Páginas vistas en total

viernes, 9 de diciembre de 2016

DESDE MI VENTANA: FINLANDIA, AURORAS BOREALES EN KAKSLAUTTANEN

Una entrega más de esos hoteles y lugares que merecen la pena ser visitados una vez en la vida, ventanas a la sorpresa, a la naturaleza a algunas de las mejores vistas del mundo.Si en la anterior entrega os traje las vistas desde el Shangril.la de Bangkog,hoy os traigo un regalo de la naturaleza en Kakslauttanen (Finlandia) el hotel igloo.

El resort de Kakslauttanen tiene un sinfin de cabañas muy acogedoras, también cabañas con igloos, las Kelo,  pero es in duda el pequeño igloo orientado al norte, al estrella de este hotel. Desde su cama con sistema automático para levantar el cabezal, se nos aparecen, muchas noches de invierno, las auroras boreales. No dispone de ducha dentro solo water y lavabo, su coste se acerca a 400 euros la noche para una pareja, pero si las auroras aparecen, el sacrificio merece la pena.

Las auroras boreales, nos han fascinado a los humanos desde nuestra primera pisada en estas tierras y lo seguirán haciendo mientras existan. Sin lugar a dudas es una de las experiencias más fascinantes de cuantas he visto en mi vida.  El Sol está detrás de la formación de las auroras. Durante las grandes explosiones y llamaradas solares, se lanzan enormes cantidades de partículas desde el Sol al espacio. Estas nubes de partículas viajan por el espacio a velocidades comprendidas entre 300 y 1000 kilómetros por segundo. Cuando las partículas entran en el escudo magnético de la Tierra, son atraídas hacia un círculo que rodea el Polo Norte magnético, donde interactúan con las capas altas de la atmosfera. La energía que se libera da pie a las auroras boreales. Todo este proceso sucede a unos 100 kilómetros sobre nuestras cabezas.

Y eso es lo que nos ofrece dormir en este pequeños igloos de cristal orientado al norte magnético, si tenemos suerte. Si la noche se nos ofrece, podremos ver este cielo que hoy os traigo y otros que os dejo en este enlace. De verdad que no he visto cosa igual en mis viajes. Eso si, se ha de ir en invierno cuando las temperaturas son las más bajas de todo el año ( yo ví el termómetro bajar a menos 34º C) y aguardo despierto ya que las horas de aparición son entre las 6 y las 2 de la madrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario