Páginas vistas en total

miércoles, 30 de septiembre de 2015

AZUL WASI, EL HOGAR DE LOS HUÉRFANOS DE VALLE SAGRADO

Acabamos de llegar, no hace ni un mes que estuvimos y ya tenemos ganas de volver, los niños nos traen muchos recuerdos. Una vez más, y las que hagan falta, nos hemos metido de lleno en un nuevo proyecto de ayuda a los niños necesitados del mundo. Nos hemos metido de lleno en la casa Azul Wasi, la casa de color azul y de color esperanza del Valle Sagrado peruano.

En el hogar de acogida viven 20 niños y 3 adultos. Todos los niños y niñas que se acogen en el Hogar Azul, se encontraban en abandono moral y peligro físico antes de llegar aquí. Han sufrido agresiones físicas y morales de forma frecuente, tanto por familiares, tutores o otros miembros de la comunidad ya que han vivido en la calle abandonados por su familias hasta llegar a la casa.

En Azul Wasi se trabaja para mejorar la Calidad de vida de niños y adolescentes en situación de alto riesgo. El enfoque del proyecto es educar y formar a los chicos y chicas acogidos para que puedan desarrollarse y capacitarlos para que un futuro puedan obtener un trabajo que les haga independientes y de servicio a la sociedad. En Azul Wasi se les brinda una vivienda, alimentación, educación y salud bajo un ambiente lleno de amor, aceptación y comprensión. Una gran familia en un humilde hogar. Os juro que lo que hemos visto ha sido un amor impresionante y un cariño entre todos que a veces no vemos ni en nuestro entorno más cercano.

Hemos puesto en marcha una campaña de ayuda para estos niños a través de la plataforma de crowfunding Goteo, puedes acceder a ella en este enlace.


Con el dinero que se consiga con esta campaña, los niños del Hogar Azul podrán pasar el invierno tranquilamente sin preocupaciones sobre su alimentación ni los fees escolares. El invierno es duro en Perú y en el Valle Sagrado y no hay apenas turistas, los niños no reciben ayuda estatal y dependen de las visitas que hacen los operadores turísticos al centro. Con esos fondos podrán conseguir llegar al final del invierno. Cada mes son necesarios unos 2.000 $ y la mitad de esos recursos llegan a través de una iglesia irlandesa. El resto deben buscarlos con la venta de productos que cultivan o gracias a la solidaridad.

El aspecto más importante del proyecto y fundamental para el logro de resultados, es mantener la atención personal y de amor hacia cada niño o joven que es acogido en el hogar hasta su independencia y reinserción a la sociedad. Mientras, estudian y se hacen fuertes tras años de penurias en compañía de sus compañeros y de sus nuevos tutores. Os dejo aquí abajo un vídeo de nuestra visita y si os apetece os dejo de nuevo el enlace para que colaboréis, no solo hace falta dinero, hace falta mucha difusión.Confiamos en vosotros.

Aqui teneis el proyecto y más conocimiento del centro, Pincha aquí

2 comentarios:

  1. Me parece una idea estupenda, gran trabajo, venga a animarse todo el mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso animarse y colaborar, hoy ya llevamos 400 euros nos queda menos, gracias pmm

      Eliminar