Páginas vistas en total

viernes, 28 de abril de 2017

TANZANIA: VISITANDO LA TRIBU DE LOS DATOGA

Los Datoga llegaron a esta parte del valle del Rift hace más de cuatro siglos y desde entonces comparten y a veces lucharon los territorios donde se asientan con otras tribus como los masai. Viven en una zona muy árida y se mantienen parcialmente al margen de la occidentalización de otras culturas vecinas. Su nombre original es Mangati, palabra Masai que significa “enemigos fuertes” ya que son antiguos enemigos de los Masai.”Hace unos 200 años, los Datoga se establecieron en Ngorongoro. Años después llegaron los Masai, también desde el sur de Serengeti, y en Ngorongoro se encontraron con los Datoga. Las dos tribus combatieron ferozmente por los pastos y el territtorio y los Masai acabaron venciendo a los Datoga. Los Datoga se vieron obligados a desplazarse hacia el lago Eyasi, una zona muy seca y salobre donde han sobrevivido desde entonces.

Los Datogas actuales son una comunidad de pastores nómadas que sobrevive de Tanzania de la ganaderia y del cultivo principalmente aunque también son cazadores en los límites que les deja el estado. De cultura animista, cuidan rebaños de vacas y cabras, utilizan burros para el transporte y cultivan judías y maiz entre otros. Los hombres cuidan el ganado mientras las mujeres se quedan en casa para cuidar de los niños, cocinar, construir las casas, buscar el agua. Antiguamente poligamos donde podrían casarse incluso con etnias vecinas, hoy las dificultades de su entorno y el abandono del gobierno de sus derechos, los ha hecho sendetarios y monógamos. En la fundación Datoga, nos cuentan que sólo el 1% de sus miembros han recibido educación formal y sólo el 5% de la comunidad habla suajili (una lengua nacional).

Han desarrollado sus conocimientos sobre la herrería y lo han convertido en su fuente de excedentes. Recogen residuos de hierro, aluminio y otros metales que luego más tarde son capaces de transformar con el uso del fuego creando herramientas como puntas de flechas que comercializan con sus vecinos,también adornos que venden en los mercados locales o a los turistas que nos acercamos a visitarlos.

Sus casas son sencillas pero mucho más avanzadas que sus vecinos Masai o Hadzabe.Tienen varias estancias donde cocinan y duermen, están construidas con palos, arena y estiércol de vaca. el techo es también de barro, al contrario de otras tribus que techan sus casas con hierbas. Dentro de la casa hay dos o tres habitaciones. La habitación de los padres tiene una pequeña ventana para que pase la luz y salga el humo y dos camas hechas con troncos y piel de vaca o de cabra. Lo que nos llama más la atención de sus ropajes es el variado colorido y los adornos de las mujeres, mucho más rico y elaborado que el de sus vecinos.

Después de varios años visitando a sus enemigos, los Masai, en este viaje hemos querido compartir también el conocimiento de estas otras culturas que viven al margen del turismo, o no tanto, pero al menos no es su principal fuente de ingreso como en otras comunidades vecinas. Os he dejado más fotos en este enlace y si queréis venir con nosotros en nuestra próxima escapada ya teneis toda la información en ese otro enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario