Páginas vistas en total

lunes, 17 de diciembre de 2012

LO TWA UN PUEBLO MARGINADO Y ABANDONADO A SU SUERTE. RUANDA



Parece que no aprendemos ni aprenderemos nunca de nuestros errores y de los errores que nos llevan a cometer atrocidades y que sin darnos cuenta volvemos a caer en los mismos errores una y otra vez. No hace mucho, algo más de una década los hutus y los tutsis se mataron a machetazos en estas tierras de Ruanda, todos se creen los dueños de esas tierras y por esa ley se permitieron un genocidio que no ha cicatrizado sus heridas todavía. Pues bien con la sangre aún gresca, con el dolor latente, con las heridas abiertas y con los machetes todavías con el ocre de la sangre seca, el gobierno ruandés ha decretado la destrucción de las casa y poblados de la etnia Twa, los pigmeos dueños de las tierras, los primeros pobladores de las mismas y a los que tutsis y hutus tratan como inferiores, bajo el pretexto que no las casas de adobe y paja no son más que imágenes d epobreza y deben se sustituidas por nuevas casas con techos de zinc y lo que es mejor aún, que esas casas deben ser pagadas por los mismso emprobrecidos y cadavéricos Twa que trabajan la tierra semiesclavizados por las etnias que llegaron después, y que se creen con el derecho a todo lo que su Dios les otorgo. A veces merecemos el fin del mundo como dicen los mayas.

Los habitantes indígenas de Ruanda son los Twa, un pueblo "pigmeo", vivían como cazadores y recolectores en los bosques de gran altitud de los países que hoy conocemos de Ruanda, Burundi, Uganda y República Democrática de Congo (RPD). Los Twa hoy se ven obligados a abandonar su estilo de vida tradicional porque sus bosques han sido destruidos por el madereo, la agricultura y los proyectos de "desarrollo". Las áreas de conservación de la fauna y la flora, establecidas para proteger las cuencas hídricas y las poblaciones de gorilas, implicaron el desalojo de comunidades Twa en Ruanda, la RDC y Uganda, a pesar de que los Twa tradicionalmente no cazan gorilas y sus actividades no afectan las funciones de las cuencas. Al igual que en el caso de muchos otros pueblos pigmeos, los derechos de los Twa a los territorios y recursos de los bosques no son reconocidos ni por las leyes escritas ni por las leyes tradicionales, y los desalojos se realizan sin compensación ni entrega de tierras alternativas.

El gobierno ruandés prohíbe además visitarlos bajo multas y penas de cárcel y es prácticamente imposible sacar una instantánea de sus pobres poblados sin techos. Algunos subsisten cerca de Ruhenheri o Nyungwe en espectáculos de cultura tradicional. Los proyectos de conservación expulsaron a las comunidades Twa de Ruanda de la reserva de bosques de Nyungwe y del Parque de los Volcanes. Hoy apenas unos pocos Twa tienen trabajo en los parques como mano de obra ocasional o rastreadores. Se cree que entre 50 y 57 % de los hogares ruandeses contaban con la extensión mínima de tierra (0,7 há.) necesaria para alimentar a un núcleo familiar promedio de 5 personas. Pero la situación de los Twa es mucho peor, sólo 1,5% de los
hogares disponen de tierra suficiente para alimentar a sus familias.

Los Twa son el grupo más pobre de la sociedad ruandesa, carecen de acceso a la educación formal, vivienda y atención médica. Muy pocos de ellos saben cultivar, y la mayoría vive de la alfarería, trabajos ocasionales y de pedir limosna. Fueron víctimas del genocidio de 1994, en el que según las estimaciones perdieron 30% de su población, en comparación con el 14% de la población general. Las pérdidas de los Twa nunca han sido reconocidas por el gobierno ruandés posterior al genocidio. Y mientras el presidente ruandés anda intentando solucionar los conflictos del Congo, vivir para ver.

2 comentarios:

  1. Es muy cierto, he estado investigando para una exposición sobre Ruanda y solo hablan como si los Tutsis hubieran sido los únicos que sufrieron y fueron eliminados. Ademas en ninguna parte tienen en cuenta a los Twas, solo los mencionan al principio de la historia de Ruanda, los mencionan como si toda la gente de esa etnia hubiera muerto desde ese momento y no quedaran rastros de ella.

    ResponderEliminar
  2. desgraciadamente así es Paola, un pueblo hundido y abandonado, el genocidio lo cometieron todos, desde los belgas en la colonización, los tutsis durante su mandato y los hutus fueron la mano ejecutora pero a día de hoy los únicos que no han salidao de aquella barbarie son los twa, hay otras entradas en el blog y si necesitas algo me comentas y encantado de ayudarte. besos

    ResponderEliminar