Páginas vistas en total

miércoles, 14 de diciembre de 2016

FINLANDIA: EL KAAMOS, LA NOCHE POLAR



El Kaamos, también llamado la noche polar, es 24 horas de oscuridad. Este fenómeno de la naturaleza empezó a darse en Finlandia hace algo más de una semana, y significa que en la parte más norte de Finlandia el sol no se verá durante dos meses. 

El Kaamos se da más al norte del círculo polar ártico. El círculo polar ártico es la línea imaginaria de la tierra sobre la cual hay al menos un día al año en la que el sol no sale por el horizonte en invierno, y al menos un día en el que el sol no se pone durante 24 horas en verano.

Durante el Kaamos, no está oscuro del todo; hay varias horas de penumbra alrededor del mediodía. En el extremo norte este periodo dura casi dos meses. Los días de invierno son cortos en toda Laponia, tanto en Suecia como en Filandria, Rusia o Noruega el sol está bajo en el horizonte hasta el mediodía. Y ese es la mejor época del año para ver las auroras boreales.

Quizá no sea sorprendente que el espectáculo de la aurora boreal haya creado tantas leyendas como personas la han visto. El tambor de los chamanes de los sami muestra símbolos de la aurora boreal. El fenómeno tiene varios nombres en sami; por ejemplo, es conocido como Guovssahas, que significa “la luz que puede oírse”.

Tradicionalmente se ha asociado la aurora boreal con el sonido. Durante la época vikinga, la aurora boreal era la armadura de las vírgenes guerreras valkirias, que emitían una extraña luz destellante. Nosotros es este nuevo viaje las pudimos ver y oír. La aurora la precede el aullido ronco de los perros huskies y malamutes que ya la sienten antes que nosotros, luego el viento nos trae su música que sube y baja como el sonido de las cuerdas de un violín y después se van apareciendo en el cielo y desgajándose ante los atónitos ojos de los visitantes y los gritos de alegría de quien les escribe. Espectáculo sin igual.

A la hora de ver la aurora boreal, recuerda que estás totalmente a merced de la naturaleza. A la aurora boreal le encanta jugar al escondite. Observar la aurora es a menudo un tira y afloja entre tu paciencia y la aurora. Y no siempre nos sonríe la fortuna, esta vez si la tuvimos. Y para fotografiarla paciencia y algo de técnica y si lo consigues, no lo dudes (verdad Pili) será el mejor regalo que nunca te puedas hacer en el norte.

2 comentarios:

  1. Gracias Jose Luis, por la explicacion, y sobre todo por darnos la posibilidad de vivirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a ti pmm por tu cariño permanente y creo que el polvo de oro de los elfos de Papa Noel, esta vez si que cumplio con darnos nuestros sueños, han sido unas noches increibles y nuestro reeencuentro inolvidable. besiños

      Eliminar