Páginas vistas en total

jueves, 9 de julio de 2015

RUSIA(y IX) HABLANDO DE STALIN, EL METRO DE MOSCÚ

De Stalin no os hablo por que ni los mismos rusos le gusta hablar de él, para que darle publicidad. De las barbaries de esa época tampoco, los libros ya van llenos y teneis mucho donde elegir. En este recorrido que hemos hecho por Rusia en La Escapada y de la mano de Ecowildlife, el último post será para el faraónico metro de Moscú.

En 1933 el Partido Comunista de Stalin aprobó planes para construir un metro bajo las calles de Moscú con una longitud total de 78 kilómetros. A los artistas que tenían participaron se les instruyó que debían diseñar un metro que “evocara un futuro radiante”. Stalin quería asombrar al mundo y de fe que lo consiguió. Y el metro de Moscú es tan espectacular en su arquitectura y detalles artísticos que se tiene que ver pero no bajar a comprobarlo, se tienen que recorrer sus lineas para ver la realidad de tan magna obra. Cada estación tiene su propio estilo, su propio mensaje, su historia, sus leyendas. De todas las que vimos en esta escapada, nos llamaron la atención soberanamentes las estaciones de Komsomolskaya y Slavyansky Bulevar.

Dicen las estadisticas que es el metro más utilizado del mundo y está considerado un “palacio subterráneo”. Sus estaciones decoradas con estatuas, mosaicos y lujosos candelabros, el uso de materiales nobles como el mármol y sus diseños cuidados hacen que nos sintamos reyes esperando un vagón. Y esperando vemos la vida de los rusos pasar. Aunque Stalin lo construyó lleno de luz y artisticamente impecable para alegrar la vida de los que lo cogieran, creo que esto último no se cumplió ya que las caras de las gentes que cogen el metro en todo el mundo en hora punta, son caras de cansadaos y caras de gente que va "obligada" a trabajar.

Su primera línea fue abierta en 1935. Aunque la idea ya provenía de los antiguos zares, fue Stalin el impulsor y su idea de era la de mostrar la superioridad del sistema socialista: ¡cómo debía funcionar el país si algo tan cotidiano y vulgar como el metro era una mansión!. Se considera al metro de Moscú un museo arquitectónico y artístico, ¡pero también es un museo paleontológico! Si miráis bien veréis huellas de fauna fósil en algunas de sus columnas de mármol.

Os he dejado más fotografías en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario