Páginas vistas en total

viernes, 2 de mayo de 2014

EL DÍA DE LAS MADRES NO SE LO INVENTÓ EL CORTE INGLÉS. FELIZ DÍA MAMA




Mucho he hablado de la isla de La Palma en Canarias y mucho hablaré ya que he pasado muchos años caminando y viviendo por  esa bendita tierra, al amparo de mis viajes y expediciones, echadle un ojo a algunos de los post que he escrito sobre ella. Pero hoy la traigo por algo muy diferente, la traigo para recordaros que hoy es el Día de la Madre y aunque no lo creáis, ese día no se lo invento el Corte Inglés. Ese día se celebró por primera vez en el municipio de Breña Baja, en la Isla de la Palma.

Breña Baja fue el primer municipio de España en fijar, con carácter perpetuo, la celebración anual del Día de las Madres cada tercer domingo de mayo. Por tal motivo se le concedió el título de Muy Noble y Honorable Villa de Breña Baja, y en la plaza consistorial se erigió un monumento que así lo recuerda. Félix Duarte Pérez, un poeta local fue el  hacedor de tal logro ya que, a propuesta suya, el 5 de abril de 1936, la Corporación Municipal adoptó el acuerdo de homenajear a las madres, con carácter perpetuo, el tercer domingo del mes de mayo. Breña Baja debe a tan feliz iniciativa y al informe favorable de La Academia de La Historia el otorgamiento, en 1947, por parte del Ministerio de La Gobernación, del título de “Muy Noble y Honorable Villa”.

Cuentan las crónicas que  la propuesta del alcalde de la localidad José Manuel Hernández Vergara, “debió ser analizada con ciertas dosis de perplejidad. Pero este homenaje que se había rendido por primera vez en 1936, a instancias del poeta y entonces concejal Félix Duarte, no era un hecho insólito, sino una costumbre que había conocido el vate palmero en Cuba, y que había llegado a la Isla caribeña procedente de Estados Unidos, concretamente de Filadelfia, donde, a iniciativa de Anna Jarvis, se celebraba desde 1907. El periodista y concejal en el Ayuntamiento de La Habana, Víctor Muñoz, la introdujo mediante moción en 1921, que fue aprobada por el Pleno de la Corporación el 7 de abril de dicho año “por considerar una admirable loa, enaltecedora y útil la costumbre que existe en los Estados Unidos, de designar un día cada año como Día de las Madres, en el que los buenos ciudadanos exteriorizan de  manera más visible e intensa el cariño hacia su madre si ésta vive y su veneración si ha muerto”. La propuesta concluía estimulando a los hijos a colocarse el día del homenaje “una flor roja en el ojal en honor de su madre, si esta vive, o blanca, en señal de piadoso recuerdo, si ha muerto”.

Félix dedicó ese día y esta poesía a la madres y con ella, yo le deseo a todas las madres del mundo que nos han criado con tanta devoción,  y a la mía con carácter de urgencia  ¡¡¡¡¡¡FELIZ DÍA MAMÁS!!!!!!

Tienen los hijos de esta tierra hermosa
de nobleza honorable ejecutoria.
De ascendencia formal y limpia historia,
buen corazón y alma generosa.
De firme voluntad, jamás dudosa,
ambiciones de paz, de amor y gloria.
Antepasados de feliz memoria
fundaron esta grey sana y honrosa.
Quiso Dios, como alarde de ventura,
bajo el fulgor de un cielo que es promesa,
darle campos colmados de hermosura.
Para sufrir, paciencia y fortaleza;
unas madres nimbadas de ternura
y un mar sereno que su orilla besa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario