Páginas vistas en total

viernes, 23 de diciembre de 2011

SENDERISMO: PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO (IV)

Con esta ruta acabo esta pequeña escapada al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido de este pasado puente de la Constitución. Aunque realicé algunas rutas más, quizás las dejo para otra vez ya que las distancias recorridas  y el tiempo invertido, no la aconsejan para una escapada de fin de semana. En esta ruta he recorrido el Valle de Bujaruelo y ascendido hasta el Valle de Otal, pero solo recojo la primera parte del recorrido muy suave y apta para cualquier caminante sin grandes dotes de "montañero". Y debo ir con cuidado con lo que escribo ya que a los"montañeros", cuando uno sale al monte solo a disfrutar de un paseo, parece como si no les gustará esta incursión de los "domingueros".

Saliendo de Torla dirección al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, llegaremos hasta el Puente de los Navarros, a la derecha  la carretera se acerca hasta la Pradera de ORDESA y alguna de las grandes rutas del parque y a la izquierda, dirección  al Valle de Bujaruelo.  Podemos seguir con el coche hasta llegar a San Nicolás de Bujaruelo, allí encontraremos un camping y el  Puente de Bujaruelo. Es un valle ancho con el río Ara que lo horada y que en el otoño, incipiente invierno, esta cubierto por las brumas y resulta del todo bellísimo.

Dejamos el coche, atravesamos el puente y comenzamos una ruta a la izquierda, la de la derecha, tras una durísima ascensión, nos lleva al Puerto de Bujaruelo y la entrada a Francia. Esta de la izquierda, esta señaliazada como "Ruta Ornitológica" adentrandonos en un bosque de pinos y un sendero realmente bello.  Está muy bien semalizada y podemos ir dejando el camino para acercarnos al río Ara.

En sus pozas "cazan" los mirlos acuáticos y en alguna charca debemos observar dos raros endemismos del pirineo, la rana roja y el tritón de los pirineos. Ambos son esclusivos de estas zonas y únicos en el mundo. Detrás siempre llevamos la hermosa cumbre del Viñamala ( Vignemale en francés, Comachibosa en Aragonés) que con sus 3.298 metros de altura nos asombra coronado con las primeras nieves.

El camino es fácil y con paradas no se tarda más de una hora en alcanzar el puente que atraviesa el río Ara cuando el valle se estrecha. Es una zona de pozas profundas y azules en un bucólico paisaje de montaña. Atravesaremos el puente y al alcazar la fuente del valle,  podemos seguir ascendiendo hasta el Valle del Otal, que nos llevará otra hora y media más, o regresar por la pista que rodea el valle por la otra orilla. La pista es más feota pero nos permite ver con más claridad las aves del parque como la mayoría de páridos, carboneros, agateadores, verdones y jilgueros y observar los farrallones rocosos donde se dejan ver buitres y la sorpresa, a veces, del quebrantahuesos. El paisajes y los colores son increibles y en esta época descubrimos el Acebo totalmente cubierto de sus frutos rojos. Que la disfruten.

Estas ruta es de bajo perfil y esta indicada para paseo mas que para ruta fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario