Páginas vistas en total

miércoles, 20 de mayo de 2015

LA RIOJA: SANTO DOMINGO DE LA CALZADA

Ligado al Camino de Santiago desde sus orígenes en el siglo XI Santo Domingo de la Calzada será la referencia para iniciar esta ruta. Levantada a orillas del río Oja y a los pues de la Sierra de la Demanda es una encrucijada de caminos entres las tierras del norte de España.


Calzada significa sendero o camino. Santo Domingo, fue un pastor riojano que se educó en el monasterio de Valvanera y solicitó entrar en el famoso monasterio de San Milán de la Cogolla. Tras serle rechazada la petición, se ordenó sacerdote y más tarde se retiro al río Oja para llevar vida de ermitaño y asistir a los peregrinos que iban hacia Compostela. El apodo "de la Calzada" le fue impuesto por la labor que desempeñaba de mantener y mejorar la vieja calzada romana que pasaba entre Nájera y Redecilla del Camino para facilitar el paso de los peregrinos que iban a Santiago de Compostela. El "burgo" de Santo Domingo de la Calzada empezó como unas pocas casas construidas en torno a la ermita del santo durante su vida. Al morir Domingo en 1109, la población ya había crecido muchísimo.

El recorrido de la ciudad se iniciará en La Plaza de España. En torno a este gran espacio que dejaron las murallas en su construcción, se han levantado con el tiempo numerosos edificios singulares que le confieren una monumentalidad muy interesante. El Ayuntamiento fui construido en periodo barroco, siglo XVIII, sus nueve arcos añaden bastante señorío a la plaza. En el lado noroeste de la plaza se alzan los Palacios Episcopales del siglo XV y muy cerca de la Catedral con la cual se completa la trilogía monumental de la plaza sin olvidar que al otro lado de la misma, se alzan también los edificios monumentales de la Alhóndiga Municipal y Pósito de Grano, el Corregimiento de La Rioja y la Cárcel Real ya en desuso pero que durante mucho tiempo ha sido usada como juzgado de paz.

Como curiosidad, el milagro más famoso que se relata del santo es la célebre historia de una familia alemana que caminaba hacia Santiago de Compostela. Se alojaron en un mesón de la ciudad donde la moza de la casa sintió una fuerte atracción por el hijo de la familia, el joven resistió los avances de la moza y ésta, humillada y rencorosa, escondió un vaso de plata en el zurrón del peregrino. Al joven se le acusó de haberle robado el vaso.

Los oficiales de la ciudad le prendieron y ahorcaron, sus padres descubrieron que su hijo seguía vivo en la horca, milagrosamente sostenido y protegido por Santo Domingo. Fueron a decírselo al juez del pueblo, que en aquel momento estaba en la mesa a punto de comer un plato de pollo. Al oír lo que le afirmaban los padres, replicó con ironía: "Esta historia es tan verdadera como que este gallo y esta gallina van a levantarse del plato y cantar." Así lo hicieron las aves, ante el asombro de todos.

2 comentarios:

  1. Vaya cuento.
    Como en otros sitios, para atraer peregrinos, se inventaban reliquias de santos. Así lograban que la gente acudiera a su pueblo y parroquia.
    Aquí en Santo Domingo de la Calzada y para atraer a los peregrinos que iban a Santiago, en lugar de inventarse una reliquia, se inventaron este cuento. El cual es plagio de otro cuento de Italia con los mismos propósitos. Aunque en lugar de que las aves saltaran del plato y se pusieran a cantar y cacarear alegremente, al corregidor le entró un apretón y en lugar de defecar, puso un huevo. jajajaja

    ResponderEliminar
  2. querido navarro, normal que al pueblo llano le gusten los cuentos, la vida esta llena de cuentos que seguimos, el mismo Jesuscristo se paso la vida contando cuentos para que le siguieran, el pueblo es asi, si no ya veras el domingo a ver que cuento votamos esta vez

    ResponderEliminar