Páginas vistas en total

lunes, 31 de octubre de 2011

MUMBAI, EL OLOR INSOPORTABLE DE LA GRAN CIUDAD. INDIA (I)

Sólo estoy de paso en esta macro ciudad que no duerme, veinte millones de personas tienen la culpa, no entro ni tan siquiera dentro, me quedo en las afueras, quiero ver el mar. No veo el mar que rodea a esta gigantesca península de la India, desde la primera vez que me acerque hace ya más de quince años. No ha cambiado Bombay, “el chico que sirve té en la telefónica”, como decía el presentador de “slumdog millionaire”, sigue si tener oportunidades en la gran urbe india, cerca de la mitad de su población ( ¡¡¡¡10 millones de personas!!!!) viven por debajo del umbral de la pobreza en abigarrados y sucios barrios de chabolas en el límite de la zona rica. Y la vida sigue en la India.

Hoy comienza la fiesta del Dewali, el año pasado la pase en Singapur y este estoy en la misma India, son quince días festivos donde la fiesta de la luz y el color como se la conoce, llena de alegría al pueblo hindú. Y hoy he visto en la playa, una sucia y maltrecha playa, a lo jóvenes acaramelados cerca del viejo fuerte portugués de Buenavista, solo le queda eso al fuerte, las vistas sobre el puente que cruza la bahía y al fondo, lo altos edificios de la macrociudad que muchos de ellos no ha pisado en la vida. Sentado en un sucio café, hemos mirado el ocaso del sol y hemos “olido” el podrido clamor del mar que hoy no estaba bravo. Algún día la tierra y el mar se tomaran cumplida venganza y nos devolverá a los hombres todo el daño que le estamos haciendo.

Esos jóvenes no tendrán toda la culpa, ni sus padres que a duras penas pueden sacarlos adelante pero, alguien debería tomar nota y hacer algo para que estos jóvenes no tengan que vivir con la mierda que otras generaciones han ido acumulando durante años. Eso es Mumbai un inmenso vertedero a cielo abierto donde conviven millones de personas, unas opulentas y ricas y otras tan miserables, que ver el mar sucio y el ruido de las olas les llena su vida y se acurrucan juntos felices y enamorados. Hoy he estado en Mumbai, cerca de la casa de Shahrukh Khan, el famoso actor de Boliwood y en la puerta de su casa de un noble barrio residencial, he visto a los cuervos comer basura de su propio vertedero.

2 comentarios:

  1. si que lo es en las calles ricas de Mumbai y Delhi se puede ver la opulencia de los nuevos ricos que viajan en ferrari y consumen a ritmo infernal, en las multinacionales que se instalan o el nuevo circuito de formula 1, construido por empresarios privados para darse un lujo, pero en los barrios de esas mismas ciudades, la democracia, el futuro esta lejos de aparecer en mucho tiempo con demasiada miseria y poca decisión de hacerla huir.

    Gracias Flor de Invierno por seguir este humilde blog

    ResponderEliminar