Páginas vistas en total

sábado, 15 de octubre de 2016

SUDAFRICA:EL MÍTICO CABO DE BUENA ESPERANZA

El mítico cabo de Buena Esperanza y sus corrientes cuando chocan 

Bartolomé Díaz, un experto navegante portugués, fue el primero  que dobló el cabo de Buena Esperanza, el lugar más al suroese del continente africano y lugar mítico para todo buen viajero y mejor explorador. Con ello, logró preparar la definitiva expedición de Vasco da Gama, que cruzando el famos cabo, lograría llegar hasta la India y supondría la apertura de una nueva ruta comercial entre Europa y Asia. Bartolomeu Dias realizo ese viaje bordeando las costas africana por encargo de Juan II, en busca del mítico Preste Juan en Etiopía y de otras noticias traídas por anteriores expediciones portuguesas; sin lograr aquellos objetivos, el viaje recorrió la costa occidental de África hasta doblar el cabo de Buena Esperanza, que llamó «Cabo de las Tormentas» por haberle asaltado allí una terrible mareada cuando el portugués y su tripulación se aprestaban a cruzarlo. Dias, sin darse cuenta de ello, había descubierto el paso marítimo entre el océano Atlántico y el Indico por el sur de África.  La leyenda nos cuenta que Días ni se entero de haberlo cruzado y que no fue hasta su regreso a Portugal, el 3 de febrero de 1488 cuando amarró en la bahía a la que puso el nombre de bahía dos Vaqueiros.  En el viaje de vuelta, Dias avistó el cabo de Buena Esperanza, con lo que se convenció de que había logrado superar el extremo sur de África. Con esta satisfacción regresó a Portugal, arribando a Lisboa en diciembre de 1488.

El Atlántico en la bahia dos Vaqueiros donde fondeó Bartomeu Diaz

Hoy casi 5 millones de personas llegan cada año para hacerse el selfie más al noroeste del continente africano, muchos de ellos no saben ni tan siquiera quién fue el mítico navegante, nosotros rendimos homenaje al navegante cada vez que pasamos por aquí. Hoy el día nos pillo despejado y casi sin oleaje, pero tantas y tantas veces que hemos visto la bravura de este mar, sus olas míticas, sus sargazos que se enredan en las redes de los pescadores y los motores de los navegantes y sus corrientes que afectan al ánimo del más valiente de los grumete. Muchos de los que pasan no saben tampoco que no es aquí donde se juntan los dos mares, el frío Atlántico con el suave y caliente Indico, que es el Cabo de Agulles del que hablamos hace unos días. Espero con este post haberos ayudado a conocer el Cabo y sus historias. Os dejo más fotografías en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario