Páginas vistas en total

viernes, 2 de abril de 2010

SEMANA SANTA SEVILLA. VIERNES SANTO

La tarde del viernes es la tarde de las familias, es fiesta y todo el mundo quiere disfrutar de la fiesta popular en la calles. Hemos comido en el paseo del río en la localidad de Coria del Río, en un chiringuito que se llama Los Patitos, Un día soleado y tibio y de comer lo típico de la ciudad marinera, pescados y entre ellos, el Albur, el pescado del río que le da vida. Manzanilla “La Guita” para beber.

De allí para Triana para despedirnos de esta Semana Santa 2010. Queda mañana y el domingo pero eso es otra fiesta más triste con el Santo Entierro, que ya no me gusta.

Tanto el centurión como los demás espectadores del Calvario vieron cómo el sol se oscurecía, dejando la tierra sumida en densas tinieblas, mientras que cada uno sentía cimbrarse la tierra a sus pies. Todos se escalofriaron cuando escucharon el angustioso grito de Jesús, que se sentía abandonado de quien él mismo había proclamado era su propio padre. “padre mío por que me has abandonado”

Y eso es lo que el imaginero andaluz quiso grabar en al expresión de “El Cachorro”, la desesperación del instante final de la vida del profeta. Y lo clavo. Al verlo caminar por su barrio de Triana uno tiene la sensación de que el artista supo transmitir al rostro toda la profundidad del instante bíblico. Dice la leyenda que es la imagen de la expiación de un gitano facinerosos denominado con ese nombre que vivía en el barrio.

Y detrás la imagen de la madre, la Virgen del Patrocinio, una cara de virgen joven, finamente tallada y con los colores del verano que nos llega. Los trianeros la veneran desde hace más de cuatro siglos y nunca llegaron a imaginar que Sevilla le rindiera honores cada viernes santo.

Cruzamos el puente diciendo adiós a la semana santa de este año, una semana santa a la que el tiempo ha respetado y en la que hemos querido llenarnos de la cultura en tierras sevillanas y de tradición de un pueblo que venera sus fiestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario