Páginas vistas en total

lunes, 19 de junio de 2017

POCO A POCO RECUPERAMOS AL ELEFANTE AFRICANO

Se estima que a principios del Siglo XX la población de elefantes en África era de unos 10 millones, aunque algunos hablan de quince. En el año 1970 la población de elefantes africanos era de 2,5 millones. En menos de una década fueron aniquilados 1 millón. Así en 1979 se calcula que había  1,5 millones. No es hasta 1989 cuando la CITES decreta la prohibición del comercio de productos de elefantes porque se estima que el número de paquidermos ronda los 600.000.

En la actualidad las cifras bailan entre 400.000 y 600.000 ejemplares en todo el continente. Esto confirma que desde 1989 la matanza de elefantes ha continuado pese al aumento experimentado en algunas zonas. La caza furtiva y los conflictos armados han mermado la población en algunos países. Sin embargo en otros países con mayor estabilidad política, social y económica el número de elefantes ha crecido de manera importante. Pero en líneas generales la población en el continente africano sigue siendo más o menos la misma que cuando se decretó la prohibición en el año 1989. 

Resultado de imagen de map elephant african population
Botswana es uno de estos países que destaca por haber conseguido doblar la población de elefantes desde que se prohibiera la caza. Se calcula que antes de 1989  había unos 70.000 y que ahora puede haber entre 130.000 y 140.000. Botswana tiene la población más grande del elefante en el continente debido a una serie de razones. La dificultad relativa en el acceso a las áreas de vida silvestre junto con la amenaza militar a los cazadores furtivos ha permitido que la población de elefantes en Botswana crezca.

El Parque Nacional del río Chobe era una de las rutas antiguas de la migración del elefante pero con la guerra civil en Angola y la guerra de la liberación en Namibia los elefantes cayeron víctima a la caza furtiva en masa. Los ejércitos rivales estaban matando a los elefantes y vendiendo marfil para comprar armas. Los elefantes reaccionaron a esta amenaza  no cruzando el río Chobe, en lugar de eso el Chobe se convirtió en el refugio de la temporada seca para las manadas.

Con el fin de la guerra en Namibia, y la paz relativa que ha vuelto a Angola, los elefantes han comenzado lenta pero seguramente el movimiento a través del río de Chobe otra vez. El área de Linyanti de Botswana era una vez una concesión de la caza pero en los últimos 10 años solo está permitido el turismo fotográfico  y los elefantes están comenzando a volver en masa a la región y Linyanti hoy es junto a Chobe el paraíso para los paquidermos.

En Agosto, volvemos a Botswana, a vivir de nuevo esta experiencia única de caminar al lado de los grandes paquidermos, tenéis el programa de la expedición en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario