Páginas vistas en total

domingo, 16 de octubre de 2011

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD: CIUDAD VIEJA DE SEGOVIA Y SU ACUEDUCTO (I)

Hace mas de 2.000 años que se contruyó el viejo acueducto de Segovia, los romanos, en su bimilenario le regalaron una estatua de loba amamantando a Rómulo y Remo y el viejo acueducto sigue allí, inhiesto y erguido para asombro de la humanidad.  Que envidia para los constructores de ahora a los que ahorran en materiales para abaratar las casas. Hoy hace un día de otoño primaveral y la gente está en la calle, esperando la caída del sol y tomando cañas a la fresca.  Los abuelos sentados en los bancos de la avenida y sus hijos y nietos correteando por la plaza. Lentamente se va la tarde por detrás del acueducto dejando en el horizonte una paleta de colores pasteles y el ruido de los estorninos en los árboles.

El acueducto de Segovia conduce las aguas del manantial de la Fuenfría, situado a 17 kilómetros de la ciudad y en su recorrido de 15 kilómetros, va salvando montes y colinas antes de llegar a la ciudad. Después recorre 728 metros (con una pendiente de un 1%) hasta lo alto del Postigo (el espolón rocoso sobre el que se asentaba la ciudad en torno al Alcázar). Antes, en la plaza de Día Sanz, hace un brusco giro y se dirige hacia la plaza del Azoguejo, donde el monumento presenta todo su esplendor y donde todos los turistas hacemos las fotos. Un viejo acueducto que se contruyó con piedras de granito y al que nunca conoció la argamasa para unirlas. Que gran obra de ingeniería a la que ahora, gracias a la polución y la contaminación de los vehículos que pasan cerca de él, comienzan a notársele los años con la erosión. Ojala que nuestros políticos se den cuentan y hagan algo para que este patrimonio de la humanidad, no se deteriore en este  siglo XXI tanto como lo hicieran en los XX años anteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario