Páginas vistas en total

lunes, 21 de noviembre de 2011

GASTROTURISMO ON ROAD. SANTANDER (VIII)

Pues ya llevamos ocho días en la carretera recorriendo este España gastronómica e intentando traer algunas iniciativas al margen de las rutas tradicionales de tapeo y gastronomía de las ciudades que pasamos. Me salto Gijón por indisposición gripal, pero tenéis una muy buen muestra de los lugares de tapa y comida en Gijón en este mismo blog. Nuestra siguiente parada Santander.


Comimos en Santander en la Casa de comidas de Cecilia un buen menú por quince euros, cerca del Hospital Valdecilla, ambiente agradable y estudiantil, pero esperamos la noche para buscar uno de esos lugares imprescindibles en esta ruta, lo encontramos en la Bodega del Riojano. Historia con más de 70 años de bodega. Decenas de toneles pintados, que forman parte de un museo, decoran la estancia y una barra con excelentes pinchos y mejor vino dan la bienvenida el local, de común abarrotado. El restaurante muy bien atendido y con precio con muy buena relación con la calidad y el que sirven riojas de crianza a buen precio como vino de la casa.

Y aunque comenzamos con una desengrasante ensalada de jamón, foie y frutos secos, en esta ocasión no podíamos pasar por alto el lugar donde nos encontrábamos y las rabas de calamar, creo que una de las mejores rabas que he comido nunca y los bocartes (anchoas del Cantábrico) rebozados con ligero aroma de limón ocuparon lugar preferente en la mesa. No faltaron por supuesto almejas a la marinera, cocinadas diferentes que en Galicia y un buen chuletón de buey cántabro.

Al finalizar la cena el restaurante tiene un bistro muy apetecible para acabar la noche, "La Moska"con una carta de ginebras de mención y con un "helador" de copas de nitrógeno que hace que los gin tonics, merezcan la pena saber esperarlo. Un lugar para apuntar en la agenda esta taberna del Riojano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario