Páginas vistas en total

viernes, 8 de agosto de 2014

EL BETEL UNA DROGA PELIGROSA.SRI LANKA (VI)



Hoy paramos en el mercado de Nuwara Eliya ha pasear en este viaje etnográfico de Ecowildlife. Entre frutas, pescados secos, atunes, pollos amontonados y una complicada carnicería, encontramos a un bededor de una droga muy popular en estas tierras. el Betel-

El “Betel” es el nombre con el que se conocen las hojas de un árbol tipo enredadera cultivado en Asia. Son hojas  reconocibles por su forma de corazón, esa forma tan replicada en el budismo y por tener una suave textura y una superficie brillante. En muchos países orientales, como la misma Sri Lanka, su consumo juega un papel importante a nivel cultural desde tiempos antiguos.

El betel posee un poderoso efecto estimulante además de ser un antisépticos, dicen los que lo toman que también refresca el aliento, pero su poder más llamativo, parece ser, es que es  un afrodisíaco, ya desde tiempo inmemoriales se habla de él, incluso tiene un apartado en el Kamasutra, el famoso texto sobre comportamiento sexual escrito hace miles de años.

La forma más popular de consumir el betel es mascándolo junto a otras sustancias como tabaco, nuez de areca y cal viva fina. El "Bultah"  que es como se conoce a esta mezcla, tiñe de color rojo sangre  las bocas de los consumidores locales. Quizás lo saben pero lo ignoran, pero esos efectos estimulantes, también tienen efectos nocivos para la salud. En la medicina ayurvédica, el Betel también es utilizada sola y en menores dosis en tratamientos naturales. En muchos países la medicina popular la recomienda para curar una amplia gama de enfermedades como abscesos, conjuntivitis, estreñimiento, dolor de cabeza, comezones, reumatismo, cortes y heridas. Para los dolores de garganta se muele la hoja se la mezcla con miel. El zumo preparado con hojas de betel es diurético y puede ser bebido diluido con leche. Además de todas estas propiedades medicinales, las hojas de betel contienen también una cantidad substancial de vitaminas y minerales, por lo que se utilizan como complementos en la dieta cotidiana. No obstante lo que vimos en este mercado y en otros lugares se aleja de esa medicina y se convierte en un droga barata y bastante nociva.

Tenéis más fotos de esta expedición en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario