Páginas vistas en total

jueves, 26 de septiembre de 2013

PARQUE NACIONAL DE ABERDARES (V) . SAFARI NOCTURNO KENIA

Nos es buena noche para safari nocturno. Llueve insistentemente y la niebla vien y va no dejándonos ver más de 10 metros. Pero es lo que hay y como digo siempre, en África todo es posible.

En The Ark, tienes dos opciones, quedarte toda la noche pegado a la ventana de la tronera cercana a la charca y haciendo espera o hacer lo que hacen muchos neófitos: marcharte a dormir por que sabes que un vigilante te avisará con un timbre de los animales que viene a la charca, un timbrazo elefante, dos rinoceronte, tres leopardo y cuatro rarezas de la noche. Yo soy de los de tronera aunque mucho me temo que esta noche dormiré bastante rato.

La noche no comienza mal, ya que pese a la lluvia, varios Antílopes de bosque y una familia de Warthog se acercan a la charca y un macho adulto se asusta y puedo captar, borrosa por la lluvia, una instantánea magnifica de ese salto. Premio. Al poco rato un gigantesco macho solitario de Búfalo se planta delante de mi cámara. Bueno no esta mal. Siguen llegando algunos visitantes siendo las Ginetas y las Mangostas de Cola Blanca, mamíferos carnívoros de la noche, las que no dejan de hacer de centinelas de la charca.

Cenamos algo y de nuevo premio, tres hienas en comando de caza, saltan a la charca a perseguir patos. No tienen suerte y no podemos hacer fotos porque la niebla es muy espesa. Cuando se nos comienzan a caer los ojos, son las 10.30 pero llevamos apostados de las 17 horas un enorme elefante macho nos saca del letargo. Una hora de pose fotográfica y ya estamos verdaderamente cansados de escudriñar la noche. Decido echarme cuando son casi las 12.

De repente un timbrazo, el corazón se acelera, uno es elefante, sin tiempo todavía de ponerme las botas, suena el segundo, un rinoceronte negro, esto promete y el corazón se quiere salir, ya en la terraza suena el tercero, joder un leopardo y ya la cámara quiere comenzar a disparar y de repente suena un cuarto…, ¿Qué será?. Soy el primero en acudir y detrás mía llegan algunos más. Su cara de decepción es tremenda, no entienden que le hayan hecho levantar para ver ¡ Cerdos gigantes de bosque!. El naturalista los comprende e intentar explicar que es una especie rara en gran peligro de extinción, pero no logra convencer a ninguno. Cansado pero despierto decido seguir allí a pesar de que la noche solo me traerá un mono nocturno( bushbaby) , ginetas, mangostas y antílopes. Pero esa guardia y el fío me traen a la memoria mi primera noche en este parque, entonces is, sonaron tres timbres y pude ver al leopardo en acción. Os dejo el enlace  para que los disfruteis http://www.youtube.com/user/rm4rive4?feature=mhum#p/u/19/9ok2xFRSQiI

No hay comentarios:

Publicar un comentario