Páginas vistas en total

jueves, 15 de agosto de 2013

ESCAPADA A LA BIODIVERSIDAD DE ANDALUCIA (II): LA ESTRELLA DE LAS NIEVES Y SU LOCURA DE AMOR


La ascensión a Sierra Nevada así como otros artículos de esta bellísima montaña y parque nacional, os la dejo en dos enlaces eneste blog y en Wikiloc para los más andarines, en esta nueva escapada me detendré más en detalles para los que subís a la sierra, ejemplares de seres vivos que nos os debéis perder.

Y uno de ellos es la Estrella de las Nieves (Plantago nivalis). Es el auténtico símbolo de Sierra Nevada. Exclusiva de estas cumbres, tiene, junto al edelweis, la leyenda de ser la flor del amor eterno. Está perfectamente adaptadas a estas cumbres donde habita, a saber: sus hojas retienen agua y el recubrimiento de pelos las protegen de las bajas temperaturas y evitan la evaporación. Así mismo crecen muy pegadas al suelo para protegerse de los fuertes vientos que azotan las altas cumbres. Crece por encima de los 2.000 metros de altitud y en los bordes de borreguiles o pastizales nevadenses. Es un bioindicador de los pisos oro y crioromediterráneo. Esta la puedes encontrar en la cumbre del Veleta, justo antes de hoyar el indicador de altura.

Los enamorados las regalaban para demostrar que su amor no se secará nunca, como las hojas de la estrella. Es una especie protegida que no puede ser recolectada. Crece en los bordes de los borreguiles, es difícil verla en flor ya que esto ocurre durante un período muy breve. Aunque tiene un aspecto general de flor, en realidad lo que vemos son las hojas. Como muestra de ese amor os dejo un fragmento de la leyenda de los enamorados y la flor de las nieves ( en este caso el Edelweis):


“Cuenta la leyenda, que una noche, una de las estrellas de las que relucen en el cielo le lloró a la luna y le declaró que sentía envidia de todo aquello que vivía en la tierra y que deseaba abandonar el firmamento para convertirse en una flor. La luna sintiéndose despechada decidió vengarse enviándola al primer pico más alejado de la tierra que en ese momento divisó, eligiendo el Dufourspitze, la enorme montaña que custodia nuestro pueblo. Allí, la estrella, bañada por la nieve se transformó en una hermosísima flor de pétalos blancos, que siempre estaría sola en lo alto de la montaña. Es la llamada flor de las nieves”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario