Páginas vistas en total

lunes, 3 de octubre de 2011

VOLCANES EN EL JULAN. RESERVA MARINA DE LA RESTINGA. ISLA DE EL HIERRO (II)

Dicen  que si al final esta crisis sísmica que afecta a la Isla de El Hierro estallara en forma del volcán, lo haría por el Mar de las Calmas, en la laderas del Julan, tagoror de los antiguos bimbaches y uno de los lugares más hermosos del mundo para la práctica del submarinismo. El pueblo bimbache desapareció con la llegada del conquistador y solo dejo en las laderas del Julan sus petroglifos e inscripciones, pero el mar con toda su biodiversidad sigue allí y hoy esuna Reserva Integral Marina. Y yo lo se porqué viví algunos años por esas duras tierras, mucho antes de que llegara el turismo.

Si uno consulta las guías de inmersiones en la Isla de El Hierro se encontrará este lugar señalizado para los buceadores "Baja Rivera o Boquerones: Baja entre los -12 y -40 mts con pequeñas oquedades con langostas y camarones. Por fuera en el azul posibilidad de ver grandes animales. En tierra otro roque a -10 mts hace bonita y variada la inmersión. Dificultad: Media-Baja".  Para aquellos que no lo sepan, ese Rivera soy yo y aunque tarde varios años en saberlo, todo tiene una explicación que nos remonta a los orígenes del Open Fotosub de El Hierro del que forme parte desde sus inicios en el año 1.996. Una tarde aburrido invierno, sesteábamos Jaime Canomauel, dueño de un club de buceo y yo en una vieja hamaca en su casa de La Restinga y me dijo " tu que sabes tanto de turismo, a que no tienes güevos de organizar un evento de submarinismo" yo lo mire y le dije, " tu que tantos güevos tienes, a que no me señalizas la zona y me presentas a alguien de turismo de la Isla de El Hierro". Me presentó a su mujer que era la gerente, Olga Molés, la gerente  a la consejera y así hasta que en el otoño de aquel año siguiente nació el OPEN FOTOSUB ISLA DE EL HIERRO, del que fui director durante siete largos años y que todavía se sigue celebrando.  Y así descubrí el Hierro, sus volcanes, su fondos marinos, sus gentes y esa baja Bocarones a la que le cambiaron el nombre. Los tiburones martillo, un mar bravo y una mala travesía tienen la culpa. Pero esa es otra historia.

Lo cierto es que ahora que parece que todo está más tranquilo, cabe reseñar que esa pequeña isla, mantiene viva su espíritu bimbache, del que les hablaré mañana y esas inscripciones en el Julan corren peligro si el volcán submarino le da por estallar. Mañana os hablaré de la Princesa Iballa y del Árbol del sagrado del Garoé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario