Páginas vistas en total

jueves, 19 de mayo de 2016

BURGOS: LA SIERRA DE ATAPUERCA Y EL HOMO ANTECESSOR, NUESTRO BISABUELO CAVERNARIO

La sierra de Atapuerca es una pequeña elevación, de 1085 m s. n. m., situada a unos 15 km al este de la ciudad de Burgos. Un lugar de confluencias geológicas pero desde hace unas décadas un lugar reconocido como Patrimonio de la Humanidad por haberse encontrado en algunas de las cuevas que alberga vestigios de nuestros antepasado, los vestigios y restos más antiguos que se conservan en nuestro planeta.

De sus historia, de los científicos y personas involucradas desde principios del siglo XX en este descubrimiento y de la importancia de ellas,tenéis vasta información en la página oficial de Atapuerca. En el último post os hablaba del Museo de la Evolución Humana de Burgos y de las excelencias del trabajo allá realizado. Pues en estos yacimientos pasa lo mismo. Una obra llevada a cabo con mucho esmero pos sus fundadores y que continua dando sus frutos. El primer fósil humano de la Sima de los Huesos fue hallado en 1976, 30 años después se puede decir que el vientre de Atapuerca ha recuperado la mayor colección de fósiles humanos del planeta, datada en algo más de 430.000 años. Y el trabajo de reconstrucción de esos fósiles ha sido bárbaro ya que los restos, más de un millar de fragmentos craneales, no son mayores que el de las uñas de las manos. En aquel primer descubrimiento, nadie pudo imaginar que Atapuerca sería hoy lo que es, entraron buscando restos del oso cavernario y se encontraron con Miguelon, Agamenon y otros restos de nuestros antepasados.

La Sima de los Huesos, dentro del complejo del yacimiento, es la mayor fuente de restos  fósiles humanos del planeta y el único en el que está representada una amplia población humana compuesta por al menos veintiocho individuos de ambos sexos y diferentes edades de muerte. Aquellos seres eran muy parecidos a nosotros, de similar estatura pero y lo más importante:  fueron capaces de hablar como nosotros y es probable, como afirman los científicos que no se encontraran allá de forma casual, esos seres tenían ya capacidades cognitivas y de bien seguro, estamos ante un cementerio. Científicamente es  la primera acumulación intencional de cadáveres de la historia. Los patronos investigadores llegaron a esa conclusión tras el hallazgo en 1998 de un bifaz de características muy peculiares (la única pieza de industria lítica hallada en el yacimiento), Excalibur, que sugiere una dimensión simbólica para la acumulación de cuerpos.

Y aunque quizás el nombre Homo antecessor, que sus descubridores inmediatamente le colocaron,  pueda venirle grande y está siendo muy cuestionada por paleontólogos y especialistas, este Patrimonio de la Humanidad en nuestro país, sus trabajos, sus investigadores y su mantenimiento deben ser apoyados y protegidos por que, lo que reúne la Sierra de Atapuerca y sus yacimientos, es algo único en el mundo y orgullo para toda la comunidad mundial. Os he dejado más fotos en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario