Páginas vistas en total

lunes, 3 de junio de 2013

El GRAN VIAJE DEL HOMBRE ( ... O LA MUJER) DESDE QUE SE PUSO EN PIE (I)

Heródoto de Halicarnaso fue un griego que vivió en el siglo V a.c. Dicen de él que fue el primer gran historiógrafo de la "historia". Sus nueve libros de "Historia" comienzan así:: "presenta aquí las resultas de su investigación para que el tiempo no abata el recuerdo de las acciones de los hombres y que las grandes empresas acometidas, ya sea por los griegos, ya por los bárbaros, no caigan en olvido". Un prefacio impresionante.

De él, aprendimos todos los amantes de los viajes y las culturas. Sin darse cuenta, Heródoto, se convirtió también en el primer etnógrafo de la historia ya que en sus artículos nos describió muchos de los pueblos que conoció en su camino, muchas de las razas con las que se cruzó: los pueblos bárbaros de Rusia que comían carne humana, los misteriosos libios, los guerreros turcos y los raros mongoles, también nos hablo de las tribus de la India y del parecido de todos los seres que pueblan la tierra pese a sus diferencias físicas y culturales. Sin darse cuenta nos estaba diseñando lo que, veinticinco siglos más tarde, Darwin descubriría con pasión en "El origen del Hombre". Pero si todos lo seres humanos provenimos del mismo origen ¿porque somos tan diferentes? Esa pregunta no la pudieron contestar ni el uno ni el otro. Tuvimos que esperan algunos años más más para que alguien descifrara el ADN y con ella alguno de los grandes enigmas de la historia. ¿De donde vino el primer humano? ¿Por qué y como se expandió por el mundo?

¿Porque siendo tan diferentes somos tan iguales?

Dice el Génesis que el creador después de crear a Adán y Eva les dijo "creced y multiplicaos" y eso están de acuerdo los creacionistas y los evolucionistas: el primer homínido que se puso en pie, llámese Adán y Eva o llámese Lucy, un día comenzó a caminar y se expandió por la tierra. Se expandió por todo el mundo, también se expandió al País Vasco, al pueblo celta o a las tierras mongoles, pueblos estos que sin duda alguna, tienen un gen diferencial con el resto de la humanidad. Y todos, todos, somos descendientes de ese primer homínido que hecho a andar. Por cierto que según los antropólogos no fue macho, fue una hembra.

Mañana os presentaré a Eva en una serie de cinco artículos sobre la evolcuión humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario