Páginas vistas en total

lunes, 12 de septiembre de 2011

GASTROTURISMO: COMEN COMO NOSOTROS. MERCADO DE DONGHUAMEN EN PEKIN.CHINA (V)

Claro que si uno se hace caso de todo lo que le dicen, no disfrutaría de una cena como la que tuve anoche.  Al final de la calle peatonal de Wang Fujing en Pekín, cada noche se arma un mercado de comida donde acuden muchos turistas a ver, yo acudí a comer.  Probablemente no sea como otros en los que he estado, pero es el que se que si algún día vais a Pekín visitaréis, es por ello que os daré mis recomendaciones y comparaciones con lo que aquí, en España, comemos.

Primero nos pillamos una buena cerveza en un puesto callejero, recordad una cerveza Tsingtao a ser posible. Ya podemos comenzar  y lo haremos por una estrella de mar asada, un pequeño pincho de tiburón frito o unas patas de calamar a la grille. ¿Que no os convence?. Os explico, la estrella de mar tiene el mismo sabor que un erizo de mar y  eso, es un producto caro en nuestros restaurantes y sobre todo en el norte y en Cataluña disfrutan comiéndolos y pagan un dineral, aquí por un euro te comes una estrella. El cazón que tanto nos gusta en Andalucía, es un tiburón y allí nadie le hace ascos y el calamar que veis en la foto, parece grande pero tiene el mismo sabor que el nuestro.

Comido el pescado vamos por más proteinas, entre plato y plato, un aperitivo y que mejor que una  ración de grillos o mejor un pincho de escorpiones o unas gambas asadas.  No pongáis cara de asco, que esa cara no la ponéis en Catalunya cuando coméis caracoles a la llauna o en mi tierra, cuando comemos caracoles en salsa y mucho menos, cuando comemos galeras o camarones o  percebes o el colmo de los bichos pringosos: las ortiguillas andaluzas. Y todo sabe a los mismo.

Por último un poco de carne. Os doy a  elegir, como es mercado callejero no hay pato, eso es para los restaurantes, se puede elegir entre una sabrosa pata de cordero, si como en Aragón o pollo. Si elegís el primero, acertamos de pleno, el cordero chino es buenísimo. Si elegís el segundo también. El pollito esta asado y rico, lo único que os debéis comer la cabeza y que no os de asco, en mi tierra y en Castilla se comen las cabezas de los conejos y los pajaritos fritos enteros. Y nadie le hace asco, ni los que se lo comen, ni los que se sientan en la misma mesa.

Bueno ya esta bien, nos vamos por el postre. A elegir: fritos de banana, riquísimos, sopa caliente de  lichis o un chupa chups de caballito de mar. Si he dicho bien, caballitos de mar. Tiene propiedades curativas y sanatorias y ellos lo van chupando tan tranquilos por la calle. Yo no llegue, me comí la banana. Mi estómago no creo que lo hubiera resistido, pero si os digo que no he cenado mal y además, no me he gastado más que tres euros. Ahora me voy caminando para la plaza de Tiannamen, así digiero lo comido. Mañana ya os cuento como me ha sentado todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario