Páginas vistas en total

miércoles, 26 de noviembre de 2014

NAVARRA: SELVA DE IRATI EN OTOÑO¡¡INCREIBLE¡¡¡

Ha sido un buen fin de semana acompañado de amigos en Navarra, buena gastronomía, buena charla y como no, buenos paseos y en este otoño no podía faltar la Selva de Irati, eso si, mis amigos como guías turísticos la verdad dejan mucho que desear, son más bien guías gastronómicos.

Pero sea como fuere acabamos en Irati, el denominado segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa, después de la Selva Negra de Alemania. 17.000 hectáreas de denso bosque que, como el de Garajonay en La Gomera, recibe el apelativo de "selva" y que se encuentra en la cabecera de los pirenaicos valles de Aezkoa y Salazar. Un lugar increible para el encuentro con la naturaleza. Y alla nos fuimos con Ecowildlife.



Es otoño y aunque ya se apagó el bramar de los ciervos, la vista se cansa de recorrer este tesoro natural de un alto valor ecológico. En Irati  conviven distintas figuras de protección como las reservas naturales de Mendilatz y Tristuibartea y la reserva integral de Lizardoia. En verano tupidos y verdes hayedos, rubios pastizales, abetos infinitos y múltilples chorreras de aguas frescas, se transforman en ocres, rojos  y dorados con esta nueva estación.

Hay dos accesos para adentrarse en la Selva de Irati: por su costado occidental desde Orbaizeta y por el oriental desde Ochagavía, donde se encuentra además el Centro de Interpretación, un buen punto de partida para informarse de este enclave y su entorno. No se pierdan como mis amigos, por Ochagavía hasta arriba y a caminar hasta llegar al pantano pero lo mejor, piquen el enlace del centro de interpretación y allá tienen toda la información de los más de 15 senderos que recorren esta reserva natural.

Nos paramos a contemplar una de esas chorreras de agua mientras comíamos un pote-pincho, figura que sustituye al bocata de  toda la vida en jerga navarril. La cámara repiquetea sobre los colores mientras observamos hongos y setas por doquier, tan queridas y que hayan sido motivo de control, dicen los navarros que los guipuzcoanos arrasan con ellas y con el bosque entero cada domingo.

Es época de veda de caza menor y se escuchan las escopetas y eso el bosque lo nota, apenas hay ruidos aunque es posible encontrarse en estas alturas aves, como reyezuelos, pinzones, petirrojos, pito negros o dorsiblancos y mamíferos  como zorros, jabalís, martas y corzos. Nosotros solo vimos algún agateador y carboneros.
A pesar de que las actividades forestales se han llevado a cabo de forma controlada y que algunos parajes se conservan prácticamente en su estado primitivo, el bosque se ha ido transformando. En el hayedo podemos sorprender algún árbol de madera o de fruta como el avellano, los olmos, los arces, y como no el boj, el enebro  y en las rastreras podemos distinguir muchos líquenes y musgos y cantidad inusitada de helechos. El conjunto una maravilla natural como podéis apreciar por las fotografias.

Al finalizar nuestra caminata, regamos nuestra comida de pochas y carnes de la zona con nobles vinos navarros y patxaran los que no conducían. Regresaremos a Irati pero hoy os dejo con este bello reportaje de un hermoso otoño que nos ha regalado este 2014.

Para 2015 hemos previsto una salida con el Club Ecowildlife que teneis colgada en este enlace.

4 comentarios:

  1. Que conste que fue el de la izquierda el que propuso ir a la zona de la Virgen de las Nieves. El de la derecha tenía previsto ir a la zona de Orbaitzeta y embalse de Irabia.
    La próxima vez no podrás decir que los guías eran mediocres, aunque si te soy sincero, a mi lo que me importa, cuando voy al monte o cualquier sitio de naturaleza, es llevar buen queso, buen vino y tener un sitio típico con comida casera y buen patxarán. jajajajajajjajajaja

    ResponderEliminar
  2. jajaj pero si del vino y el queso no me quejo que ya ves llevo tres días de régimen jajja, lo que me quejo es de las ardillas que se comieron el bosque jajja, menudos guías

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Suerte que tienen los navarros, menos mal que les encanta compartir y lo podemoa disfrutar todos, gracias observadora

      Eliminar