Páginas vistas en total

miércoles, 4 de mayo de 2016

DESDE MI VENTANA: PARADOR NACIONAL DEL TEIDE(TENERIFE)

Cuando llego a Tenerife intento siempre buscar las cumbres de la isla, sus paisajes más agrestes y salvajes, sus lugares míticos. Paisajes lunares donde se han rodado películas, anuncios y donde han ocurrido algunas de las más bellas historias de amistad que yo recuerdo. Cuando llego a Tenerife y las Islas Canarias, siempre voy buscando sus límpios y azules cielos que me hablan de nuestra humanidad y de nuestra insignificancia dentro de un universo infinito. Pero además esta vez, me he alojado en el Parador de Turismo de la isla, buscando la noche y buscando escaparme cuando las horas oscuras alejan a los turistas de la falda del mítico volcán.

No ha sido quizás la noche más limpia de nubes, tampoco ha sido calurosa ya que el frio me calaba hasta los huesos, pero si ha sido la noche en que asomado primero a mi ventana del parador y luego caminando por el Sendero de los Roques de Garcia he sentido esa inmensidad que solo se entiende en esas soledades y en estos paisajes. La luna me ayudaba a divisar el roque, el Teide y sus escorias, el trípode me permitió hacer algunas fotos pero al final..., sentado sobre un bomba basáltica, escuchando el sonido del viento y su violenta irrupción en la escena, es cuando pude disfrutar de uno de los lugares más hermosos de nuestro planeta. Si no lo han podido vivir, inténtenlo, huyan de las playas atestadas del sur, del parque acuático, de los bares ruidosos, alójense por una noche en el parador de turismo y salgan a conocer la auténtico noche tinerfeña y..., que la disfruten.



No hay comentarios:

Publicar un comentario