Páginas vistas en total

miércoles, 15 de julio de 2015

SAN FERMIN 2015: SE ACABO LA FIESTA


Ayer mis amigos pamplonicas me enviaban fotos orgullosos de la culminación, un año más, de los San Fermines, yo ya no estaba, no es posible aguantar tanto. Con el "Pobre de mí" se acaba (oficialmente) Sanfermin, en la Plaza del Ayuntamiento a las doce de la noche del día 14 (las peñas lo suelen celebrar por su cuenta en la Plaza del Castillo) y con esa misma canción muchos se prometen el reencuentro un año después..., si San Fermin quiere claro

Dicen muchos que la gente está triste porque todo se acaba y vuelve la rutina, pero  lo que es indudable que en general todos, visitantes y locales, estan deseando que se acabe porque no pueden más. En realidad el Pobre de mí es la culminación de todo un día de despedidas: la despedida de los gigantes, por la mañana, la despedida de las peñas en la plaza por la tarde, la despedida de los amigos, la despedida de litros y litros de alcohol bebidos durante una semana, de excesos, de caminatas sin limite, porque cabe recordar que la fiesta, es la fiesta de la calle y la fiesta de la gente.

Foto de tradición en la puerta de la iglesia del santo entre amigos

Sin duda alguna es un gran fiesta pero envuelta en algunas leyendas y fantasías pamplonicas. La primera es que San Fermín no es pamplonica, es decir que el marketing antiguo se inventó la fiesta. No hay certeza histórica sobre su existencia. Hasta el siglo XII  nadie sabía de este santo, pero nos agarramos al clavo ardiente de que en Amiens, donde le veneran como obispo y mártir, dicen que procedía de Pamplona. La Iglesia marca su fiesta el 25 de septiembre, fecha de su martirio en el siglo III, pero desde 1591 la celebramos el 7 de julio por aprovechar el breve verano pamplonés y el hecho de que, desde la Edad Media por esas fechas, hay ferias y toros. Los navarricos son así.

Otra cosa curiosa es que hablas con la gente por la calle y mucha ( muchísima) no le gusta ni los encierros ni los toros, ya en su día Pió Baroja dijo de esta fiesta que era "sangre para un pueblo rudo y fanático”, el escritor no era pamploníca pero vivió muchos años allá, es más el alcalde aberzale que ahora manda en Pamplona es como buena parte de su partido antitaurino pero el jodio bien que tiro el chupinazo el día 7..., cosas de la promoción. Yo mismo soy antitaurino y siempre que puedo me escapo a las fiestas. Es más el gran promotor de esta fiesta, Hemingway, cuando estuvo por aquí nadie le hizo ni puto caso y no fue hasta años más tarde cuando se vio la pasta, cuando hoteleros y autoridades turísticas se pusieron con ello. Y peor aún si entrais en la web del ayuntamiento se promociona una ruta Hemingway que no existe, ya que la mitad de las visitas son edificios que ya no están. Esta si que es cojonuda.

Otro mito es el pañuelo y el traje blanco, uno se pone de blanco y pañuelo rojo pensando que es la vestimenta tradicional, herencia de remotos ancestros. Pero luego viene un local y te chafa el cuento, es un disfraz adoptado hace  unos 40 años, desde que llegó el turismo de masas, igual que en ¡Bienvenido, Mister Marshall! se vestían de flamencos. Y lo más terrible, no existe patente de denominación de origen de la ropa blanca  ya que se compra normalmente en en tiendas e hipermercados y viene de China o Bangladés. Y los peor si te pones txapela como yo, la gente se descojona, ya que nadie la suele llevar. Y a todo esto el Urmeneta ya está de capa caída, sino sacaba cada año la camiseta oficial de Kukuxumusu a 20 euros y se forraba.

Dicho esto con cariño y regocijo y muchas más anécdotas que se pueden quedar sin escribir, me dirás ¡¡¡ y que coño haces aquí!!!, pues lo más importante queridos lectores, es que uno va a Pamplona en busca de amigos, unos que ya los guardamos en el corazón y otros que vas haciendo con el paso de los años. Y nunca te defraudan. Por supuesto que los navarros son hoscos, duros y no  muy amigos de los forasteros, por supuesto que el marketing se ha inventado la mitad de la fiesta, pero no es menos cierto que una vez que entras en casa de un navarro, eso es para siempre. Y por eso siguo siendo fiel a esta cita. 

Espero que no se enfanden mis queridos navarros por contar estos chismes de salón jajajaja.

2 comentarios:

  1. Matizaciones a tu post.
    Nada que objetar en cuanto al Santo.
    En cuanto a Pío Baroja, no voy a decir mucho de él, un grande para algunas cosas, muy txikia para otras.
    El Alcalde de antitaurino nada, de hecho, tiene abono para las corridas desde hace muchos años.
    El Alcalde no tiró el chupinazo, además se tira el 6 y no el 7.
    La vestimenta no es ningún mito, todos sabemos que es una costumbre que inició una peña sobre el año 1930.
    En cuanto a lo de la txapela, esto está desfasado, en Pamplona aún la lleva alguno, pero es roja, en Pamplona la negra en fiestas nunca.
    Te ha faltado contar la pitada al alcalde en el "Pobre de Mí"
    Por lo demás nada que apuntar.
    Un placer para nosotros gozar de vuestra compañía en fiestas y en cualquier momento.
    "Gora San Fermín" No lo digo por el Santo, lo digo por las fiestas. "Ya falta menos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. joder la ostia borroka los nietos te hacen viejo jajaj, que suavidad en las formas. Es que como no estuve en el pobre de mi no lo escuche. No obstante si hubiera estado no solo le pito lo corrro a txapelazos a él y a todos los de su quinta política. Bueno que entiendo que has tardao en contestar por el exceso de vodka te ha costao recuperar jajaja, un placer amigo

      Eliminar