Páginas vistas en total

miércoles, 30 de julio de 2014

VIAJE ETNOGRÁFICO Y DE NATURALEZA A SRI LANKA(I)


Desde tiempos inmemoriales, la isla de Ceilán se asoció con el paraíso terrenal. Para los marineros árabes era Serendib, en alusión a un placentero estado de ánimo que te embriaga cuando vives en ella. Los ingleses se enamoraron de sus verdes colinas, que les trasladaban a Devon, y construyeron casas de piedra de estilo Tudor en sus infinitos campos de té. Para los escritores, aventureros y viajeros románticos que llegaban a sus costas era un sueño oriental de pecaminosas especias, vegetación tropical, zafiros del tamaño de un huevo, reyes enjoyados, palacios de ensueño y kilómetros de playas desiertas. 

La isla fue conocida en la Antigüedad como «Lanka», «Lankadvīpa», «Simoundou», «Taprobane», «Serendib» y «Selan», llegando a ser denominada popularmente como la «isla de los mil nombres». Durante su colonización inglesa, la isla tomó el nombre de «Ceilán», que se siguió utilizando posteriormente. Su particular forma y su cercanía a la India hicieron que se la llame la «Lágrima de la India» y así es como se la 
sigue conociendo.


Sri Lanka es un país en el que reina la tranquilidad, que es la principal característica de sus habitantes. Después de 26 años de lucha entre el gobierno cingalés y la guerrilla tamil separatista, las aguas volvieron a su cauce en 2002 y hoy el país vive de esa tranquilidad añorada y ganada.

Comenzamos hoy una escapada etnográfica y de naturaleza a Sri Lanka que podéis ir siguiendo en este blog y contemplando las más bellas imágenes desde este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario