Páginas vistas en total

sábado, 2 de marzo de 2013

PALEOBOTÁNICA EN LA RUTA MAYA (III). EL SALVADOR

Estos días que andamos por tierras de volcanes y selvas, nos sorprenden todas las noticias que sobre ellos leemos y por supuesto más si se tratan de hallazgos increíbles como el de un bosque petrificado cerca de la capital de El Salvador. Y más si esos restos llevaban años descubiertos y es ahora cuando se remueven o descubren. Los dueños de los terrenos donde se ha descubierto el bosque, tenían conocimiento del bosque petrificado desde hace unos 30 años, no fue hasta el 2003 que lo comunicaron a las autoridades, que ¡¡¡¡ahora!!!! han iniciado las prospecciones.

Un bosque petrificado es un yacimiento en el que abundan fósiles de árboles, que pueden desvelar detalles muy minuciosos de nuestra presencia en la tierra y de la evolución de la misma, ya que la madera petrificada puede conservar su estructura original con todo detalle.

Lo bueno de todo esto es que las autoridades salvadoreñas han pedido ayuda a paleobotánicos de Brasil y México "para tratar de recibir una ayuda especializada", porque en El Salvador no hay paleobotánicos. La ayuda de los expertos permitirá conocer la edad exacta de los árboles petrificados, su familia botánica, si ya "están extintas o si aún perviven. A partir de aquí todo son especulaciones y una de ellas enlaza con nuestros post de los volcanes centroamericanos ya que es posible que los árboles quedaran petrificados debido a una erupción volcánica. Se ha observado que todos los troncos "están con rumbo de este a oeste, eso significa que hubo un evento muy grande que los tumbó y posteriormente los conservó", leemos.

Una vez más vemos que la naturaleza avanza con su propio paso ajena a cuanto sucede alrededor y siguiendo sus propias pautas de conducta. Nosotros seguimos en esta excoexpedición por los lugares donde vivieron los mayas. Mañana a Guatemala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario