Páginas vistas en total

lunes, 7 de mayo de 2012

CAMINAMOS POR EL HAMBRE EN AFRICA CON INTERMON OXFAM

Quizás cuando lo propusimos, ni nos imaginábamos el calvario que pasaríamos, pero nos movía la ilusión de colaborar con INTERMON OXFAM en su TRAILWALKER y poder conseguir recaudar fondos para trabajar en sus proyectos africanos. 1.000 kilómetros y una sola ilusión: África, ese era el slogan y a cumplirlo fuimos el equipo de ECOWILDLIFE con el patrocinio de CAREFUSION.

Desde Olot a San Feliu de Guixols por el camino del viejo carrilet de montaña, 100 km con más de 1.000 personas ilusionadas en conseguir el reto, bueno, unos más que otros, por que hay una serie de equipos que solo van a ganar la prueba y otros cuantos, que solo quieren añadir una prueba más en su currículum aunque sea haciendo trampas, pero eso era lo de menos, lo de más han sido las 23 horas y 37 minutos que nos mantuvimos en carrera y que sufrimos como nunca lo habíamos hecho antes. A veces con el reniego del esfuerzo, otras muchas con el sentimiento de que no servía para nada ese esfuerzo pero las más, con la ilusión del saber que podríamos conseguir un hecho histórico para todos nosotros y sobre todo, demostrar que a veces con la ilusión se consiguen muchas más cosas que con el tesón o el simple esfuerzo.

Cuatro salimos de Olot, el Eudald, el Jofre, la Pili y yo y probablemente, cada uno de nosotros con una preparación y una mentalidad diferente. El Jofre y el Eduald querían cumplir un horario ilusionante y la Pili se conformaba con cumplir el reto, yo solo quería apoyar a los mios hasta donde pudiera e intentar estar hasta el final por las decenas de amigos que nos habían ayudado y nos habían financiando la aventura. Y fuimos cumpliendo con la ilusión de quien sabe que esta bien hecho lo que hace. 30 kms iniciales durísimos que minan las fuerzas y donde me doy cuenta que no acabaré con los pies, acabaré con el corazón y con la ilusión que me ha traido hasta aquí. Dejo de andar en el 40 ya que mi cuerpo dice basta tras una pájara monumental y comienzo la labor de apoyo al resto.

La parada en Gerona es brutal, el equipo llega destrozado por el esfuerzo y sin fuerzas. Eudald abandona y Jofre se lo plantea pero la Pili aguanta y arrastra al resto. Y aquí comienza una nueva carrera. La carrera Ecowildlife, la de que llegaremos para dar las gracias a todos. La Pili y el Jofre caminando y yo llevando consuelo e ilusión, primero al Eudald al que trasladamos a Barcelona y después interceptando al equipo por el camino para alargarles el ánimo y en ese camino disfrutando de la carrera, de las buenas gentes que han venido a cumplir un sueño. Como la pareja que abrazados en el coche soñaban con ir a África algún día o lo sevillanos que corrían por hermanad dos aficiones de fútbol o simplemente, por las familias que esperaban a su padres y hermanos para darles un abrazo o la mujer que presumía del valor de su marido en cada control y se lo comía a besos.

La llegada fue brutal entre aplausos y olés y con el equipo destrozado, casi llorando pero con la felicidad de haber cumplido un reto y un sueño que, seguramente, jamas olvidáremos. no sabemos cuantos, pero hoy miles de niños en Etiopia tieneN decenas de amigos que, como vosotros, les han ayudado a ser más felices. Gracias a todos los que hicisteis posible este sueño PORQUE EN TODO MOMENTO SENTIMOS QUE NUNCA ESTUVIMOS CAMINANDO SOLOS. Teneis todas las fotos en un album de Ecowidllife

No hay comentarios:

Publicar un comentario