Páginas vistas en total

jueves, 22 de junio de 2017

HISTORIAS DEL VERANO (I): ¿EXISTEN LAS SIRENAS?

Ahora que llega el verano y que todos disfrutamos del mar y de un buenas y merecidas horas de decanso y asueto, se me ha ocurrido ir alegrando esos ratos libres a aquellos que tenis la dicha de seguir este blog, con historias del verano. Refrescantes historias que me traen cada día los periódicos.  Y la primera va sobre sirenas.

"No tenemos evidencia alguna de que se hayan encontrado humanoides acuáticos", indica la NOAA americana en la página web del Servicio Nacional Oceanográfico (NOS), que se encarga de ayudar a las áreas costeras a hacer frente a amenazas como el cambio climático y la contaminación. Pero, en esta ocasión, las autoridades han tenido que dar respuesta a otro tipo de inquietudes de los ciudadanos, ya que la proyección del documental de ficción "Mermaids:The Body Found", en Discovery Channel, en mayo, sembró dudas entre los espectadores, que han preguntado a la agencia federal sobre los seres mitológicos más hermosos que hayamos imaginado nunca: las sirenas.

Discovery Channel dice en la presentación del documental en su página web que el programa da "una imagen tremendamente convincente de la existencia de sirenas, lo que parecen, y por qué han permanecido ocultas ... hasta ahora". El programa mezcla hechos reales y fenómenos no explicados con la historia de dos científicos que cuentan que encontraron los restos de una criatura marina nunca antes identificada y describe cómo las sirenas pueden haber evolucionado a partir del árbol genealógico humano temprano. En un recorrido histórico recuerda que en la Odisea el poeta griego Homero hablaba ya de ellas y en la cultura del lejano oriente se creía que eran las esposas de poderosos dragones marinos, mientras que los aborígenes de Australia se referían a sus cantos cautivadores.

Todo esto es lo que dice la agencia Efe pero saben que les digo yo: que la sirenas existen.Y lo digo convencido de lo que digo y no por que las haya visto en la última película de los piratas del Caribe, no, se los digo porqué las he visto mas de dos veces en mi vida. Las vi con apenas catorce años en una playa de Andalucía, recorría la playa de Matalascañas, cerca del Rocío, aburrido, imcomprendido por mis padres y con ganas de pelearme con el mundo, y la vi allí, sumergida de medio cuerpo y apoyada en una roca, mirándome fijamente con unos hermosos ojos azules , quise acercarme y ella se zambulló y la vi emerger a 100 metros de la costa diciéndome adiós.  La volví a ver hace unos 15 años, estábamos una madrugada en las playas del Parador de turismo de la isla de El Hierro, mi hermano y compadre Monchi y nuestra amiga Pilar y entre risas y charlas alegres, sentimos el rumor en el agua y el chapoteo de aletas que jugaban, al acercarnos las vimos huir entre risas alegres. Era de madrugada pero una enorme luna lena iluminaba el Mar de las Calmas y se perdieron por detrás del Roque de la Bonanza. Yo las vi, Pilar las vio y Monchi riendo dijo que estábamos borrachos, pero yo les juro que las vi. Y ahora ustedes piensen lo que quieran pero  los dos hechos ocurrieron con muchos años de distancia, en el mismo mar pero dos mil kilómetros más alejados y hoy por hoy, nadie puede decir que fuera cierto, pero tampoco nadie, ni tan siquiera Monchi, puede decir que aquello que vimos en la madrugada ebria de El Hierro, no fueron hermosas sirenas mitológicas venidas de la ciudad de Atlántida en el mar de los Atlantes. Por cierto felicidades a los herreños en la bajada quiquenal de su virgen que se celebra estos días.




No hay comentarios:

Publicar un comentario