Páginas vistas en total

jueves, 2 de julio de 2015

RUSIA(VII) LENIN YA NO CONOCERÍA MOSCÚ


Pero he aquí que ya están cerca del término de su ruta. Ya divisan las viejas cúpulas de Moscú la blanca, cuyas cruces de oro echan destellos de fuego. ¡Ay, amigos! ¡Qué contento me puse cuando de repente aparecieron a mi vista las iglesias, los campanarios, los jardines y la hilera de palacios! ¡Cuántas veces pensé en ti, Moscú, en la amarga separación de mi destino errante! Moscú, ¡Cuánto encierra el sonido de estas sílabas para un corazón ruso, y cómo responde el ímpetu del alma!


Aleksander Pushkin. Poeta e ideólogo ruso

Cuantas veces uno quiso llegar a Moscú y descubrir bolcheviques, mencheviques, revolucionarios, viejos comunistas y jóvenes troskistas, cuantas veces soñamos con ver la ciudad madre de todas las revoluciones, cuantas veces imaginamos caminar sobre la Plaza Roja, símbolo de unos ideales de juventud. Las caras de mis compañeros de viaje se quedaron como la mía la primera vez, todos estaban desilusionados, todos reían recordando el chiste de Lenin revolviéndose en su tumba, encerado y todo que está. Pero esta es la nueva Moscú, un símbolo de otros tiempos y una urbe, multiapropellada que aunque intenta enamorarnos, acaba por desilusionarnos.  Es muy hermosa la foto que abre el post, en la plaza de las Catedrales del Kremlim moscovita, probablemente la mejor que he hecho en este viaje, pero esa belleza la vamos captando en Moscú a ramalazos y trompicones, no es la fina lluvia la que no te deja reposar, es el tráfico, el ruido, la pesadez del servicio, la mala administración, los nuevos y opulentos ricos, y por supuesto, la belleza extrema de sus mujeres y el "oh" siempre abierto ante sus monumentales edificios.

Reflejo de su clima continental de altibajos drásticos, Moscú es una ciudad de extremos. Aquí, o hace un frío tremendo, o un calor sofocante (aunque, en mayo, junio o septiembre, es un paraíso terrenal). El día de llegada nos ahogábamos y al marchar el frío nos refugia en la estación, Aquí la gente o tiene un montón de dinero, o no tiene casi nada. En la noche vemos las limusinas recorrer la ciudad y a sus ocupantes beber champan con descaro con las ventanillas abiertas, Las mujeres llevan o las faldas muy cortas o hasta los tobillos. Me quedo con las de las faldas cortas para la vista y las largas para la etnografía. Les cuesta seguir el término medio, las pautas marcadas y corrientes; no les gusta tomar decisiones previsibles y obedecer las reglas. Así que lanzarse a descubrir Moscú puede convertirse en una verdadera aventura. Pero al final curiosa y por que no, hermosa.

Antes de ir a Moscú hay que prepararse para caminar largas distancias. Las dimensiones de la ciudad impresionan: carreteras de 10 o 14 carriles de anchura, edificios de centenares de metros de longitud, extensas zonas verdes (o blancas, según la estación del año) por toda la ciudad. Y la noche, la larga noche que los guías enseñan con delicadeza, sus largos edificios, sus coloridas fuentes, sus almas de muertos en monumentos..., todo aquí impresiona. Mañana os hablaré del Kremlin.

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. pues tu estabas allá, av er que hiciste ajajajaj

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. ¡Si Vladímir Ilich Ulianov, conocido como Lenin, levantara la cabeza, le daría un ictus.
    Pero mejor que ni él, ni Troski la levanten, no vaya a ser que Putin se los cargue.
    ¡Qué pena me da Rusia! Siempre oprimido el pueblo, con los Zares, con la Revolución, ahora con la corrupción y la seudodemocarcia que tienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no te pases borroka, que estas influenciado por la política occidental y la prensa canallesca española, que no me guste Moscu no quiere decir que ellos nos esten bien, su ciudad les gusta y están ecnantados con Putin, yo solo hablo de mis sentimientos no de los de ellso, quien somos nosotros apra jugar nada de ese pais, acuerdate de mis enseñanzas PRIMERO DE ANTROPOLOGIA, no juzgues una cultura desde la tuya, no me seas navarro joder, que la semana que viene es San Fermin y ya te caera buena por esa cultura barbara a la que perteneces jajajaj

      Eliminar