Páginas vistas en total

miércoles, 28 de junio de 2017

GRANADA; TREKKING AL REFUGIO SAN FRANCISCO POR LA PEÑA DEL PERRO

No faltamos ningún año a nuestros recorridos por la Sierra Nevada granadina. Esta vez con una hola de calor que invade la península, nos vinimos por la vertiente norte del barranco de San Juan buscando el refugio de San Francisco por la Peña del Perro.

En los denominados Campos de Otero, al abrigo de los Peñones de San Francisco, en un lugar privilegiado sobre la cota de los 2.250 m, en el margen izquierdo del valle del río San Juan, se levantó hace poco más de cien años, el primer albergue estable construido en Sierra Nevada, refugio y estación base de las primeras pistas de esquí. Bombardeado en la guerra civil, semiabandonado y de nuevo recuperado para su uso, ese viejo albergue se mantiene en una semirruina que avergüenza al visitante y sobre todo a aquellos que aman la montaña y sus usos.



Podemos iniciar el recorrido desde el centro de visitantes del Dornajo o desde una curva a la izquierda en el kilómetro 2,9 de la vieja carretera de la sierra, donde podemos dejar el coche. Desde aquí hasta la peña del Perro hay unos 3 kilómetros muy fáciles con acantilados pedregosos donde mora el águila real, que esta vez no nos sorprendió, pero si nos sorprendieron las últimas lobelias y los últimos pomos de orquídeas que no ha secado el calor estival.

Desde la Peña de Perro, comienzan a aparecer los primeros riachuelos y arroyuelos de los neveros de la sierra, en cada nevero una pausa en cada pausa un trago de fresca agua. Luego llegaremos a unas peñas enormes que nos dan unas vista increíbles sobre el barranco de San Juan pero también sobre el de la Estrella que dan paso al pinar que debemos ascender en 2 kilómetro hasta alcanzar el refugio. Esta subida es fuerte pero amparada bajos los pinos que nos dan sombra y cobijo.



Una cabaña de cabrero nos indica que quedan unos quince minutos para llegar arriba y una vez allá, la Sierra Nevada se nos abre en toda su inmensidad, El refugio al frente, el Veleta y su corral detrás y Pradollano y el observatorio con la Peña de Diablo delante. Podemos optar por rehacer lo hecho, que es como nosotros lo hicimos o coger la pista de la Sabina que nos llevará a la carretera vieja.

Os he dejado en wikiloc la ruta para que la bajéis si estáis interesados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario