Páginas vistas en total

viernes, 22 de mayo de 2015

LA RIOJA (II). CALAHORRA Y LA VERDURA

En esta ciudad de interior nació el patricio Marco Fabio Quintiliano, autor de la Institutio Oratoria, tratado de retórica y pedagogía considerado como un manual para la educación de los romanos.

En la ciudad es de obligada visita la Catedral de Calahorra, más importante como elemento religioso que la de Logroño. La catedral se construye tras el martirio de los legionarios romanos Emeterio y Celedonio, decapitados según la tradición, hacia el año 300 en el lugar que hoy la vemos. La veneración por este martirio explica su emplazamiento, a extramuros de la ciudad, en su parte baja y a orillas del río Cidacos y de las que cabe destacar la torre y la a portada principal, realizada entre 1680 y 1700 . La otra portada, la de San Jerónimo, rompe la austeridad decorativa y se erige más hermosa, mezclándose en ella los estilos gótico y renacentista. En el interior sobresale el altar de San Pedro de estilo plateresco en 1524 y realizado en alabastro. Junto a la catedral se alza el Palacio Episcopal y ya dentro de la ciudad, no deben dejar de ver la Iglesia de Santiago, de estilo neoclásica, el Humilladero o Crucero que se erigió en memoria de los peregrinos que utilizaban la antigua calzada romana desde el Mediterráneo a Compostela, la Iglesia de San Francisco con una hermosa fachada barroca o la portada gótica de la Iglesia de San Andrés.

En las afueras de Calahorra comienza la Vía verde del Cidacos que discurre por el antiguo ferrocarril de vía estrecha que dejó de funcionar en la década de los años 60 y fue rescatada como camino natural en el año 1997. El ferrocarril o “trenillo” como se conocía popularmente se utilizaba para el trasporte de mercancías y de pasajeros estuvo funcionando hasta 1966. Recorre el valle del río Cidacos durante 30 kilómetros y atraviesa desde bosques de ribera hasta cortados rocosos de los que los buitres han hecho su hogar. Atraviesa, además, distintos enclaves de interés etnográfico, monumental y cultural.

La verdura se erige como gran centro de atención durante la última semana de Abril, ya que Calahorra acoge la Semana de la Verdura. Toda la población trabaja para mantener el protagonismo de una verdura de la más alta calidad y la convierte en centro de una fiesta que reúne a miles de visitantes cada primavera. Calahorra permite recuperar los sabores del auténtico fruto de la tierra e instala además un mercado donde los agricultores ponen a disposición de los visitantes sus productos. Los restaurantes se unen al evento cocinando los mejores paltos de su repertorio con la verdura como protagonista. Así que ya saben anotenlo en sus agendas y no se lo pierdan para el próximo año


1 comentario:

  1. muy interesante Jose Luis, de momento solo me he leido esta publicación pero me tengo que leer las demás.

    Yo te recomiendo también que visites la página de la Asociación de Casas Rurales de La Rioja http://www.ascarioja.com porque en la parte de lugares de interes también puedes encontrar mucha información de La Rioja.

    Ahora hay un concurso para ganar 2 noches en una casa rural de La Rioja.

    ResponderEliminar