lo encontraran.

Claro que el niño se hizo hombre y empezaron sus dudas y temores hasta que el Olentzero pensó que lo que necesitaba era ayudar a otras personas que lo necesitaban. Recordó que en el pueblo había una casa donde vivían los niños que no tenían padres, ellos vivían de lo que la gente del pueblo les daba, esos niños eran muy solitarios como yo, pensó el Olentzero así que harto de hacer algo para que esos niños fueron mas felices. E hizo regalos que miles de años después sigue entregando por las casas de todos los niños navarros y vascos.

Pero un mal día, y por causas que no explico por tristes,  el Olentzero murió y su amiga la hada vino a salvarlo diciéndole al Olentzero: "Olentzero, tu has sido un buen hombre, lleno de fe y de buen corazón. Has dedicado toda tu vida a hacer cosas para los demás, y has dado hasta tu propia vida para salvar a otras personas. Por lo tanto no quiero que te mueras. Yo quiero que vivas para siempre. De ahora en adelante tu harás juguetes y otros regalos para los niños que no tienen padres y en todos los rincones de Euskal Herria".

Y a partir de ese momento así sucedió. En la mitad del invierno, al final de cada año, Olentzero va por todos los pueblos de Euskal Herria repartiendo juguetes a los niños que no tienen padres ni abuelos que les hagan regalos. Los niños de todos los pueblos celebran la llegada del Olentzero cantando canciones y esparciendo mensajes de amor.

Y el que no lo crea que se acerque esta noche a Euskadi y Navarra para comprobarlo

4 comentarios:

  1. No puede ser que esto te lo hayan contado los del Goierri, jajajajajaja

    ResponderEliminar
  2. hermosa tradición que exportar, por esto es por lo que las culturas se hacen grandes

    ResponderEliminar
  3. Olentzero joan zaigu
    mendira lanera
    intentzioarekin
    ikatz egitera.
    Aditu duenian
    Jesus jaio dela
    lasterka etorri da
    berri ona ematera.

    Horra! Horra!
    Gure Olentzero!
    Pipa hortzetan duela
    eserita dago
    kapoiak ere baditu
    arraultzatxuakin
    bihar meriendatzeko
    botila ardoakin.

    Inolaz ezin dugu
    Olentzero ase
    bakarrik jan dizkigu
    hamar txerri gazte.
    Saiheski ta solomo
    makina bat este
    Jesus jaio da eta
    alaitu zaitezte.

    Horra! Horra!...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya tela a ver si este año se lo enseñas a tu nieto

      Eliminar