Páginas vistas en total

jueves, 11 de agosto de 2016

INDONESIA: LLEGAMOS A LA SELVA DE BORNEO

Kalimantan es la parte Indonesia de Borneo. Hemos llegado tras varias horas de vuelo y muchas ganas de bajarnos de los aviones de quinta clase que sobrevuelan estas islas. La UE no recomienda cogerlos, pero yo necesitamos cogerlos para llegar donde vamos. Desde el aire solo se ve la profundidad de una jungla oscura y ríos negros que la cruzan.

El aeropuerto no existe, son una caseta de un viejo pueblo desvencijado a orillas de la bahía, no lejos de Kumai. Se llama Pangkalaban Bun y un 4x4 nos acerca hasta la orilla de la bahía. En casas barcos viven la mayoría de los habitantes de este lugar. Hui es nuestra familia de acogida, su barco, un bote de 16 metros de madera donde pasaremos los próximos días navegando por la jungla. El techo las estrellas y el horizonte la selva impenetrable.

Partimos tras repostar agua y comida y con un chut-chut constante nos movemos dejando atrás la orilla, cruzando a la otra parte…, si la otra parte. Sentado sobre la proa vemos pasar troncos podridos, lianas y hojas muertas que atrapa la corriente, el aire es espeso, irrespirable, la humedad se transpira por todos los poros, zumban los mosquitos y la sensación de ahogo es constante.

Me viene a la mente el señor Kurtz. Es siglo XXI nada tiene que ver con la célebre novela de Conrad “el Corazón de las Tinieblas”, pero a cada paso que avanza el barco y nos sumergimos en la oscuridad de la jungla, las sensaciones primeras que me produce el viaje son reveladoras de lo que debió sentir el señor Marlow cuando día a día se iba introduciendo en un mundo tan ajeno a su ciudad natal, el cambiar las comodidades del hogar por una jungla llena de enigmas, incógnitas, desasosiegos y peligros.

Cae la noche en a jungla, solo espero de este viaje del siglo XXI al corazón de Borneo,  no tener que pronunciar las últimas palabras que pronuncio el sr. Kurtz antes de morir en el barco que le trasladaba a su hogar: “el horror, el horror”.

Os he dejado mas fotos en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario