Páginas vistas en total

viernes, 13 de noviembre de 2015

TAILANDIA(V): MAEBONCHOO EL ELEFANTE FELÍZ

Me apenan los animales enjaulados y los que se usan en circos y festejos, me apenan mucho que los turistas que se tiran fotos con ellos y conocer a los que los utilizan. En Tailandia esta prohibido cortar árboles en el bosque y desde hace unos años los elefantes que se domesticaron para cargar árboles caídos malviven en shows animados por turistas bajo el supuesto lema de un retiro mejor para los bichos. Y allá les dan de comer, les jalean cuando juegan al "fútbol" y se hacen fotos subidos en ellos. todo un patético homenaje a tan magnas bestias.

La vida de Maebonchoo es diferente. Tiene 81 años y está retirado. Junto a él viven otros 20 animales y con ellos su cuidadores. Casí todos son de la etnia Karen. Si esa etnia donde las mujeres son conocidas como mujeres jirafas. Llegaron exiliados de Myanmar con sus elefantes y no supieron que hacer cuando se les negó trabajar con ellos. Maebonchoo les ha enseñado otro camino. Bora su cuidador sonríe a la cámara mientras nos dice que ahora trabaja en el mejor sitio del mundo.

Thai Elephant Care Center es un centro diferente.  Es un hospital de elefantes, un asilo tranquilo y muy humano, un lugar donde los animales no son maltratados. Al entrar vemos orden y limpieza por doquier. El rio donde se bañan los animales es chiquito, pero suficiente. Los elefantes no saludan con la trompa y aceptan nuestros plátanos felices. Ni un barrunto, ni un trompeteo solo movimientos suaves. Luego recorremos los establos y nos paramos con el veterinario. Es un veterinario de la etnia también, prepara tamarindos con genjibre, el padre de su padre enseñó a su padre y este le enseño a él, que esa medicina es la mejor para las picaduras de las moscas y el mal que les producen en la pie. Maebonchoo abre su enorme bocaza cuando le damos estas "pastillas" milagrosas. Maenbonchoo ya no tiene dientes y sus cuidador le pica la hierba y los plátanos y los mezcla con leche de coco y con pienso. El lo va absorbiendo con la trompa, ya no puede masticar pero disfruta con esta comida.

Dicen que Maebonchoo es un elefante blanco. Solo los elefantes blancos son reales y pertenecen todos al rey. Cuando le da el sol su piel rosada parece casi blanca.Es el orgullo del centro. Cuando muera, será enterrado con todos lo honores en el cementerio de elefantes del centro. No será utilizado como abono. Todos los elefantes que han muerto en el centro tienen su tumba. Son un orgullo para el país. El centro se mantiene con donativos y con ayuda de algunas ONG's.Cada elefante consume al día unos 25 euros de comida y medicinas. Es mucho, pero los dueños del centro lo van consiguiendo sin necesidad de utilizarlos como espectáculos de circo.

En este enlace te dejo más fotos y se te ha gustado la historia, cuando vayas a Tailandia ves a saludar a Maebonchoo y deja algún donativo, pero sobre todo si te ofrecen ir a ver el show de los elefantes, espero que no vayas y no contribuyas al maltrato animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario