Páginas vistas en total

sábado, 2 de enero de 2016

GRANADA: PASEANDO EL SACROMONTE

Comienza el 2016 raro, con poca lluvia sin frio y casi con ambiente de primavera.Estamos en Granada y con un tiempo así lo mejor es salir a pasear por la bella ciudad cristiana y mora. Y que mejor lugar que el Sacromonte, el barrio de Granada que nos ofrece muestras de la rica y variada geografía granadina: montaña, vega y ríos y una rica variedad étnica donde podemos apreciar los rasgos árabes,  los viejos judíos, castellanos  o payos y como no gitanos y como dice uno de los Mayas, gitanos antiguos del barrio, "aunque hoy viven de todo aquí más guiris que gitanos". Los gitanos están instalados, desde el siglo XVIII en las laderas del Cerro de San Miguel y en la orilla del Camino del Sacromonte, el viejo camino musulmán de Guadix.

La loma donde vive el Sacromonte es seca, salpicada de  pitas y chumberas y con miradores hermosos desde donde podemos sucumbir a la hermosura de la mora Alhambra, las laderas blancas del caserío albaicinero y el verdor del Valle de Valparaíso por donde discurre el Darro.  Clarooscuros del sol de invierno que no dejan de maravillarnos.
Las cuevas del Sacromonte se agrupan en torno a barrancos, formando así una especie de calles. Cons sus empedrados, rincones, plazuelas, fuentes y descansos. Las cuevas más famosas son las Zambras: espaciosas, blancas y adornadas de cacharros de brillante cobre y donde se come, se baila, sea aloja uno y hasta es posible aprender idiomas. Las de la cima son las más humildes donde viven gentes sencillas con pequeños jardines y paredes encaladas.


Las cuevas del Sacromonte en Granada han sido hogar durante siglos de gitanos, bohemios y artistas flamencos. Cada día son más los que se dedican al turismo, pero cada día, afortunadamente somos más, los que nos hemos enamorado del lugar y subimos a paso tranquilo a beber de la inalterable hermosura de este barrio antiguo.

Al finalizar el paseo, sentado sobre un viejo banco, oliendo a cocido y a marihuana de unos gitanos que charlan plácidamente, nos tomamos una cerveza en casa de los Mayas, con el sol dando de frente y la Alhambra saludando en la placeta que llevo el nombre de la dinastía flamenca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario